Archivo de la etiqueta: santiago bernabeu

¡Núnca Dejes de Creer!

Hoy más que nunca, me considero alguien extremadamente afortunado. Hoy tengo bien claro hasta dónde te pueden llevar los fracasos si nunca dejas de creer. La convicción, la disciplina, y hasta la terquedad me pusieron el sábado pasado en el Santiago Bernabéu.

No me gusta hablar de mis logros como algo único, pues se que no lo son. Hablo de ellos para que quienes me siguen, sepan que hay luz al final del túnel. No digo que ya estoy en plena luz, pero que cada paso me lleva más cerca a la persona que quiero ser.

Desde que dejé Telemundo en el verano del 2014, nada me tenía preparado para lo que venía. Días, semanas, meses y hasta tres años buscando un trabajo fijo parecían ser un camino que visto desde cualquier ángulo me llevaría al fracaso. Una por una fui tocando puertas y una por una vi cómo se cerraban frente a mis ojos.

Sabía que no había pasado seis años viviendo fuera de México en vano. Yo entendía muy bien lo que quería y que no me saldría del mundo de la comunicación. A veces sientes que estás pegando patadas de ahogado y que darse por vencido es la mejor opción.

De junio del 2014 a octubre del 2017 mi vida fue una auténtica montaña rusa. Al principio eran puras bajadas y con el paso del tiempo eran más los puntos altos que los golpes bajos. No dejo de pensar en quienes me cambiaron por alguna reina de belleza, en quienes me ignoraron por falta de influencias y quienes no devolvían las llamadas.

A pesar de todo ello, siempre he tenido muy claro quien quiero ser y hasta dónde quiero llegar. No estoy ahí, pero cada día me veo más cerca. He trabajado innumerables horas sin recibir un solo peso a cambio. Me he desvelado varios días para perfeccionar lo que hago. Veo las noticias analizando todo lo que se hace para seguir aprendiendo.

Muchas noches me acuesto cuestionando si llegaré a cumplir mis objetivos, pero este sábado pasado a la hora la respuesta estaba muy clara. Hoy se que sí mientras nunca deje de creer.

Vivir la experiencia de trabajar como reportero en el Santiago Bernabéu era un sueño desde que veía la tele sin saber cómo cambiar de canal. Ver los partidos del Real Madrid con las voces de Luis Omar Tapia, Fernando Palomo y compañía era algo anhelado cada fin de semana. Con Roberto Carlos, Ronaldo y Raúl en cancha, el sueño era muy claro.

El jueves 8 de febrero recibí la noticia de que se había aprobado la solicitud para cubrir el Real Madrid vs. Real Sociedad. En ese momento no sabía la magnitud de lo que se venía, pero conforme pasaron las horas me fui dando cuenta.

Muchas veces había pasado por la puerta de acreditaciones pensando en cuándo sería la vez que yo entraría al estadio por esa puerta. Por fin ese día tenía fecha y hora. Las 18:45 del 10 de febero del 2018. Gracias a Fut Mex Nation por confiar en mi para este trabajo.

Se suponía que el mexicano Hector Moreno debutaría con la Real Sociedad en este partido. El enfoque de mi trabajo estaba en su posible debut con su nuevo equipo en el estadio más importante de La Liga. Durante la semana en la prensa lo daban por hecho.

El trabajo empezó en el hotel de concentración. Ahí se habían reunido aficionados del cuadro donostiarra a la espera de sus ídolos. Les fui preguntando que esperaban del mexicano y que extrañaban de Carlos Vela.

Una vez que el equipo salió del hotel, con Moreno en el camión, mi siguiente parada era el estadio. La sensación de llegar al Santiago Bernabéu sabiendo que no sería un día normal era emocionante. Lo primero fue ir por la bendita acreditación, y ya en mis manos el sueño era real. En es momento me di cuenta al 100% de lo que venía.

Antes de entrar al estadio seguí buscando personas a las afueras del estadio que venían con la ilusión de ver ganar al equipo visitante. En un mar de aficionados blancos, me ingeníe para encontrarlas y una vez acabado eso ya pude dirigirme al palco de prensa.

Gracias a Dios he tenido la oportunidad de estar en varios estadios, pero lo que uno siente en este, no se compara con ninguno. Vacio o lleno, este estadio es diferente. Al pasar el filtro de seguridad, con el uso de una escalera eléctrica llegué al palco. Me dieron las instrucciones para llegar a mi lugar y en cuánto me senté no podía imaginar dónde estaba.

Para dónde volteara había reporteros de todo el mundo, hablando en varios idiomas, centrando su atención en un rectángulo verde. El estadio casi repleto de gente y los jugadores acabando su calentamiento. Reporteros de gran nivel por todos lados.

La única mala noticia del día fue que Hector Moreno no fue llamado ni para la banca. Eso me cambió los planes pero me permitió disfrutar más el partido. Al medio tiempo me encontré a figuras como Roberto Carlos y Tomas Roncero. Me hubiera gustado pedirles un autógrafo ó algo, pero en ese sector del estadio no esta permitido ni celebrar los goles.

Durante el segundo tiempo acabé mi reseña del partido, pero realmente no quería que el juego se acabara. Mi felicidad aumentaba a cada minuto del partido. El juego acabó 5-2 a favor del Madrid, pero mi trabajo seguía. En la sala de prensa tome un buen lugar para la conferencia de prensa de mi vida.

Primero Eusebio Sacristán, entrenador de la Real Sociedad salió a escena. Yo, con una pregunta sencilla, terminé por darle material a cientos de medios alrededor del mundo. ¿Por qué no alinear a Hector Moreno? Si llegan a leer algo al respecto, yo se lo pregunté. Después salió mi idolo de toda la vida, Zinedine Zidane. A el solo lo vi con ojos de amor.

En la zona mixta esperé que salieran ya sea Keylor Navas ó por pura casualidad Hector Moreno pero sin suerte. Cerca de la media noche, mi trabajo en la Casa Blanca estaba terminado. Fueron las mejores seis horas de mi estadía en España y de mi carrera como periodista sin duda las mejores.

Así que doy gracias a todos los que me negaron el acceso. A todos los que no me dieron una oportunidad de demostrar lo que puedo hacer, a los que no me contestaron la llamada. Gracias a ustedes el sábado pude vivir un sueño más.

Más que agradecido con ellos, estoy en deuda con todos los que me han apoyado moralmente. Los que no me dejan caer, los que siempre ven lo bueno en lo que hago, los que confían en lo que digo y creen en lo que termino haciendo. Sin ustedes no habría vivido lo que viví.

Las cosas pasan por algo, me lo dijo mi madre y me lo ha dicho mucha gente. Echale ganas, me lo dijo mi padre y me lo dijeron varios más. Te queremos, me lo dijeron mis hermanas y no fueron las únicas. Hoy si creo que las cosas pasan por algo y por algo estoy aquí.

Así que si estas leyendo esto, te pido una cosa. Una cosa que te acercará a tus sueños y que te costará sudor y lagrimas en el camino. Un camino lleno de obstáculos pero también con satisfacciones. A tí sólo te pido una cosa. Al igual que yo; ¡Núnca dejes de creer!

Barcelona Frena al Madrid en el Bernabéu

El Real Madrid despidió el 2017 prácticamente diciéndole adios a las posibilidades de defender su título de La Liga en una derrota de 0-3 ante el Barcelona en El Clásico. Ernesto Valverde y sus muchachos consiguieron la tercera victoria consecutiva en territorio blanco sin tener que emplearse a fondo.

El Real Madrid buscaba acortar distancias con el líder de la competencia que antes del silbatazo inicial tenía 42 puntos en 16 partidos. Los de casa venían de ganar el Mundial de Clubes y de recuperar a Gareth Bale por primera vez en casi tres meses para La Liga.

El Real Madrid no fue con la BBC de inicio, dándole cabida a Mateo Kovacic en el once inicial en lugar del galés. Los primeros minutos fueron merengues y se llegaron a crear varias oportunidades de peligro. Cristiano Ronaldo anotó en el primer minuto de partido pero su gol fue anulado por un fuera de lugar. Benzema tuvo sus oportunidades para abrir el marcador pero la puntería no estaba con él.

Del otro lado del campo el portero Keylor Navas se fue convirtiendo en figura durante sus pocas pero atinadas intervenciones. Lionel Messi, Paulinho y Luis Suárez fueron frenados por el portero tico para acabar los primeros 45 minutos sin gol.

La mejor ofensiva estaba desaparecida ante la tercer mejor defensa del torneo. Sin embargo ya en el complemento Luis Suárez necesitó de nueve minutos para darle la ventaja a su equipo. Una desconcentracion de Luca Modric abrió el campo para los culés.

Casi diez minutos después otro contragolpe del cuadro catalán acabaría en penal y expulsión por mano deliberada de Dani Carbajal. El español se lanzó con la mano para detener un disparo de Paulinho. Lionel Messi cobró con fuerza y puso el 2-0 para su gol número 24 en El Clásico.

El Real Madrid mandó al campo a Gareth Bale y a Marco Asensio para intenar regresar al partido. Al parecer fueron cambios tardíos ya que si hubo reacción, pero el daño anímico ya estaba hecho y por más oportunidades que se crearon, siempre el último toque fallaba.

Se agregaron cuatro minutos pero en vez de ser usados por el Madrid para acortar distancias en el marcador, el Barcelona los usó para ampliar la suya. Un gol de Aleix Vidal en el último minuto del agregado sentenció la goleada del Barcelona.

Con esto, el Real Madrid se queda con 31 puntos en 16 partidos con uno pendiente. El Barcelona llega a 45 unidades y el mismo número de goles en 17 juegos disputados. Ernesto Valverde gana su primer clásico y cierra el año dominando La Liga.

Matemáticamente el Real Madrid sigue vivo en la lucha por la Liga, pero una derrota como la de hoy sin duda pone en riesgo cualquier oportunidad de conseguirlo. Así cierran los equipos el 2017.

El Madrid lo ganó casi todo a excepción de la Copa del Rey y el Barcelona apunta para ser el equipo dominador del 2018 en base a sus resultados del último trimestre. La herida que deja la victoria número 93 del Barcelona en El Clásico difícilmente será sanada por el Real Madrid.

 

Real Madrid vs Barcelona (PREVIA)

El Clásico de La Liga Santander esta a unas horas de empezar y la situación no podía estar más caliente. El Real Madrid y el Barcelona se juegan más que tres puntos en el partido de liga más visto a nivel mundial.

REAL MADRID

El conjunto de Zinedine Zidane va en busca de tres unidades que le ayuden a recortar distancia con el odiado rival. Hasta el momento el Barcelona lidera la competencia con 42 unidades por 31 del Madrid que se encuentra en la cuarta posición.

El cuadro blanco realizó la noche de este jueves su último entrenamiento en el Santiago Bernabéu de cara a la edición número 237 de El Clásico. Una rivalidad en la que el cuadro blanco tiene una ventaja de 95 victorias por 92 del Barcelona. Sin embargo, los culés han ganado en sus últimas dos visitas a la Casa Blanca.

Zidane podrá contar con la BBC para este partido por primera vez en más de tres meses para un partido de La Liga. Ronaldo se ha recuperado de su lesión en la pantorrilla, mientras que Bale no se ha resentido de sus gemelos hasta ahora.

El Madrid viene de ganar el Mundial de Clubes y en su último partido en casa vencieron 5-0 al Sevilla en lo que fueron los mejores 45 minutos del equipo merengue. Cristiano Ronaldo, que por mucho tiempo estuvo desaparecido del gol, llega a este partido con una racha de cinco goles en los últimos cuatro partidos.

Su equipo liga nueve partidos sin conocer la derrota en los que están incluidos tres empates. Tienen la tercer mejor ofensiva con 30 goles a favor y la tercer mejor defensiva con 11 goles en contra. Estos últimos son números que no sorprenden al Barcelona.

F.C. Barcelona

El cuadro de Ernesto Valverde promedia un gol por punto sumado hasta el momento. Quiere decir que tienen 42 goles a favor, 15 de los cuales han caido en los últimos cuatro encuentros sin recibir gol en el mismo número de encuentros.

Ter Stegen es el portero menos goleado de la competición on tan solo siete goles en contra. El portero alemán ha sido fundamental en algunos partidos que han sido apretados para el cuadro culé.

Del otro lado del campo esta Lionel Messi. “La Pulga” tiene el récord de más goles anotados en un Clásico. 24 goles en 23 apariciones hacen del argentino en culé número seis en la lista de más clásicos disputados.

Es una clase de partidos que le vienen bien al cinco veces ganador del balón de oro. En su primer partido de esta índole marcó su primer hat-trick. Messi junto con Luis Suárez son sinónimo de pesadillas para el cuadro bajo del Real Madrid. Al mismo tiempo este será el primer clásico sin la presencia de Neymar Jr., que por mucho tiempo acompaño al duo antes mencionado en estos partidos de alto calibre.

El regreso de Jordi Alba a la lista de convocados tras su lesión acapara reflectores en la prensa catalana, mientras que Delfou y Dembelé causan baja para este partido de la fecha 17 en La Liga. Además, Arda Tourán sigue siendo relegado a las reservas del conjunto blaugrana.

TECNOLOGÍA DE PUNTA

Así que todo esta listo para una edición más de El Clásico. Un partido que será transmitido en directo a 182 países y que contará con más de 30 cámaras en definición 4K. La más alta tecnología para hacer un seguimiento personal de Messi, Ronaldo, Valverde y Zizou. Una cámara virtual 360 para convertir al espectador en un jugador más y una “Laser Wall” para ayudar a entender decisiones técnicas y arbitrarias cómo el fuera de juego.

CAMPO DE BATALLA LISTO

Será este sábado a un costado del Paseo de la Castellana en Madrid, España, en dónde se concentren las miradas de los aficionados al fútbol de todo el mundo. El Santiago Bernabéu, que hace poco cumplió 70 años, será la sede de este encuentro. A las 13:00 horas de España el balón echará a rodar y a partir de ese momento todo puede pasar.

Mi Primera Carrera Por Madrid

No fue una carrera más de diez kilómetros, fue mi primera carrera en España y eso la hizo muy especial. Un año y un mes después de mi última carrera, la distancia fue la misma, la sensación muy diferente.

Etapa de Cambios

Desde entonces había dedicado gran parte de mi tiempo al arte del triatlón. Correr pasó a tercer plano con la importancia que le daba a la bici y a la natación. Desde mi última carrera de diez kilómetros había completado dos Ironmans 70.3 y un Triatlón Sprint.

Desde el momento que llegué a España supe que sería difícil continuar con un deporte tan demandante y caro como lo es el triatlón. Al dejar la bici en México, supe que sería casi imposible. Por lo tanto, le he dedicado mi tiempo al deporte con el que crecí, el atletismo.

Aunque mi primer mes en la Madre Patria no me permitió entrenar como quería, el segundo mes ha sido más benevolente. Ahora ya logro correr al menos cinco días a la semana e incluyo entrenamientos con Adidas Runners, por lo que no ando solo siempre.

Me interesaba tener un punto de referencia de cómo estaba y hasta dónde podía llegar. Por el momento, correr otro maratón si esta en los planes pero no es prioridad, ya que requiere de tiempo y esfuerzo que tal vez no le pueda dar por motivos escolares.

Así que al investigar que carreras había, me encontré con la que hoy ya es historia. La Carrera Ponle Freno 2017. Una carrera que ya cumple nueve años de vida y que se celebra en varias partes del país. Sin pensarlo tres veces me inscribí y me preparé.

26 de Noviembre de 2017

El día de la carrera realmente no sabía que esperar de mi mismo. Me había puesto la meta de 45 minutos en base a entrenamientos pero había mucha incertidumbre. Al mismo tiempo emoción, era mi primer carrera en España y aunque ganarla no era opción, quería hacerlo bien.

El termómetro no pasaba de los cinco grados. Con una playera, guantes, shorts cortos y una gorra me dirigí a la salida. No tardé mucho en encontrar un buen lugar y ahí permanecí cerca de dies minutos. Moviendo el cuerpo para no enfriarme y repasando el plan para la carrera.

A las nueve de la mañana el disparo de salida hizo que más de 20,000 corredores se empezaran a movilizar. El frío empezaba a quedar atrás y diez kilómetros estaban por delante. Mi primera carrera en España había comenzado.

El primer kilómetro fue lento, pero no me deseperé. Era difícil encontrar una linea entre tanta gente y esperé al pacer de 45 minutos que había arrancado unos metros por detrás de mi. Mi idea inicial era irme con el hasta el kilómetro 7 y de ahí arrancar el cierre.

Las cosas no terminaron siendo así. Al kilómetro 3 ya iba por encima del ritmo previsto. No logré ser consistente en los primeros parciales y empecé a dudar de mi estrategia. Sabía que necesitaba cambiar y acelerar ó mi meta se me podía escapar.

Al kilómetro cuatro pase frente al Santiago Bernabeu. El recorrido continuaba ascendiendo pero pasar por ahí me reactivo los niveles de energía. Me sentía bien, no me pasaban muchos y yo pasaba a decenas de corredores. Mi segundo aire había llegado.

Cerca del kilómetro cinco la ruta da una vuelta en U. En ese punto todo lo que fue subida por cuatro kilómetros de convierte en bajada. Así que me dejé llevar por la altimetría del recorrido y mis parciales empezaron a bajar dramáticamente.

Si al kilómetro 4 estaba por encima del promedio pactado, al seis ya estaba un minuto por debajo del plan. Los kilómetros pasaban y me mantuve fuerte, pensando en que tanto le podía bajar a los 45 minutos. Me preguntaba si había tardado en arrancar.

La respuesta nunca la tuve, lo que si tuve fueron piernas para cubrir un kilómetro en tres minutos que es casi un récord personal. Gracias a ese kilómetro me puse en la antesala de un resultado soñado. Al llegar a la última vuelta en U frente a la Fuente de la Cibeles solo quedaban 500 metros.

Ahí fue más corazón que piernas. No quería echar a perder lo hecho hasta ese punto. Ya no pude pasar a mucha más gente. Sin embargo tampoco me dejé intimidar y antes de que lo supiera ya estaba cruzando la meta con un tiempo de 41 minutos y 30 segundos.

Reflexiones

No me lo podía creer. Un año después hice casi el mismo tiempo que en mi última carrera sin el mismo nivel de preparación. Había empezado a 5:05/km y acabé promediando 4:09 el kilómetro. Fue un resultado demasiado alentador para debutar.

Una vez viendo los parciales me quedó claro que nunca agarré un ritmo y lo mantuve. Sin embargo fui capaz de ser muy competitivo en casi todo el trayecto. Según las estadísticas pasé a más de 500 corredores durante la carrera.

Lugar 350 de más de 5,000 participantes. No me puedo quejar. En una carrera más chica tal vez los números serían mejores y la posición mucho más alta. Hoy me medí a muchos corredores de gran nivel y no me decepcioné. Puse en alto mi nombre y el de mi país.

Conclusión

Un resultado como estos sin duda me motiva en lo atlético y en lo personal. Correr es algo que llevo haciendo desde hace mucho tiempo y que últimamente había sido monótono. Sin embargo, días como los de hoy hacen que me vuelva a emocionar.

Noche Mágica de Champions League

Aunque no soy fanático del fútbol, lo sigo y siento concer el nivel de importancia de ciertos torneos. A nivel de clubes, no hay torneo más importante y con mayor tradición que la UEFA Champions League. En mi viaje por Europa me tocó vivir uno de estos partidos y cualquier expectación que yo tenía fue superada.

Al saber que el Real Madrid se enfrentaría al Wolfsburg en cuartos de final de dicho torneo durante mi estancia en la capital española, no dudé ni tantito en investigar el precio de los boletos. Aunque en el papel, el equipo alemán no representaba mucho peligro para la escuadra merengue, no tenía otra opción en cuanto a fechas y me hice de un boleto antes de partir al viejo continente.

La idea era que podría ser mi regalo por calificar a Boston en el maratón de Rotterdam dos días antes. Que mejor motivación que esa después de cinco meses de entrenamiento y toda una vida queriendo presenciar a mi equipo favorito en su propio estadio jugar un partido de finales en Champions League. El hecho de que tuvieran que remontar un marcador adverso de 0-2 tras los primeros 90 minutos de la serie lo hacía aún más interesante.

El Maratón de Rotterdam no terminó como lo esperé y hasta pensé en revender el boleto pues no sentía merecer el premio que me prometí. A final de cuentas me lo quedé, pues me podía servir para por 90 minutos y algo más, olvidar el trago amargo del maratón. Asi fue, el 12 de abril a las 5:00 pm salí con un amigo rumbo al mitico estadio Santiago Bernabeu.

Afuera del Santiago BernabeuIMG_0050 2

Llegando al Estadio el sol brillaba sobre las calles de Madrid. Realmente poca actividad a las afueras del inmueble pero eso cambiaría conforme se acercaba el partido. Las dos cosas en las que pensaba eran; Vas a ver al Real Madrid y que no se te moje ni se te pierda el boleto.

Nos acercamos al tunel de acceso por el que llegaría el camión. Se me hizo raro que hubiera poca seguridad en esa zona pero poco después la Policia Nacional y la de Madrid instrumentaron un operativo digno de seguridad europea. Helicopteros, caballos, camiones anti-motines, y cientos de policias resguardaban las calles aledañas al estadio.

Nos fueron alejando del tunel hacia una de las calles por dónde llegaría el camión. Fueron cerca de dos horas las que pasamos esperando a ver al camión. Conforme se acercaba la hora del partido, la cantidad de gente el las calles se había triplicado. El sol que brillaba hace unas horas, se escondió y dió paso a una lluvia que no apagó los animos de la afición.

Los ultras se encargaron de ambientizar las calles y los demás simplemente les seguiamos la corriente. Esperando ese momento que por fin llegó poco menos de dos horas antes del partido. Con porras, gritos y demasiado ruido, la gente animaba al Real Madrid a darle la vuelta al marcador global. Ver pasar el camión a escasos 5 metros fue el inicio de una gran noche.

Llegada del camión del Real Madrid

Una de las cosas que más me sorprendió fue el orden con el que la gente accesaba al estadio. Había mucha seguridad, pero a pesar de todo, las filas para entrar eran casi inexistentes. En menos de 20 minutos camine por fuera de la mitad del estadio, pasé seguridad y encontré mi asiento.

No lo podía creer. Estaba en el Santiago Bernabeu. Un estadio que veo muy seguido en televisión y del que he escrito mil y una veces. He estado en muchos estadios, pero el Bernabeu era uno que deseaba conocer más que muchos otros. Es imponente, es bonito y alberga los partidos de mi equipo favorito. ¡Que más podía pedir!

Poco a poco se fue llenando el estadio, para la hora del arranque eran contados los espacios vacios. El himno de la Champions lo grabé, pues era un momento especial dentro de una noche que de por si ya lo era. Poco a poco me iba percatando del tipo de afición que tiene el conjunto merengue. Era tal como me lo imaginaba y un poco más.

El Himno de la Champions League

Había mucho nerviosismo al inicio del partido. Remontar un 0-2 ante un buen equipo alemán que se sabe defender no tenía tranquilo a casi nadie en el estadio, más que a los alemanes. Cabe mencionar que algunos de los de su porra se hospedaban en mi hostal. Al cuarto de hora del partido, todo fue cambiando.

El primer gol de Cristiano Ronaldo. Apenas lo estabamos terminando de celebrar cuando menos de 90 segundos después, el segundo gol del portugués y con eso el partido estaba empatado en el global. 16 minutos y ya se podía soñar con remontar y hasta golear al Wolfsburg.

En ningun momento se callaron las 80,000 almas en el estadio. La lluvia cayó al inicio del segundo tiempo y el Wolfsburg seguía apostando a mantener el 0-2 y buscar un gol en contragolpe. El Madrid tocaba y tocaba el balón pero con poca claridad al frente. Ver a Zinedine Zidane (mi jugador favorito de todos los tiempos) en la banca era un boleto aparte.

La celebración de Ronaldo tras el segundo golFullSizeRender 10

La afición del Bernabeu es exigente. Conocen bien a sus jugadores y nunca dejan de gritarles. Se creen entrenadores tal y como lo hacen en muchos otros paises pero a diferencia de otros, no parecen estar hablando por hablar. Siempre le encuentran fundamentos a sus ideas y no tienen miedo a expresarlas.

La afición se comporta a la altura de un partido importanteIMG_0101

Sufren tanto como los sudamericanos al no ver que caiga el gol. Aplauden a los esfuerzos y empujan al equipo a base de cánticos basados en el tipo de momento en el que se encuentra el partido. Los madridistas en el estadio sabían que a falta de diez minutos se necesitaba un gol para no ir a tiempos extras.

Con gritos de “Cristiano, Cristiano,” que el mismo CR7 silenció para que apoyaran al resto del equipo, la presión para el Wolfsburg creció. Un tiro libre para los locales fue la cereza del pastel. Ver a Keylor Navas correr toda la cancha para hablar con Ronaldo hacía pensar que algo especial podía pasar.

Así fue. Ronaldo anotó su tercer gol de la noche con ese tiro libre que pasó entre la barrera y se incrustó en el poste inferior izquierdo del portero. Tres a cero y explotó el Santiago Bernabeu. Una remontada obligada para seguir con vida en el torneo más importante de Europa y soñar con una onceava Copa de Campeones de Europa.

¡Se logró la remontada en el Bernabeu!Final Bernabeu

Tras el silbatazo final fue una fiesta entre toda la afición blanca en el estadio que se extendió a las inmediaciones y hasta el metro. Se consiguió el pase a la siguiente fase. Para mi, uno de los boletos que mas ha valido la pena. Una noche mágica de Champions League en el Santiago Bernabeu con un 3-0 para mi equipo y los tres goles de Cristiano Ronaldo. Sin duda, algo que cualquier aficionado al fútbol debe de vivir. ¡Hala Madrid!

¡Feliz porque ganó el Madrid!Bernabeu Selfie

Lo Real del Chicharito

Primero llegó James Rodriguez y luego se dió la contratación de Keylor Navas al Real Madrid. Mientras Colombia y Costa Rica presumian tener jugadores en el cuadro merengue, los mexicanos nos teníamos que apoyar en la historia y en los logros del pentapichichi Hugo Sánchez con el conjunto blanco.

Pero las cosas cambiaron en las últimas horas del mercado de fichajes europeo. El Manchester United con nuevo entrenador dejaba entrever que sería muy limitado el uso que le darian a una pieza que hace poco tiempo había sido la sensación en la Liga Premier. Se habló de la Roma, del Inter y de muchos otros equipos a donde Javier Hernández Balcázar podía emigrar, pero según el delantero todas fueron especulaciones.  El destino se hizo presente el 1ro de septiembre cuando el “Chicharito”, fue presentado por Emilio Butragueño y Florentino Pérez como el último refuerzo del diez veces campeón de Europa.

El histórico número 14 que inició su carrera como profesional en las Chivas del Guadalajara ya estaba acostumbrado a las sorpresas. Literalmente de la nada fue presentado el primero de julio del 2010 con el Manchester United siendo valuado en diez millones de euros. Javier no tardó en acoplarse a su nuevo equipo y anotó 13 goles en su primera temporada con los Red Devils.

Fue casi imposible igualar lo hecho en su estreno como diablo así que no tardaron en llegar las críticas. Lo peor del caso es que tras habernos regalado un decoroso mundial de Sudáfrica 2010, en su mismo país se le comenzó a ofender por decir que había sido suerte y no talento lo que tenía a CH14 triunfando en el viejo continente. Mientras caía su efectividad y sus minutos en la cancha lo único que crecía era la cantidad de voces que se expresaban en contra del tapatío.

A pesar de ello el mexicano más popular en el fútbol europeo no perdió los estribos y fiel a su estilo se mantuvo trabajando bajo las órdenes de quien fuera. Cuando Sir Alex Ferguson dejó el banquillo del Manchester muchos señalaron a Javier como candidato a abandonar el club. No fue así y aunque no jugó mucho bajo la tutela de David Moyes, Javier seguía anotando esporádicamente. Tras el fracaso en liga y en Champions del Manchester United, Moyes fue despedido, Ryan Giggs fue el entrenador interino y luego llegó Louis Van Gaal habiendo conseguido un tercer lugar el el mundial de Brasil 2014.

En el mismo mundial, Javier tuvo más actividad que la que había tenido en el mundial pasado ya que Miguel Herrera le tenía más confianza al Chicharito que la que le tuvo Javier Aguirre en su momento. Anotó su primer y único gol contra Croacia para sellar una victoria de 3-1. Ese sería su tercer gol en una justa mundialista. Hablando de mundiales, fue el mundial de Perú en 1995 el que pudo haber significado el final de la carrera de uno de los mejores delanteros de México. Al no haber sido tomado en cuenta para representar al país en un torneo donde terminó coronándose el seleccionado azteca.

A pesar de ese retroceso en su carrera, a Javier poco le importó y junto con Giovanni dos Santos y Carlos Vela, hoy por hoy son de los mejores jugadores que hay en México de esa misma generación. El joven de 26 años de edad reconoce que hay muchos que a lo largo de su carrera han perdido la confianza en él. Sin embargo, para Javier, más allá que el reconocimiento o desprecio de la gente esta la confianza en si mismo. La misma confianza que lo ha llevado a firmar un préstamo de un año con el que él dice ser “el mejor club del mundo”.

Ahora compite por un puesto con Karim Benzema, sustituye a Gareth Bale, recibe pases de Cristiano Ronaldo y tiene como casa el Santiago Bernabeu. Puede que no juegue los 90 minutos pero esta en el lugar donde cualquier (jugador) mexicano quisiera estar. En el mejor lugar para callarle la boca a sus detractores. Porque la opción fácil hubiera sido regresar a México y salvar a Chivas de la crisis en la que esta. A Javier no le interesa regresar, al menos no por ahora. Ojalá que no sea repatriado pronto como lo han sido varios mexicanos. Javier tiene el hambre como pocos de triunfar entre la élite del Europa, y eso parece ser lo que le cuesta más al aficionado mexicano entender.

Muchos prefieren la comodidad de la Liga MX a la competitividad de las ligas del viejo continente. Se conforman con buenos salarios (la liga mexicana es de las mejores pagadas del mundo) por tal de no arriesgar un peso por salir. Javier Hernández Balcázar, por favor no regreses a México y si Dios quiere el próximo año pases de ser un un jugador prestado por el M.U. a una compra de 23 millones de euros del Real Madrid. La verdad es que en realidad por quien eres dentro y fuera de la cancha, lo vales.

CH14 se estrenó como goleador del Real Madrid vs Deportivo LC (EFE)
CH14 se estrenó como goleador del Real Madrid vs Deportivo LC (EFE)