Archivo de la etiqueta: us open

Djokovic es Campeón del U.S. Open

Novak Djokovic hizo válida su condición de favorito al vencer a Juan Martín del Potro en tres sets para ganar el Abierto de los Estados Unidos. Un partido que por tres horas y quince minutos tuvo a miles de personas atentas a lo que sucedió en el Arthur Ashe.

Djokovic sólo necesito 35 minutos para ganar el primer parcial. Fue en el segundo cuándo Del Potro empezó a mostrar los argumentos que lo habían llevado a la final. Para “Delpo”, la motivación de volver a la final del U.S. Open nueve años después le daba vida.

Nole quería capitalizar el año de su regreso con un segundo título de Grand Slam tras haber conquistado Wimbledon hace apenas un par de meses. Ahora en Nueva York, tendría que vencer a la Torre de Tandil para llegar al número tres del ranking mundial.

A pesar de que se puso 3-1 arriba en el segundo set, Del Potro respondío con un quiebre y con su servicio se volvió a poner arriba. Para empatar 4-4, el serbio necesitó de un juego de 19 minutos que parecía eterno.

Dicho set se fue a definir en tiebreak. Entre ambos, se han disputado ocho tiebreaks y cada uno había ganado cuatro hasta el día de hoy. El de esta noche se lo llevó Djokovic que cerró el set con el puño en alto tras 95 minutos que duró el parcial.

La batalla de ese último set había dejado a ambos jugadores claramente desgastados. Al argentino más que al serbio. A partir de ese momento, para Del Potro había varias estadisticas que hacían parecer imposible una voltereta.

Nole núnca había perdido un partido de Grand Slam tras ganar los primeros dos parciales y el argentino rara vez lograba remontar un juego 0-2 en contra. Así que con lo duro que fue el segundo set tanto física y mentalmente, a la batalla aún le quedaba vida.

Del Potro mostró todas sus armas. El martillo que tanto le caracteriza fue utilizado en diversas ocasiones, pero muchas veces encontraba respuestas inesperadas de Djokovic. Un partido en el que ambos trataron de hacer daño desde el fondo, haciendo correr al rival. Rara vez atacaban la red.

En el servicio ambos tenistas estuvieron prácticamente impecables con sólo tres dobles faltas combinadas. 31 winners de Juan Martin y 32 de Djokovic son números que demuestran lo parejo que estuvo el partido.

El set definitivo también se llegó a poner 3-3 y era el momento para que el argentino intentara al menos ganar un parcial. Sin embargo empezaron a llover los errores no forzados y Djokovic tomó ventaja. Fueron 47 para La Torre de Tandil al final del juego.

Djokovic, que se impuso a circunstancias complicadas durante el partido, pudo solventar los baches en los que se llego a encontrar. Asi que con su saque cerró el partido (6-3, 7-6, 6-3) y el campeonato para ganar por tercera vez el Abierto de los Estados Unidos.

Un triunfo que lo lleva a ocupar el tercer lugar del ranking mundial y a sumar 14 títulos de Grand Slam. Del Potro no pudo ante un Djokovic que tuvo respuesta para casi todo. La hegemonia continúa y para el serbio, el camino a ser el número uno del mundo también sigue en pie.

 

 

Naomi Osaka es la Reina del U.S. Open

Con parciales de 6-2 y 6-4, Naomi Osaka venció a Serena Williams y se convirtió en la primer tenista de Japón en ganar el US Open. Una victoria que pocos esperaban ya que a sus 20 años se enfrentaba a la que es considerada la mejor tenista de todos los tiempos.

Sin embargo, su juventud e inexperiencia en una final de Grand Slam no mermó su rendimiento en la cancha de Arthur Ashe. Una cancha abarrotada con más de 23,000 espectadores y la mayoría apoyando a la hermana menor de las Williams.

La japonesa sólo había perdido un solo set en todo el torneo. Eso ocurrió en los octavos de final cuándo enfrentó a Aryna Sabalenka. A la ucraniana Lesia Tsurenko y a la norteamericana Madison Keys las venció en sets corridos para poder llegar a la final.

En la final tenía a su ídolo del otro lado de la red. Alguien a quién Osaka había visto en la tele desde que ella comenzó a jugar tenis. Entre ellas dos hay 16 años de diferencia y esta vez estaba en juego el título del 50 aniversario del US Open. 

En el primer set la ganadora de Indian Wells demostró que no se iba a hacer chiquita ante la gran Serena Williams. Que estaba con las ganas de vencerla una vez más, tal y como lo había hecho en Miami este mismo año, pero ahora en una final de Grand Slam.

Osaka se mandó dos aces y no permitió que Williams le quebrara el saque en el primer parcial. Además, incomodo en demasía a la ganadora de 23 títulos de GS, devolviendo prácticamente cualquier bola que pasaba por encima de la red.

La japonesa aprovechó sus dos oportunidades de quiebre y con eso se fue afianzando del primer parcial. Eso, aunado a los 13 errores no forzados de Serena, le dieron a Osaka el 6-2 a su favor. Osaka no había perdido un partido tras ganar el primer set en el 2018.

Para el inicio del segundo set Serena fue un poco más agresiva y se puso al frente 3-1. El público estaba de su lado pero Naomi no bajó los brazos y respondió empatando el partido a tres juegos por lado. Ahi fue dónde Williams explotó.

Con el 3-3, Serena aventó su raqueta al suelo y eso fue motivo de un segundo “warning”. El siguiente juego inició con un 0-15 a favor de Naomi. Los reclamos hacia el juez de silla le hicieron perder un juego que le dieron de forma automática a Osaka.

Serena núnca se tranquilizó pero logró salvar un juego con su servicio. Sin embargo Naomi Osaka, número 19 del mundo hasta el momento, cerró el partido y el campeonato con su saque. En 80 minutos se convirtió en la nueva reina del US Open.

Williams no saludó al juez de silla al final del partido y se quedó a un título de igualar a la australiana Margaret Court como las tenistas con más títulos de Grand Slam. Osaka es a sus 20 años de edad una campeona de Grand Slam y una estrella del tenis mundial.

Nuevos Reyes del US Open

Acabó el U.S. Open con grandes sorpresas y dos nuevas caras que entran al selecto grupo de campeones de este prestigiado torneo y último Grand Slam del año. Angelique Kerber y Stanislas Wawrinka fueron contra muchos pronosticos para poderse proclamar campeones.

Los Panoramas

Fueron dos semanas de muy buen tenis en las canchas del Flushing Meadows Park que culminaron este 11 de Septiembre, una fecha triste en la historia de la Ciudad de Nueva York por los atentados al World Trade Center hace 15 años. Para los tenistas que lo ganaron, su día más feliz del año.

La ausencia de Roger Federer en el cuadro masculino era de las que más llamaban la atención. El regreso de Del Potro como Wild Card al torneo en el que se coronó campeón en el 2009 fue uno de los grandes aciertos del cómite organizador. El ganador de la medalla de plata en Río 2016 se mostró en un muy buen nivel y fue dejando a grandes rivales en el camino, hasta toparse con Stanislas Wawrinka en Cuartos de Final y ahí quedar fuera.

En el cuadro femenil, Monica Puig llegaba como la flamante ganadora de la medalla de oro en Río 2016 al ganarle la final a Angelique Kerber. Su experiencia en el US Open 2016 duró solamente dos sets al caer contra Saisai Zheng de China en la primera ronda. Serena Williams llegó como la favorita para cerrar el año con otro título más pero terminó quedandose corta.

Las Sorpresas

Durante el torneo, una de las grandes sorpresas fue que Rafael Nadal, dos veces campeón de este certamen y ex-número uno del mundo (ahora #5) no llegó a la segunda semana del torneo. Su partido conta Lucas Pouille, 22, de Francia (#25) fue posiblemente el mejor del US Open. Fueron cuatro horas y seis minutos de muy buen tenis dónde nadie daba ventajas y al final el francés se llevó la victoria con parciales de 6-1, 2-6, 6-4, 3-6, 7-6 (8-6).

Kei Nishikori dió otra buena exhibición de tenis. El japonés que entrena en Sarasota, Florida, en las canchas IMG Academy, dejo fuera a Andy Murray en cuartos de final, lo que lo hizo un fuerte contendiente para llegar a la final pero se le acabó el gas ante Stan.

Serena Williams iba prácticamente caminando rumbo a su título número 20 de Grand Slam. En cuartos de final llegó a su victoria 309 en torneos grandes, lo cual es un nuevo récord, superando las 306 victorias que hasta el momento tiene Roger Federer. La menor de las Williams había ganado cada set hasta de sus primeros cuatro juegos, ante Simona Halep lo tuvo que resolver en tres sets.  Una jóven promesa llamada Karolina Pliskova que la eliminó en la antesala de la Gran Final en 85 minutos.

Las Finales

Así, el sábado se presentaron en la cancha del renovado Arthur Ashe Stadium las finalistas de la rama femenil. Por un lado, Angelique Kerber llegaba a su tercera final de Grand Slam en el año y de haber perdido el partido por el oro en Río 2016. Sin embargo, pasara lo que pasara, al final del partido le arrebataría el trono a Serena como número uno del mundo, uno que la norteamericana mantuvo por 186 semanas.

Bajo la mirada de 20,000 aficionados fue Pliskova quien intentaba hacerle la maldad a Kerber. La alemana se llevó el primer set 6-3, pero la checa respondió con un 6-4 en el segundo y un fuerte inicio en el tercero. Cuando parecía que Kerber no lograba regresar al partido, su madurez la ayudó para retomar el control y ganar el tercer set (6-4) y el segundo Grand Slam del año y su carrera (Abierto Australiano fue el primero).

Desde que Steffi Graff había sido nombrada número uno del mundo hace 28 años que ninguna otra alemana ocupaba ese puesto. La jugadora con raices alemanas y polacas se convierte en apenas la vigesimo segunda jugadora en llegar a lo más alto de la Womens Tennis Association (WTA) y el número uno lo estrenará a partir de este lunes 12 de septiembre.

Por el lado de los hombres el gran favorito era sin duda Novak Djokovic de Serbia. Por diversos motivos, el mejor tenista de la actualidad solo había necesitado jugar cuatro sets completos para llegar a la cuarta ronda del torneo. La falta de juego no pareció afectarle y ganando once sets en seis partidos el serbio se instaló en la final.

Wawrinka tuvo un camino más largo y complicado para llegar con vida al último día de competencia, pero si mostró estar en un muy buen nivel, dejando en el camino a Nishikori y al favorito de muchos, Juan Martin del Potro “La Torre de Tandil”. El número tres en la clasificación de la ATP solo perdió cinco sets de antes de 23 jugados antes de la final.

Con miles de reflectores viendo y su lugar en la historia del US Open en juego, Wawrinka saltó a la cancha. Novak no tardó mucho en carburar y se llevó el primer set 7-6, metiendo cierta presión a su rival. Pero Wawrinka respondió como los grandes y al número uno del mundo lo hizo ver muy mal. El suizo tomó ventaja de dos sets a uno con parciales de 6-4 y 7-5.

El cuarto set terminó siendo el definitivo. Novak empezaba a quejarse de problemas con una uña del pie, tan solo convirtió tres de 17 oportunidades de quiebre y coemtió siete dobles faltas, además de solo poner en juego 51% de sus primeros servicios. Cualquier chispazo de reacción por parte de Nole fue opacado por Wawrinka que en la segunda oportunidad que tuvo de llevarse el punto para campeonato lo sentenció 6-3.

Fueron casi cuatro horas de partido para que Wawrinka se pudiera consagrar como campeón en la final y llevarse su tercer título de Grand Slam. Su nombre ahora estará inmortalizado junto con el de otros grandes como Roger Federer, Pete Sampras, Andre Agassi, Jimmy Connors entre muchos otros.

Fin

Así concluyó una edición más del US Open. El último de los cuatro grandes torneos del año en el mundo del tenis. Un torneo que no defraudó en cuanto a nivel y mucho menos en cuanto a sorpresas. El U.S. Open data de 1881 y se juega en Nueva York desde 1978. Ahora a esperar al 2017, porque del 16 al 27 de enero se jugará el Australian Open.

 

Mexicano Subcampeón en US Open

Muchos sabemos de que la norteamericana Serena Williams levantó su 18vo título de Grand Slam al imponerse en sets corridos (6-3, 6-3) a su rival Caroline Wozniacki. Muchos sabemos que hoy Kei Nishikori de Japón se enfrentará a Marin Cilic de Croacia en la final varonil del último Grand Slam del año. Pero pocos sabemos que hace unos días un mexicano buscó la gloria en las canchas de Flushing Meadows de Nueva York en la cancha Arthur Ashe.

Santiago Gonzalez es uno de los mejores jugadores de dobles en la actualidad. Su presencia en las finales ha ido incrementando año con año y hoy ocupa la posición número 39 del ranking mundial. A la fecha tiene nueve títulos como profesional incluyendo uno donde yo lo vi jugar (Irving Tennis Classic).

Santiago es un jugador muy serio, el no busca que las cámaras lo sigan y es de pocas palabras cuando lo entrevistas. En la cancha es un hombre muy competitivo que no da una sola bola por perdida. Se sabe comunicar bien con sus parejas, y por lo regular arma buen equipo con quien sea.

 

A sus 31 años ha jugado en 20 torneos de Grand Slam y aunque no ha ganada uno solo, el viernes 5 de septiembre estuvo a un paso de conseguir el tan ansiado título de uno de los cuatro torneos más importantes en el tour de la ATP.

Jugando de pareja con la norteamericana Abigail Spears, acariciaron la gloria teniendo como rivales a Bruno Soares (BRA) y a Sania Mirza (IND). Tras perder el primer set (1-6), se repusieron para ganar el segundo (6-2) y obligar a un tie-break para determinar el ganador.

Un desenlace bastante parejo con una doble falta por bando, 70% de efectividad en el primer servicio y cuatro errores no forzados de cada lado de la red.

Aquí el mejor a 10 puntos ganaba. Gonzalez y su pareja alargaron el juego cuando ya todo parecía perdido al ir abajo 4-9. Cinco puntos en bandeja apuntaban a que la voltereta histórica se podía dar. Desafortunadamente un revés mal colocado de Spears le dio la victoria a Soares y Mirza (11-9). Un golpe letal para el mexicano en sus aspiraciones de ganar un grand slam este año.

En el 2013 el oriundo de Córdoba, Veracruz, México llegó a colocarse en la posición 23 del ranking mundial. Es sin duda de los mejores mexicanos de la historia en el deporte blanco.Se convirtió en profesional en el 2001 y desde entonces ha tenido una carrera con pocos altibajos.

El 2013 sin duda ha sido su mejor año, y Scott Lipsky, su pareja más confiable con quien ha conquistado cinco de sus nueve títulos. Esto, viendo el vaso medio lleno, es el indicio de que la carrera como tenista profesional de Santiago González más tarde que temprano contará con un título de Grand Slam en su palmarés.