Archivo de la etiqueta: New England

Super Bowl LI a lo Brady

Sin lugar a dudas el Super Bowl LI pasará a la historia como uno de los más increíbles todos  y Tom Brady ya puede ser considerado el mejor de todos los tiempos. Con un marcador de 34 a 28, Nueva Inglaterra consiguió su quinto trofeo Vince Lombardi en su historia.

Remando Contra Corriente

Los Halcones de Atlanta jugaron 45 minutos al nivel que les conocimos durante toda la temporada. Una ofensiva bastante dinámica y con Matt Ryan a los controles, sus fallas eran mínimas. Si algunos pensaban que al mariscal de los Falcons le podría pesar el honor de haber sido nombrado el Jugador Más Valioso de la temporada, Ryan despejó dudas.

La mejor ofensiva de la liga parecía poner contra las cuerdas a Bill Belachick frenándolo en casi cada posesión ofensiva. Tom Brady batalló mucho para encontrar a sus receptores y que ellos lograran las atrapadas a los que nos habían acostumbrado. Tras los primeros 30 minutos de Super Bowl el equipo de Atlanta ya estaba arriba 21-3.

Esos tres puntos parecían insignificantes, pero demostraron que el gigante estaba vivo. Un gol de campo les pudo haber dado confianza en que no todo estaba perdido antes del show del medio tiempo de Lady Gaga. 30 minutos para planear la segunda mitar, el tiempo necesario para analizar sus fallas y mejorar lo que se venía haciendo.

Atlanta le apostó a una cobertura de hombre a hombre sobre jugadores como Julian Edelman y Julius White. Esa estrategia parecía que poco a poco los encaminaba al título de la liga. Una apuesta que les cobraría factura al final del juego. El desgaste de la linea defensiva se haría palpable en el momento que más la necesitaban.

Aún al final del tercer cuarto las cosas no pintaban bien para Tom Brady y su equipo. La mejor defensiva de la liga había permitido 28 puntos.  Los Patriotas tan solo tenían nueve y hasta habían fallado un punto extra tras su único touchdown antes del periodo decisivo.

Se Venía Lo Bueno

Fue entonces que salieron los Pats que la gente conoce. Ese equipo que terminó la campaña regular con 15 victorias y una derrota y que llegó práctimente caminando al Super Bowl al vencer con facilidad a sus rivales en postemporada. Los fans de los Pats, que eran mayoría en el NRG Stadium poco a poco empezaron a hacer ruido.

Cuando quedaban poco más de 13 minutos en el reloj, los Patriotas metieron segunda. 19 puntos sin respuesta de Matt Ryan y compañia abrieron el camino para que pudieran empatar el partido a 28. Tras haber fallado en varias series ofensivas, terminaron con un total de 37 primeras oportunidades.

Halcones en Problemas

Atlanta tan solo pudo convertir una de sus ocho oportunidades en tercera oportunidad. En zona roja estuvieron perfectos (3/3), pero en el último cuarto nunca llegaron a ese lugar. Cuando los Pats apostaron por jugársela en una cuarta oportunidad, convirtieron.

El desgaste de la defensiva se podía vislumbrar desde la primera mitad. Matt Ryan ya no entró al emparrillado a falta de casi nueve minutos en el segundo cuarto. La defensiva detenía a Nueva Inglaterra, pero castigos en tercera oportunidad los permitían seguir moviendo las cadenas.

Una intercepción al que sería el MVP del partido para 82 yardas y un touchdown parecía que mandaba a todos a casa antes del descanso. Sin embargo, la historia del partido aún estaba por escribir su capítulo más emocionante.

Remontada Histórica

En el cuarto cuarto, los Patriotas tuvieron su primera posesión con 14:45 en el emparrillado. 12 jugadas en cerca de cinco minutos terminaron con un gol de campo que los acercaría a dos posesiones de empatar el juego. Atlanta no le bajó ni dos minutos al reloj cuando recibió el ovoide.

Nueva Inglaterra volvió a recibir el balón y en 148 segundos volvió a anotar. Ahora con touchdown y conversión de dos puntos incluida. A pesar seguir abajo en el marcador, el público estaba de su lado y el momento anímico les pertenecia de igual forma.

Atlanta estuvo en posisión de gol de campo pero no supo capitalizar. Al contrario, una penalización por sujetar al rival de Michael Sanu les costó dicha ubicación en el campo y obligó a que patearan para regresarle el ovoide a Nueva Inglaterra.

La magia de Brady se hizo presente de nuevo y gracias a una atrapada espectacular de Julian Edelman entre tres Halcones y a la mitad del campo siguieron con vida. así ya estaban en posición de anotar y por medio de la via terrestre lo hicieron. James White corrió una yarda en medio de la linea defensiva para el empate a falta de la conversión de dos puntos que otra vez fue efectiva para la causa de los Pats.

Con el empate y sin mucho que comentar sobre el último minuto de partido, el Super Bowl LI se convirtió en la primera final de NFL que se decidiría en tiempo extra. El dueño de los Falcons veía desde la cancha como su equipo se desmoronaba, mientras que el jefe de los Patriotas vivía la remontada desde su palco.

Ahora los Pats ganaron el volado y decidieron recibir. Atlanta debía deternerlos u obligarlos a un gol de campo para seguir con vida. Nada de eso pasó y Tom Brady con su equipo necesitó de ocho jugadas para atravesar el campo.

James White había empatado el juego y fue el mismo White el que le dió la victoria a su equipo cuando corrió dos yardas y puso el ovoide sobre la linea de cal en la zona de anotación, suficiente para seis puntos, un touchdown y el quinto título de Super Bowl en la historia de los Patriotas de Nueva Inglaterra.

Tocando el Cielo

Con ello las miradas se centraron en Tom Brady. El mismo jugador que había hecho corajes en la primera mitad, irradiaba felicidad al final del partido. Matt Ryan se desapareció, pero Brady y sus compañeros alzaron un título más de Super Bowl, tal vez el más sufrido.

El dueño Roger Kraft lo catalogó como el más dulce que ha conseguido su equipo. El magnate de 75 años no podía contener la emoción del momento al igual que sus jugadores. Donald Trump, amigo de Kraft no tardó en felicitarlo por medio de su cuenta de Twitter.

Es que cuando le das 40 minutos de posesión al mejor equipo de la liga, es difícil pensar que vas aganar. Los Halcones se excedieron buscando pases largos, especialmente en tercera oprotunidad. Así sus posesiones duraron menos y le dieron el tiempo suficiente al ahora MVP del Super Bowl para orquestrar ataques que le valieron un quinto anillo.

Los Pats regresan a casa como campeones y vendrán a México para la próxima temporada como tales. Aún no se sabe si Brady y Bellachick continuarán con el equipo, pero lo que si se sabe es que son el duo más exitoso de mariscal-entrenador en la historia.

El número 12 de Nueva Inglaterra es el único mariscal de campo con cinco títulos de NFL en la historia, superando a Terry Bradshaw y Joe Montana. La pregunta ahora es; ¿Que sería de los Patriotas sin Brady?

Super Bowl en Tiempos Difíciles

Houston, Texas vuelve a ser el escenario de un Super Bowl 13 años después de haber albergado un súper domingo. El evento deportivo de un solo día más visto en todo el mundo esta a la vuelta de la esquina.

Los Patriotas de Nueva Inglaterra llegan como el equipo más dominador de los últimos años en la NFL, y fue precisamente en Houston dónde se coronaron por segunda vez en su historia ante las Panteras de Carolina.

Antes y Ahora

Será en el mismo estadio pero con diferente nombre. En el 2004 se llamaba Reliant Stadium, ahora es el NRG Stadium. Antes era con pasto natural, ahora es con pasto artificial. Antes fueron Janet Jackson y Justin Timberlake los encargados del show del medio tiempo, ahora sera Lady Gaga.

Lo que si ha cambiado y mucho es el entorno político y social bajo el que se estará jugando este partido. Estados Unidos ha entrado en una crisis nerviosa tras el cambio de estafeta en la Casa Blanca. La salida de Barack Obama y la llegada de Donald J. Trump tienen en shock no solo a un país, sino a todo el mundo.

El Super Bowl tiene la capacidad de ser un distractor de todo lo que esta pasando en Estados Unidos. A diario el presidente número 45 de los Estados Unidos ha tomado decisiones bastante polemicas para lo que el considera el bien de su país.

Sin embargo los detractores son muchos. Desde el pueblo que no voto por él, los medios de comunicación quienes estan en constante conflicto con el presidente y varias naciones que se sienten amenazadas por el nuevo líder de los Estados Unidos de América.

Presidentes en Super Bowls

Al Super Bowl es muy raro ver que asista el presidente en turno. Donald Trump dificilmente viaje a Houston para el gran final de la temporada 2016 de la NFL. Todo esto por motivos de seguridad, la cual es impresionante en cada sede de un Super Bowl. Lo que si es común, es ver a ex-presidentes.

En Houston será el Presidente #41 de EEUU George H. W. Bush, 92, quien haga el volado antes del partido junto con su esposa Barbara. Cabe señalar que el aeropuerto de Houston lleva su nombre. La familia Bush es una famillia bastante querida y respetada por el pueblo texano.

En el 2005 Bill Clinton y Bush estuvieron presentes en la ceremonia del volado. Es posible que en un par de años veamos a Obama ser parte de este gran domingo que termina siendo un día festivo en Estados Unidos.

Texas es un estado mayormente republicano. Dicho partido politico no es odiado por gran parte de la población, haciendo posible que la visita de un político enviado de Washington no sea tan mal vista como si se fuera a otro estado. Mike Pence, el ahora Vicepresidente de la Unión Americana si esta contemplado en la lista de invitados al partido del domingo.

Patriots vs. Falcons en Niveles Políticos

No es nada difícil saber a quien apoya Donald Trump. El mismo dueño de los New England Patriots ha hecho pública su amistad con el ahora Presidente de su país. Robert Kraft dijo que a Trump lo conoce desde hace 20 años, y aunque nunca ha hecho negocios con él, como persona la relación ha sido muy buena. Enfatizó que cuando murió su esposa, el ahora Presidente de le llamaba seguido para ofrecer su ayuda.

Kraft sabe que su amigo no es bien visto por muchos y que sus ideas llegan a ser muy descabelladas. Sin embargo, le ha pedido al pueblo norteamericano mucha fe y paciencia con el Presidente. Confia en que su trabajo sacará al país adelante y no lo hundirá en una crisis como algunos expertos en materia política aseguran.

Sin embargo, del otro lado a la gente de Atlanta parece que Trump no es tanto de su agrado. Aunque el estado de Georgia también es en su mayoria republicano, la ciudad de atlante suele votar a favor de candidatos demócratas.

Poco antes de tomar posesión, Trump lanzó un duro mensaje contra uno de los representantes de esa ciudad, señalando que era una ciudad con muchos problemas de inseguridad y que va de mal en peor. Al parecer la gente de Atlanta ha usado las amenazas de Trump como motivación para demostrarle al magnate que pudiera ser una ciudad con un campeón de Super Bowl.

El dueño de los Halcones, Arthur Blank no comparte muchos puntos de vista con Donald J. Trump. Mientras quien fuera dueño del concurso de Miss Universo insiste en cerrar las fronteras y levantar un muro entre México y Estados Unidos, Blank ha dicho que lo que ha hecho grande a su país es la gran diversidad que hay en la población  con gente de todas partes del planeta.

Asi es que en este partido podemos decir que Trump esta del lado de los cuatro veces ganadores del Super Bowl, mientras que Atlanta es su rival a vencer. En caso de que Atlanta gane, no se sorprendan si Trump lanza un tweet para menospreciar a los Halcones.

A Jugar Se Ha Dicho

Los Patriotas y los Halcones de Atlanta poco o nada pueden hacer para que el mar de incertidumbre en el país desaparezca. Lo que si buscarán hacer es ganar para alzar el trofeo Vince Lombardi.

Nunca, en la historia de 50 Super Bowls el país estaba tan dividido como lo esta ahora. Podremos ver jugadores manifestandose a favor ó en contra de Trump y sus ideales, pues la plataforma es inmensa. No nos podemos olvidar de los comerciales para los que las compañias pagan cantidades inmensas de dinero por promover un producto ó mensaje.

Millones de personas estan al tanto más que nunca de lo que pasa en Estados Unidos y como las decisiones de Trump los pueden llegar a afectar. Este domingo, los ojos del mundo estarán sobre lo que pase en la cancha del NRG Stadium.

Esperemos un buen partido de fútbol americano. Uno que emocione a quienes lo ven por amor a sus equipos ó por amor al espectáculo que un partido como estos genera. Ojalá que la política pueda quedar a un lado, pero a como estan las cosas, todo puede pasar.

When One Call Changes History

Before the season started I was asked during a job interview if the Seattle Seahawks were going to win the Super Bowl after defeating San Francisco for their first league title. My answer was no. I honestly did not see them making it to Glendale, Arizona this time around. I was one call from being wrong.

Other than the Cowboys, I do like the Seahawks when it comes to teams in the NFC. The big names in the team were not selected as big guys in the draft. It was Pete Carroll and his staff the ones that have developed household names in every position. This past Sunday, they were one yard away from achieving greatness and suddenly blew it.

Both teams were at the Super Bowl because of their ability to study their opponents. Seattle came into the big game with the #1 defense in the league, New England was not too far back. The Legion of Boom was dominated by Tom Brady’s short and quick passing. Russell Wilson almost had to wait until the end of the first half to complete one pass.

While the stats suggested that Bill Bellichick’s team could have the lead, the score was tied at 14 before Katy Perry, Lenny Kravitz and Missy Elliot took the stage for the halftime show.

As soon as the third quarter began the Seahawks had the momentum of the game. They scored a touchdown and a field goal to get a ten-point lead. If the numbers really mattered, Brady and his guys could have decided to leave the stadium by then. No team in Super Bowl history had overcome a 10-point deficit in the final quarter of a Super Bowl.

Brady is one of the worst quarterbacks when it comes to throwing passes of 20 or more yards. Throwing short passes and running the ball via his running backs are his specialty. At 37, he barely moves out of the pocket. His precision lead the way and in two consecutive possessions they got a three point lead (28-24).

With just over two-minutes to go they turned the pressure onto the Seahawks. Wilson went with long passes and a few rushing plays. It was a pass to Jermaine Kearse on the four-yard-line that gave the Seahawks a reason to believe they would earn a second consecutive Super Bowl win. A play that the rookie Malcolm Butler from the Patriots had not been able to break.

At that point there was no reason to believe destiny was on the Seahawks side. They were destined to win the game and destroy my prediction. Beast Mode carried the ball to the one-yard line. With 26 seconds on the clock, one time out left for Seattle and just a second and goal opportunity almost everyone around the world knew what to do next.

Pete Carroll had other plans decided Wilson should throw a slant instead of running the ball. Wilson executed the play but the ball ended in Butler’s hands. The Patriots won the game and the Super Bowl for a fourth time in franchise history. Tom Brady, earned his fourth championship ring in seven league finals. Those four titles set him in the same list as Joe Montana and Terry Bradshaw with the most SB wins.

The man is not planning to retire for as long as he thinks he can still play. The Patriots can keep dreaming of titles with Bill and Brady in the team. By the way, Super Bowl XLIX set a record tv audience of almost half the population of the United States tuning in to watch the big game.