Archivo de la etiqueta: nueva inglaterra

El Super Bowl 52 en Números

103 millones de personas vieron el desenlace de la temporada 2017 de la NFL en el Super Bowl LII entre los Patriots de Nueva Inglaterra y las Águilas de Filadelfia. Un número que parece muy alto, pero que es el peor nivel de audiencia desde el 2009 en Estados Unidos.

Un partido que mantuvo a los aficionados al deporte de las tacleadas al borde de sus asientos de principio a fin, pero cayó por un 7% a comparación del año pasado entre Atlanta y los Patriots. En lo que si subió fue en la cantidad de gente que vió el juego en sus dispositivos móviles. 2.02 millones de espectadores por minuto fue lo que promedió la app de NBC, la cadena que tuvo los derechos del Super Domingo.

Así acaba una temporada bastante polémica para la NFL, en la que sufrió de diversos ataques por parte del Presidente de los Estados Unidos y con varias de las estrellas de la liga abandonando la campaña por lesión. En general, la liga de fútbol americano más vista del planeta cayó en ratings un 10%.

En el emparrillado del U.S. Bank Stadium si se llegaron a batir algunos récords. Tom Brady que ha llevado a su equipo a ganar cinco Super Bowls, fue participe de la quinta derrota de los Patriots en una gran final. Así ahora es el equipo que más Super Bowls ha perdido.

La actuación del número doce de los Patriots no fue mucho menos que espectacular. El considerado mejor mariscal de campo de todos los tiempos, a sus 40 años acumuló 505 yardas por aire ante Filadelfia, un récord de Super Bowl. Sin embargo, una perida de balón en los últimos minutos del partido sentenció su posibilidad de ser campeón.

De la mano de Rob Gronkowski, llegó a su doceava anotación en postemporada. Un número que iguala a la marca que tenían Joe Montana y Jerry Rice con los 49’s de San Francisco. Este número puede que se quede así ya que ambos jugadores no han asegurado el seguir jugando para la franquicia más ganadora de los últimos años.

En el estadio hubo 67,612 aficionados, ocupando un 93% de la capacidad total que tienen el escenario. Algo que no ayudó a que el aforo alanzara el 100% es que los boletos tuvieron el costo más elevado de toda su historia, llegando a casi 5,000 dólares.

Por el otro lado, las Águilas de Filadelfia lograron su récord con el pase más largo en un Super Bowl. Una conexión de 34 yardas entre Nick Foles y Alshon Jeffery estableció esa marca para los que serían campeones de la NFL.

Foles le jugó de tú a tú a Brady y necesitó de 373 yardas para maniatar a la defensa de Nueva Inglaterra. El mismo Foles anotó con una jugada sorpresa, recibiendo el ovoide por aire en las diagonales.  Una jugada llamada “Philly Special” y que solo habían ensayado en tres ocasiones.

Los perderdores del partido llegaron a acumular más de 600 yardas al ataque. El número más alto registrado por un subcampeón. Las 33 unidades que le anotaron a Filadelfia fueron la mayor cantidad de puntos recibidos por un campeón de NFL.

Con tres pases para touchdown, Tom Brady llegó a 18 pases de anotación en los ocho Super Bowls que ha disputado. La vez que lo terminaron derribando, fue el único saqueo en todo el partido y es la menor cantidad de “sacks” en un Súper Domingo.

Estos son algunos de los números que nos dejó el Super Bowl LII. Un partido que terminó con la coronación de las Águilas de Filadelfia por primera vez en 57 años y en el que fuimos testigos del nacimiento de una leyenda de 29 años llamada Nick Foles, MVP del partido y que hasta finales de la temporada regular era un simple reserva.

Hoy es el nombre más mencionado en los titulares deportivos y de quien se hablará por muchos años más. Con la victoria de 41 a 33 las Águilas de Filadelfia consiguieron su primer título de Super Bowl. Un partido que estuvo muy por encima de los mismos números que arrojó.

El Camino a Arizona

Tres victoriaS consecutivas separan a cualquiera de los ocho equipos restantes de alcanzar la gloria en el Super Tazón XLIX en la casa de los Cardenales de Arizona, el estadio de la Universidad en Phoenix.

En las 49 ocasiones que el super domingo se programa para jugarse en una cancha neutral, ningún equipo local ha logrado llegar a jugar en casa el último juego de la temporada. Arizona no logrará romper esa racha al haber caído ante las Panteras de Carolina por 27 a 16.

BALTIMORE VS NUEVA INGLATERRA

Pocos creían en los Cuervos antes de la semana pasada. Para muchos el simple hecho de tenerse que enfrentar ante los Acereros de Pittsburgh en el mismísimo Heinz Field era suficiente para hacer pensar que Big Ben y compañía no tendrían problema para avanzar. Aunque los locales tuvieron mayor control del reloj, los visitantes fueron más certeros en sus jugadas. Por aire y tierra los números favorecieron a Pittsburgh pero cuando Ben Roethlisberger lanzó dos intercepciones, los carneros supieron aprovechar y capitalizar sus oportunidades. Los Cuervos se vieron en desventaja en el primer cuarto, pero con un touchdown al inicio del segundo todo comenzó a fluir de a su favor y se vió reflejado en el marcador por 30 a 17.

Ahora enfrentan a quienes muchos consideran los favoritos de ganarlo todo. Un equipo que por lo regular no se hace chico en estas instancias y que esta acostumbrado a llegar al campeonato de conferencia. Terminaron la temporada regular con marca de 12-4, y Tom Brady, el mariscal se perfila para ser el jugador más valioso de la liga. Al igual que los Cuervos, Nueva Inglaterra depende mucho de su ataque aéreo pero Baltimore puede hacer más daño por tierra según las estadísticas. Amos mariscales tienen anillos de Super Tazón, Flacco con uno y Brady tiene tres.

Aquí le doy la ventaja a Bill Billacheck y los Patriotas de Nueva Inglaterra. La diferencia será marcada por la lectura que le dan al juego Bill y Brady, capaz de superar a unos Cuervos que les falta para estar en la forma que ganaron el Super Tazón en el 2012.

CAROLINA VS SEATTLE 

Un equipo que realmente ha mantenido su esencia pero no la forma de la temporada pasada a esta son los Halcones Marinos de Seattle. El año pasado este equipo se coronó campeón de la NFL y este año vienen con toda la intención de repetir. Tras un inicio tambaleante para el equipo de Russell Wilson, se han sabido sobreponer y les alcanzo para librarse de la ronda de comodines. Wilson ha lanzado siete pases interceptados en la temporada pero viene de cinco muy buenos juegos para cerrar la temporada regular. Este equipo de Seattle no depende tanto del brazo de su mariscal ya que tienen en Marshawn Lynch a uno de los mejores corredores de la liga. 1,306 yardas en 280 acarreos. Eso habla de la confianza que le tiene Wilson al ataque terrestre.

Carolina no tiene mucho que perder en este encuentro a disputarse el sábado en Century Link Field. Al no ser locales y mucho menos los favoritos, el sorprender a Seattle es lo único que les debe de importar. Newton es uno de esos mariscales de los que se habló poco en su llegada a la NFL pero que ha sido consistente en su peregrinar por la liga. A pesar de haber sufrido un accidente automovilístico casi al final de la campaña esta en buena forma para pelearle del tú a tú al campeón vigente del Super Bowl. Newton ha logrado completar más del 50% de sus pases, pero fuera de casa han conocido la derrota más veces que la victoria. Ellos dependen más de la conexión entre Newton y Greg Olsen para anotar por la via aérea que intentos por tierra.

La victoria de este juego se la voy a dar a Seattle, más allá de lo parejo que puede estar el juego a la ofensiva, será la defensiva de los Halcones Marinos la que marque la diferencia como es costumbre.

INDIANAPOLIS VS DENVER

Los partidos del domingo pintan para ser más parejos que los del sábado. En el “Mile High Stadium” de la ciudad de Denver, Peyton Manning tiene la experiencia que se puede requerir para ganar este encuentro. Estos dos equipos se enfrentaron en la primera semana y los Broncos ganaron por 31 a 24 en el mismo escenario. Los Broncos son el cuarto mejor equipo de la liga en cuanto a yardas por aire. Manning lanzó el ovoide para 39 pases de anotación. Además de eso esta el hecho de que la defensiva no permite mucho avance por aire o por tierra y a pesar de la posible ausencia de Brandon Marshall, tienen con que ser fieles a su sistema.

Por el otro lado Andrew Luck no se queda muy atras. El egresado de la Universidad de Stanford es uno de los mariscales más consistentes de la liga. Tras ser aplastado por los Vaqueros en la penúltima semana de la temporada regular el domingo pasado ante Cincinati demostró de que esta hecho. Lanzó para 376 yardas y un touchdown. A lo largo de la campaña estableció el mejor ataque aéreo en la NFL con un promedio de 305.9 yardas por partido. Además en los pies de Adam Vinatieri existe un arma confiable en caso de que sea el veterano de 42 años quien tenga que definir el partido.

Duelo que siempre tiene tintes de importancia tan solo por el hecho de que Manning pasó muchos años gloriosos con el equipo que enfrentará el domingo. Una derrota difícilmente signifique el último partido de Peyton pero si de Vinatieri. Aquí le voy a dar la ventaja a Denver.

DALLAS VS GREEN BAY

Este es el juego estelar de la ronda divisional. Dos de los mejores tres mariscales de campo esta temporada frente a frente en una tundra llamada Lambeau Field. Los empacadores se coronaron campeones del Super Bowl 45 en Dallas y no querrán que los Vaqueros arruinen sus planes de llegar a Arizona. Por el lado de Dallas Tony Romo ha completado el 69.9% de sus pases esta temporada. Ha estado fino cuando había que estarlo incluyendo la segunda mitad del juego de comodín ante Detroit. Las estadísticas colocan al mariscal originario de San Diego, que estudió en Illinois y de origen hispano como el mejor de la temporada, seguido de su próximo rival, Aaron Rodgers. Romo terminó la temporada pasada en la banca por una lesión en la espalda y el apoyo terrestre que le ha dado DaMarco Murray en esta campaña corriendo 1,845 yardas y anotando en 13 ocasiones para un record de la franquicia. También hay manos seguras con DezBryant como receptor abierto. quien tuvo 88 capturas para 1,320 yardas y 16 touchdowns sumando otro record de franquicia. También cuentan con la habilidad de Jason Witten, Terrance Williams y Cole Beasley.

Invictos en casa, Green Bay busca sortear a un hueso duro de roer y tiene con que hacerlo. Su linea defensiva es mejor que la que los visitará el domingo. Permiten menos avances por aire pero son más susceptibles a pagar caro por tierra y esa ha sido el arma letal de los Vaqueros esta temporada. El frío que se espera (-15ºC) puede dolerle más al mariscal de Green Bay pues presenta dolor en la pantorrilla y que puede frenar la movilidad que tenga el domingo. En caso de que Rodgers tenga que salir del partido las cosas no se ven muy bien pues Matt Flynn no tiene anotaciones hasta el momento y el ataque terrestre de Green Bay con Eddie Lacy tampoco es muy prometedor. Si por algún milagro Rodgers se llega a sentir mejor de lo que se pronostica entonces si habrá que preocuparse y mucho en caso de los Vaqueros.

La calidad de Rodgers es la mejor arma de los Empacadores esta semana, si esa arma no esta bien preparada habrá sorpresas en Lambeau. Los Cowboys no han perdido fuera de casa pero en sus últimos tres encuentros contra el rival en turno han salido sin la victoria. La última vez que ambos se enfrentaron en la postemporada (1996) ganaron los Vaqueros y yo pienso que esta vez será igual.