Archivo de la etiqueta: mariscal

Brady Casado con la Grandeza

Quienes crecieron en los 80’s y 90’s recuerdan a Joe Montana como el mejor de todos los tiempos. El legendario líder de los 49’s de San Francisco ahora tiene seria competencia. La actualidad encuentra en el mariscal de los Patriotas de Nueva Inglaterra un argumento para válido para desafiar a la historia.

Oriundo de San Mateo, California y egresado de la Universidad de Michigan, Tom Brady va este domingo por su sexto Super Bowl y buscará su cuarto anillo como campeón de la NFL. Su legado va mucho más allá del que podrá dejar al final de su carrera con su equipo, sino del que dejará en la liga de fútbol americano profesional.  A sus 37 años Tom Brady no se cansa.

Un jugador que en su carrera ha buscado hablar más por lo que hace en la cancha que por lo que sale en las noticias. Un jugador que va directo y sin escalas al Salón de la Fama. En el 2000 hizo su debut y ya para el 2001 era el mariscal titular de la franquicia. En el 2002 ganó su primer campeonato contra los Rams. Su mejor temporada se dió en el 2007 cuando su QBR Rating fue de 117.2 habiendo lanzado para 50 pases de anotación con tan solo ocho intercepciones.

De lograr ganar, Brady compartirá el honor de haber ganado su cuarto súper domingo con su ídolo Montana y Terry Bradshaw. Dejará a John Elway en el camino como el mariscal con mayor participación en dicha fecha y remará hasta que el cuerpo aguante para hacer crecer su legado. Nadie espera que se retire al final del juego en Arizona.

Cuando no está sobre el emparrillado, Brady pasa tiempo con su esposa Gisele Bundchen y sus dos hijos. La vida privada de estas dos superestrellas esta bien resguardada. Él le pidió matrimonio en su avión privado para que no hubiera cámaras del paparazzi. Ambos están acostumbrados al éxito. Ella gana millones en las pasarelas y él unos cuantos más en el campo de juego. Para ser exactos en el 2014 la modelo brasileña se llevó a casa $47 millones de dólares por $31.3 de su esposo que tiene ciertas restricciones por el tope salarial de la franquicia.

Tal es la limitación de Brady para ganar más que el domingo el no será el jugador mejor pagado del partido. Varios de los jugadores de los Halcones Marinos superan el salario del californiano. Wilson por ahora no lo hace, pero gane o pierda el domingo, se convertirá en el jugador mejor pagado de la liga. Su compañero Marshawn Lynch va buscando ser el más multado con $131,050 tan sólo en esta temporada y todavía le alcanza para vivir como rey.

Regresando al tema de Brady. En caso de que este domingo los Patriotas de Nueva Inglaterra vuelvan a ser proclamados campeones la recompensa va más allá que el trofeo. Tan sólo por llegar a esta instancia se le paga $49,000 (dólares) y por ganar el juego grande otro 97 mil y eso sin contar patrocinios. Es un auténtico negocio ser campeón de la NFL.

Brady ya esta acostumbrado pero tampoco esta en su mejor momento. Tiene el temple necesario para afrontar estos partidos, pero acabamos de ver a unos Halcones en el Campeonato de Conferencia que de hambre de triunfo no se iban a morir.

El número 12 de Foxborough ha ganado tres y perdido dos, el último contra los Gigantes de Nueva York. Este domingo Tom Brady ya es parte de la historia y el es quien decide que tanto puede crecer su legado.

Más Que un Simple Tazón

Cuando llegan las vacaciones decembrinas no todos los estudiantes en Estados Unidos salen de vacaciones. Los basquetbolistas pasan la navidad y el año nuevo tomando ritmo en sus temporadas mientras que jugadores de 72 universidades se disputan el honor de su universidad en uno de los 39 tazones colegiales.

Una de las novedades para este 2014 es el nuevo sistema de playoffs que sustituye al Campeonato Nacional de la BCS. Realmente no hay una manera definitiva de acceder a un tazón. Todo va a depender de los resultados del equipo a lo largo de una temporada, de los rivales contra los que se enfrente, la diferencia en los marcadores, los juegos contra rivales de su conferencia y hasta el mismo prestigio de la escuela y a final de cuentas son votos de confianza los que llevan a un equipo a tener un lugar en un tazón colegial.

Obviamente cuando se deja a votación cualquier proceso existe la polémica. Tal fue el caso este año cuando equipos como Texas Christian University y Baylor University (ambas de Texas), quedaron fuera de los playoffs a pesar de que ambos terminaron con marcas de 11-1. Florida State si fue dado por bueno tras un paso perfecto (13-0) mientras que Alabama, Oregon y Ohio State también accedieron a los playoffs con marca de 12-1.

TCU había hecho los méritos necesarios para pertenecer a ese grupo de cuatro pero el haber hecho ver tan fácil ganarle a equipos como Texas y Iowa State pudo haber sido lo que les cortó las alas a un conjunto que pocas veces se ve tan bien como se vió la temporada que acaba de concluir. Aún así fueron invitados al Tazón de Chick-Fil-A Peach Bowl y barrieron con Ole Miss por 42 a 3.

Baylor también quería comprobar que era digno de haber sido seleccionado al los Playoffs pero sus esperanzas por ganar un tazón se esfumaron a segundos del final. El equipo de Waco, Texas se sentía local jugando en la casa de Jerry Jones (El Estadio de los Vaqueros de Dallas) pues sólo habían viajado cerca de 100 millas para llegar al estadio, mientras que su rival Michigan State llegó de más de 1000 millas de distancia. En el “Tazón del Algodón” también vinieron de muy lejos para arrebatarle el triunfo de las manos a los los osos y ganar por 42 a 41.

Mientras tanto en los playoffs Oregon y Florida State se vieron las caras en el “Tazón de las Rosa” y ahí dos ganadores del trofeo Heisman se vieron las caras. Jameis Winston quien había ganado el trofeo en el 2013 contra Marcus Mariota de Oregon, mariscal que apenas el año pasado lo ganó. En la cancha nada le salió bien a Winston mientras que Mariota estuvo fino cuando había que estarlo para guiar a su equipo al triunfo por 59 a 20.

Alabama que llegó con el mejor ranking a los playoffs no supo mantener el paso casi perfecto ante Ohio State. OSU se repuso a ir perdiendo en el primer cuarto y encontró un ritmo difícil de frenar para la marea de Alabama y a pesar de muchos errores por ambos equipos en los últimos instantes del partido fueron los Buckeyes quienes se llevaron el “AllState Sugar Bowl” y su pase a la gran final contra Oregon el 12 de enero en el AT&T Stadium.

Otros resultados incluyen la victoria de Wisconsin sobre Auburn por 34 a 31 en el Outback Bowl. Notre Dame venciendo a LSU en el Music City Bowl por 31 a 28 mientras que Texas acabó un año para el olvido ante Arkansas perdiendo 31 a 7 en el Advocare V100 Texas Bowl.

Para terminar hay que mencionar que en estos juegos no sólo importa el resultado, ya que se juega el prestigio, la supremacía y la grandeza de una universidad. Al final del día quienes están en la cancha más que un tazón, y eso es lo que hace grande al fútbol americano colegial de Estados Unidos.