Archivo de la etiqueta: maratonista

Regresando a Donde Todo Comenzó

Monterrey, Nuevo León es una ciudad que ha sido testigo de varios momentos que me han marcado en cuestiones deportivas. Fue la ciudad en la que llegué a participar en mi primer regional de natación, la ciudad en la que presencié mi primera carrera de automovilismo profesional con Adrián Fernández y Michel Jourdain Jr. en el Parque Fundidora dentro de la Serie Cart.

Pero sin duda el recuerdo más especial es cuando me convertí en maratonista en esa misma ciudad. Ya han pasado nueve años, pero como dicen, la primera vez no se olvida. Hace seis años no sabía lo que estaba haciendo, lo que me esperaba cuando me formé en esa línea de salida, lo que pasaría una vez que llegara a la meta.

Hace seis años tomé una decisión impulsiva que cambió mi vida. Era mi segundo año y me estaba preparando para un el Nacional de Medio Maratón en Estados Unidos. Un día mi madre me preguntó si quería correr un maratón y sin pensarlo dos veces dije que si. ¿Que tan difícil podía ser correr dos veces la distancia para la que me estaba preparando? En el 2009 me di cuenta que era más del doble.

No recuerdo mucho de ese día. Corrí los mejores 23 kilómetros de mi vida para después darme cuenta que no estaba listo. Mil y una veces pensé en subirme a un carrito para llegar a la meta, mil y dos veces pensé en lo contrario y seguir andando. Calambre tras calambre pasaron los kilómetros. A lo lejos se veía el Parque Fundidora  y solo me podía imaginar que se sentiría llegar ahí.

42 kilómetros y 195 metros después de haber salido, me di cuenta. El llegar a una meta nunca me había llenado de tanta emoción. Tarde algo de tiempo en digerir la noticia, pero también sabía que en unas semanas debía regresar a los entrenamientos de pista y campo, sin poderle presumir a mi entrenador la hazaña que había conseguido.

Esa vez, mi madre corrió en la misma carrera, así que no podía pedir de mejor compañía al inicio de esa aventura. Al final me encontré con mi hermana, mi papá, mis primas  y mis abuelos. Los que me conocen saben lo importante que ha sido mi abuelo para mi, tenerlo ahí en ese momento único es algo que seis años después, parándose en el mismo lugar, pero esta vez, él me estaba viendo desde el cielo.

En el 2015 no fui corredor, pero también corri. No me inscribí pero si me registré. No recibí medalla pero sí las gracias. Este año grabé las mismas emociones que yo sentí hace seis años. El nervio de las horas previas, la emoción de estar en la línea de salida, la descarga de adrenalina en los primeros kilómetros, el sufrimiento en la segunda mitad del recorrido y sentir que has tocado el cielo cuando llegas a la meta.

Siempre he creído que algo que distingue mi trabajo del de muchos otros camarógrafos es que yo he sido deportista toda mi vida, y cuando se trata de correr, el entender las diferentes etapas por las que pasa un atleta en 42.195 kilómetros es algo que pocos podemos hacer. Espero lo vean reflejado en el trabajo que pronto les presentaré.

Asi que seis años después de mi debut como maratonista ya le he sumado otros seis a mi historial, mejorando por mucho de ese 3:40:00 con el debuté a un 3:12:00 y el cual sigo buscando mejorar. Regresar al mismo lugar a donde toda esta historia como maratonista comenzó, es algo que hizo de  este trabajo, muy posiblemente el más especial de todo el 2015.

Atletas Famosos con Títulos Universitarios

Sabías que muchos de tus atletas favoritos salieron de universidades norteamericanas. El poder combinar el estudio y el deporte en Estados Unidos no es nada nuevo. Varios de tus ídolos cuentan con una carrera cursada. Aquí unos ejemplos.

1) Shaquille O’Neal

Uno de los jugadores más carismáticos en el mundo del basquetbol. Muchos lo recuerdan por sus partidos con los Lakers de Los Ángeles y el Orlando Magic. Muy pocos saben que Shaq ya hasta cuenta con un doctorado de Barry University en Miami. Su tesis consistió en investigar como los líderes de las empresas utilizan el humor en sus lugares de trabajo.

2) Tony Romo

El mariscal de campo de los Vaqueros de Dallas estudió su carrera en Eastern Illinois University en el área de negocios. Siempre fue subestimado desde la preparatoria donde debido a que no tuvo cupo en el equipo de fútbol, se inclinó por el fútbol americano. En la universidad no le dieron beca completa. En el draft nadie lo escogió y hoy es el jugador más importante de los de la Estrella Solitaria.

3) Michael Jordan

Si quieres ser como M.J. tal vez será bueno que estudies geografía. El mejor basquetbolista de todos los tiempos realizó sus estudios en esa área en la Universidad de Carolina del Sur. Su carrera universitaria fue pausada cuando se declaró listo para el draft. Una vez que los Chicago Bulls lo firmaron, regresó a terminar sus estudios antes de su cita con la historia.

Jordan no se hizo legendario sin su título universitario.
Jordan no se hizo legendario sin su título universitario.

4) Alex Morgan

Una de las mejores jugadoras de fútbol femenil salió de la Universidad de California en Berkeley. Obtuvo una infinidad de reconocimientos atléticos y académicos en sus cuatro años jugando para las Golden Bears. Estudió economía política y a pesar de sus múltiples compromisos logró graduarse un semestre antes de tiempo.

El talento de Alex Morgan va más allá del campo de fútbol.
El talento de Alex Morgan va más allá del campo de fútbol.

5) Ryan Lochte

El atleta que espera ser el nuevo estandarte de la natación norteamericana aprovechando que Michael Phelps no esta en su mejor momento es egresado de la Universidad de Florida en el 2007 al haber estudiao Sports Management. Fue lo mismo que Phelps estudió en Michigan pero se convirtió en profesional antes de terminar.

Ryan tiene un título universitario y Phelps no.
Ryan tiene un título universitario y Phelps no.

6) Ryan Hall

El mejor maratonista que haya nacido en Estados Unidos se graduó de la Universidad de Stanford en el 2006 habiendo estudiado Sociologia. Años más tarde, la universidad le rindió honor poniéndole su nombre a uno de los dormitorios. Hall ha participado en dos Olimpiadas (Beijing y Londres)

7) Kerri Walsh

La jugadora de voleibol playero también pisó las aulas de Stanford antes de convertirse en un ídolo dentro de su deporte. Ha sido catalogada junto con su compañera Misty-May Treanor como la mejor dupla en la historia. Para Walsh el poder presumir tres medallas de oro en olimpiadas y una licenciatura en Estudios Americanos (American Studies) no es cualquier cosa.

Kerri es de las atletas más completas a nivel mundial
Kerri es de las atletas más completas a nivel mundial

8) Phil Mickelson

Uno de los mejores golfistas en la actualidad empezó a jugar cuando apenas tenía tres años. Ha vivido pegado a sus bastones de golf y eso rindió muchos frutos cuando llego la hora de ir a la universidad. Obtuvo una beca completa para jugar y estudiar psicología en Arizona State University. A pesar de ganar un torneo de la PGA como amateur, no se fue de ASU sin su diploma en 1991.

Phil fue firme en su intención de mantenerse estudiando hasta recibir su diploma.
Phil fue firme en su intención de mantenerse estudiando hasta recibir su diploma.

9) Chris Wondolowski

El delantero de la selección de Estados Unidos participó en el Mundial de Brasil 2014 ya con título universitario en mano. Wondo se graduó de Chico State en California hace ya once años. Anotó 39 goles en 84 partidos a nivel colegial.

Wondo es de los mejores jugadores en la MLS
Wondo es de los mejores jugadores en la MLS

10) Tom Brady

El mariscal de campo de los Patriotas de Nueva Inglaterra parece tenerlo todo. Anillos de Super Bowl, fama, una de las mujeres más guapas como esposa y también un título universitario. Brady se graduó de la Universidad de Michigan en la que estudió Organizational Studies. Antes de salir elegido en el Draft del 200, la leyenda viviente ya tenía su currículum listo por si no lo llamaba nadie.

¿Por qué no?

Una pregunta sencilla que aplica al 98% de todo lo que hago. El saber que puedes haberte perdido de una gran oportunidad por no intentarlo es algo que me motiva a hacer lo que en varias ocasiones me sale bien pero en otras llego a fracasar.

Me he dado cuenta que fracasar en su nivel más bajo es dejar de intentar. Es dejarse vencer por el miedo a que no tenemos la capacidad de afrontar lo que algún día no resulto salir a nuestro favor. Hoy, a menos de 48 horas de volver a correr un maratón le sigo teniendo miedo al fracaso, pero me aferro al orgullo y las ganas de por fin conseguir el resultado que busco.

Hace menos de 100 días me encontraba en una situación parecida. Hace menos de tres meses estaba por alinearme en la salida del Maratón Internacional de California. Tenía el miedo de lastimarme tan feo que al día siguiente mi carrera como corredor se acabara. Había estado tratando una lesión fuerte por casi dos meses sin la garantía de que estaba listo para correr un maratón en la fecha de la carrera.

Desde antes de arrancar sentía que ya había fracasado. Tuve un inicio de carrera bueno pero un final para el olvido donde teminé con mi peor marca en un maratón. 3:50 no era el plan que yo tenía cuando me había inscrito para el maratón. El domingo será otro maratón, otra historia por escribirse.

Los que me conocen bien saben que como corredor no hay algo que yo quiera más que el calificar al Maratón de Boston. Para la madre de todas las distancias, Boston es la meca de esta especialidad. Tal como un actor quiere llegar a Hollywood, Boston es mi Hollywood. Con estar ahí sentiré que ya la hice.

Prepararme para este maratón no ha sido nada sencillo. Con trabajo, con desveladas y desmañanadas no ha sido sencillo encontrar la fuerza para llegar aquí. Pero de los varios entrenamientos que realicé, más de la mitad me dejaron con buen sabor de boca. De ahí encuentro la motivación para poder alinearme una vez más en la salida de un maratón.

Han pasado menos de 100 días desde mi último maratón.
Han pasado menos de 100 días desde mi último maratón.

3:04:00 es la meta. Es el tiempo con el que he soñado desde hace más de tres meses. El tiempo que no deja mi cabeza. Para llegar a ello es necesario un paso casi suicida. 4 minutos y 25 segundos por kilómetro, algo que ni el 3% de los maratonistas en el mundo puede lograr. Ser de ese selecto grupo de maratonistas requiere muchas cosas que el corredor tradicional no necesita.

Cuidar cada aspecto, desde los tenis, hasta la punta del pelo.Técnica (braceo, zancada, respiración, etc…) ropa e hidratación. Diseñar un plan de carrera con muy poco márgen de error pero más que nada, al igual que todos, soñar en que si se puede.

A menos de 48 horas estoy con los mismos nervios de la primera vez. Si siento que me preparé bien pero el domingo sabré que tan bien o que me faltó. El miedo al fracaso no se va, el no lograr lo que hace meses fue la meta existe. Tenerlo que volver a hacer más adelante perdiendo un año de eligibilidad espanta, pero son cosas de este deporte, de este reto.

Seis maratones después de mi debut en la distancia solo existe algo que nunca cambia, terminar. Nunca he abandonado un maratón y este no será la excepción. Lo que si quiero que sea distinto es el resultado, y que cuando acabe ya este clasificado a Boston. ¿Es mucho pedir? Espero en Dios que no sea así.