Archivo de la etiqueta: Maratón Ciudad de México

Un Maratón Inesperado

Correr un maratón no es una decisión que se debe de tomar a la ligera. Es una distancia que desafía la capacidad física y mental del ser humano. Por más veces que lo corras, nunca se vuelve más sencillo. El Maratón de la Ciudad de México de fácil no tiene nada.

La edición 36 del Maratón de la Ciudad de México conmemoraba los 50 años de los Juegos Olímpicos de México 1968. El último en el sexenio de Horacio de la Vega como organizador. Un hombre que ha llevado a este maratón a estar considerado dentro de los mejores del mundo.

En junio me invitaron a participar y acepté. Sin embargo, nunca pude entrenar de la manera debida. El cambio de Madrid a México y ciertos eventos hicieron imposible llegar al 26 de agosto bien preparado físicamente para la prueba madre de la distancia.

Una semana antes ya había dado prácticamente descartada la opción de correr los 42.195 kilómetros. Si pensaba correr algunos tramos y grabar como se van sintiendo los corredores conforme avanzan los kilómetros. Correrlo todo no era parte del plan.

Los días previos a la carrera fueron muy atípicos para alguien que va a correr un maratón. No estaba cuidando mucho mi alimentación, no dormía temprano y corrí muy muy poco para al menos darme la confianza de que podría correr tanto.

En mis ocho maratones me he presionado mucho por el tiempo que quiero hacer. En esos maratones he pensado mucho en mi paso, parciales y posibles calambres. Acá solo pensaba en que tenía que correr tranquilo y disfrutar del maratón más grande del país.

El 26 de agosto me levanté a desayunar (lo que núnca hago antes del maratón), regresé a mi cuarto por mis cosas y a las 6:00 am ya estaba camino a la linea de salida. Si corro por tiempo, escucho música antes de empezar, ahora no llevaba ni audifonos.

Después de dejar mi bolsa en el guardarropa, me dirigí a la fila de los baños portátiles. El lugar dónde la gente deja sus nervios, yo me puse a calentar mientras los más rápidos ya cruzaban la linea de salida. Yo no tenía prisa, sabía que el día sería largo.

Ya a las 7:30 me formé en mi corral y 10 minutos después ya estaba frente a Catedral picándole “Inicio” al cronómetro y “grabar” a la GoPro que me había puesto en una mano. Iba a correr y grabar un maratón por primera vez en mi vida.

En los primeros kilómetros se puede sentir la adrenalina de la gente. Todos emocionados por salir a la conquista de un maratón. En esos primeros kilómetros fue dónde más amigos ví y en los que entendí de la magnitud del evento.

Llegando a los cinco kilómetros la aventura apenas empezaba. Aún faltaban muchos pero me sentía muy bien. A los ocho empecé a hacer videos para Instagram avisando a quienes me siguen de por dónde iba. En ese punto, la altura aún no me afectaba.

Correr por todo Paseo de la Reforma, pasar por el Ángel de la Independencia, la Diana Cazadora y después tomar rumbo hacia Polanco marcaban el primer cuarto de competencia. Fue una parte que se me pasó muy rápido corriendo al ritmo planeado.

Muchas veces corro con el miedo de perder el ritmo para el que entrené. Esta vez no tenía nada que perder y a lo mucho un maratón más que sumar a la cuenta. El poder ir a un paso que me permitía platicar, era indicación de que me estaba sintiendo bien.

Entre platicas, grabaciones, publicaciones en Instagram y “Facebook Live” la primera mitad se me pasó muy rápido. En 123 minutos pasé por la marca del medio maratón. A partir de ahí no tenía problema con parar. Ya había hecho más de lo esperado.

Sin embargo, el ambiente en las calles y ver como la gente se esforzaba por seguir avanzando me motivaron a seguir en la ruta. Yo sabía que en algún momento no me iba a sentir bien, pero preferí aprovechar el momento y hacerlo durar lo más que pudiera.

Entramos a Chapultepec y aunque el adoquin es incómodo, no lo sentí pesado y continué avanzando hasta salir del bosque, regresar a Reforma y llegar a la Glorieta de Insurgentes. Ahí ya estabamos en el kilómetro 30 y fue dónde empezaron los dolores.

No había necesidad para seguir corriendo, pero de ahí a la meta eran aún 12 kilómetros (ó como me enseñó el Camino de Santiago), casi dos horas. Ahí también empecé a hacer cuentas del tiempo que tendría para después hacer el check-out del hotel.

Al 32 vino el primer amago de un calambre. Bajé el paso y me olvidé de la idea de correr en cuatro horas. Al 35, cuándo llegamos a Avenida Insurgentes para la larga recta final, decidí caminar un kilómetro para recuperarme. Para el 36 ya estaba listo para seguir.

Con las porras a los lados de la calle que ya no paraban y los mensajes de aliento que me llegaban al celular fue muy fácil seguir hasta la meta. Tras ser testigo del Maratón de la Ciudad de México por cuatro años, el quinto fue en el que ya era protagonista.

Ya no me preocupaba el tiempo y el llegar a Ciudad Universitaria se sintió muy especial hacerlo como corredor. Animando a los que parecían desfallecer a metros del final y sonriendo pasé por el tunel que nos llevaba a la meta.

Me puse a grabar esos últimos metros para los que más de 30,000 personas se habían preparado. Los metros que te consagran como maratonista tras horas, días y meses de entrenamiento. Después de 4 horas, 32 minutos y 30 segundos grité ¡Acabamos!

A eso le siguieron abrazos y felicitaciones a todos los que en ese momento habían cruzado la meta. Todos pasamos de sufrir a gozar el hecho de haber terminado un maratón a más de2.500 metros sobre el nivel del mar.

Un esfuerzo complejo sin importar el tiempo que lleve hacerlo. Algo que da mil razones para ser feliz una vez cruzada la meta. Con la medalla de finalista con la letra “O”, la misión estaba cumplida. El 26 de agosto del 2018 sin pensarlo, corrí un maratón.

 

Kenia y Etiopía Dominan el Maratón CDMX 2018

Más de 35,000 corredores formaron parte de la edición XXXVI del Maratón de la Ciudad de México Telcel. Este año era especial, ya que se conmemoraban 50 años de los Juegos Olímpicos de México 1968.

Un evento que en los últimos años ha crecido en gran cantidad. En el 2013 apenas se llegaba a los 7,000 corredores y que para este 2018 tenía un cupo de 42,195. En el mar de gente que se dió cita en el Zócalo el domingo por la mañana, había dinero en juego para los corredores elite.

En la rama varonil fueron los kenianos quienes tomaron el control. Con algunos mexicanos intentando dar la sorpresa. Los africanos no se intimidaron ni con el ambiente, ni con la altura que le agrega un reto especial a este maratón.

Fikadu Kebede de Etiopía buscaba defender su corona pero había varios atletas con hambre de quitarle ese honor. Al kilómetro 15 ya eran sólo 10 los contendientes por el título de la prueba en la rama varonil.

Dentro de ese grupo había dos mexicanos. Uno de ellos, Jose Antonio Uribe mostró sus armas pasada la marca del medio maratón pero no pudo contra el trabajo en equipo de los africanos.

A falta de unos cuatro kilómetros el keniano Titus Ekiru comenzó a apretar el acelerador y a despegarse del pelotón. Así se fue solo hasta Ciudad Universitaria en dónde cruzó la meta con un tiempo de 2:10:38, un nuevo récord del circuito.

El podio lo completaron Edwin y Matthew Koech en la segunda y tercera posición respectivamente con tiempos de 2:12:35 y 2:13:18. Así Kenia volvió a ganar el 1-2-3 en el Maratón de la Ciudad de México.

En la rama femenil, las cosas estuvieron un poco más parejas. Menos de 20 segundos fueron la diferencia entre la ganadora y el tercer lugar. En el top-10 de las mujeres sólo hubo una mexicana, ella fue Hortensia Arzapalo Ramos y acabó en la décima posición.

Etaferahu Temesgen fue la mejor mujer de la edición XXXVI. La etiope tomó la ventaja a unos metros del kilómetro 41 y no la perdió hasta cruzar la meta en 2:40:08.a Fantu Jimma de Etiopía acabó en segundo lugar y Tinbit Wendegebriel de Kenia en tercero.

Ekiru, el ganador de la rama varonil se fue a casa con un millón cien mil pesos. Dicha cantidad se divide por los bonos de ganador ($550,000) y por el récord del recorrido ($550,000).

Los 32,645 corredores que cruzaron la linea de meta recibieron su medalla de finalista con la letra “O” de “Olimpismo”. Una medalla que para 925 competidores completa la palabra MÉXICO.

Así concluyó una edición más del maratón más grande del país. Un maratón que ahora esta a la espera de recibir el “Sello Dorado” de la Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo (IAAF).

Números Finales

Inscritos: 38, 336

Corredores el día del evento: 29,555

Cruzaron la Meta: 32,645

Descalificados: 3,090

 

Maratón CDMX Estrenará Ruta

Los cerca de 40,000 corredores inscritos para el XXXV Maratón de la Ciudad de México Telcel 2017 estrenarán una nueva ruta en esta prueba de 42 kilómetros y 195 metros. A prácticamente diez días del evento se anunció que habrá un cambio en el recorrido.

La ruta del Maratón de la Ciudad de México Telcel 2017 sufrirá ligeros cambios en sus primeros kilómetros al igual que en las zonas del Bosque de Chapultepec y la colonia Condesa.

La linea de salida había sido frente al Hemiciclo a Juárez en los últimos años. Con la finalidad de imitar la ruta de los Juego Olímpicos de 1968, se decidió que ahora fuera la plancha del Zócalo capitalino, la que fungiera como el punto de partida.

Esto va de la mano con el slogan del evento para esta trigesimaquinta edición, “El origen de mi ruta”. Así se podrán mostrar más partes del Centro Histórico en los primeros kilómetros del recorrido que parte del corazón de la Ciudad de México y concluye en el Estadio Olímpico de Ciudad Universitaria.

Será la primera vez desde los Juegos Olímpicos de México 68 que el maratón tenga su salida en ese lugar. Una idea que se tenía desde el 2013 pero que por detalles político-sociales, no se había logrado establecer.

Cambios a Detalle (Comunicado Oficial)

 

Ruta maratón cdmx
Nueva Ruta Maratón CDMX 2017

 

El Maratón avanzará por las calles de 20 de noviembre y 5 de mayo del Centro Histórico para continuar por Avenida Juárez, en Paseo de la Reforma se llegará hasta Eje 2 Norte, de igual forma retornar por la misma vía y proseguir la ruta de manera habitual.

En esta ocasión el medio maratón del trayecto está marcado en la calle de Mahatma Gandhi a la altura del Museo de Antropología e Historia, antes se ubicaba en la calle de Acuario; se tendrán leves variaciones en el Bosque de Chapultepec; mientras que en la colonia Condesa se avanzará por la calle de Salamanca sin doblar hacia Veracruz, sino que seguirá de frente al Parque España y Nuevo León, es decir, no se rodeará el Parque México.

Edición Histórica

El crecimiento del MCDMX quedará evidenciado este próximo domingo 27 de agosto cuándo 40,000 corredores formen parte del mismo. A nivel mundial, es la carrera que mayor crecimiento ha tenido según la Asociación Internacional de Maratones y Carreras de Distancia (AIMS).

Quienes lleguen a la tradicional meta en la pista del Estadio Olímpico Universitario recibirán una medalla con la letra C, parte de la colección de la palabra “MÉXICO.” Una iniciativa de la presente administración de la capital del país que preside Gabriel Mancera junto con Horacio de la Vega, director de INDEPORTE.

Así que todo va quedando listo para esta fiesta deportiva. Un evento que reune a 40,000 corredores y paraliza a la una de las ciudades más grandes del mundo.

Siguiendo la Huella del Maratón CDMX 2015

Correr un maratón te cambia la vida. Correr 42.195 kilómetros es mucho más que la distancia misma. Correr es más que un simple deporte donde pones un pie atras del otro. Para un maratonista, grabar un maratón es más que una simple asignación.

Este fin de semana tuve mi segunda oportunidad de trabajar en el Maratón de la Ciudad de México. Tras haber corrido siete maratones se que cada uno es diferente y que el evento nunca se simplifica, siempre hay que tenerle el mismo respeto. Como reportero tenía más o menos la misma idea.

Días antes empecé a checar mis recorridos, pues era obvio que no me iba a aventar la distancia completa a pie cargando el equipo de trabajo que pesa cerca de diez kilos. Mientras el corredor a veces quiere algo de lluvia para que los refresque, esa lluvia del otro lado era mi peor pesadilla. En la edición 2014, la lluvia que cayó al principio de la carrera estuvo a nada de destruir mi equipo.

EL COLOR DEL MARATÓN 2014

Conforme se acerca el evento vas checando el estado del tiempo tal y como un corredor. Quieres que todo salga perfecto el día de la carrera pero sabes que necesitas un “Plan A”, “Plan B” y “Plan C” por si las malditas dudas o complicaciones. Como corredor no quieres que el cuerpo te fallé, como reportero no quieres que tu equipo se descomponga. En los dos casos no quieres quedarte dormido.

El año pasado con dos días de trabajo fue suficiente. En esta ocasión, ya que se esta trabajando en un proyecto especial, las grabaciones empezaron desde una semana antes y falta una semana más de trabajo con respecto al Maratón de la Ciudad de México.

Horas antes de la carrera un corredor se pone nervioso por lo que esta por hacer. Momentos antes del balazo de salida los nervios a un costado de los corrales era en que tenía que encontrar a poco más de 20 corredores en un mar de gente de 30,000 o más atletas. Lo mejor es que no llovió aunque esta vez la tarima en la salida tenía techo.

Así se vió el inicio del Maratón sobre la Avenida Juárez.
Así se vió el inicio del Maratón sobre la Avenida Juárez.

Se dió el disparo de salida y yo ya estaba en la misma posición del año pasado. Ya sabía a donde me iba a ir pero buscaba tomas un poco distintas a las del año pasado, pues aunque ese me salió bien, no quería imitar lo hecho ya hace un año. Esta vez no estaba trabajando solo. Tenía tanto a mi madre Silvia Perches y a la hermana de una de las corredoras, Rosa Lozano, echándome la mano.

Mi vista de los 5 kilómetros.
Mi vista de los 5 kilómetros.

Poco a poco fuimos caminando y corriendo por la Avenida Reforma hasta llegar al Ángel de la Independencia donde nos separamos en dos grupos. Este año sentí que iba un poco más resagado yo que a comparación del año pasado. Pero cuando llegue a la zona de Chapultepec recuperé mucho de lo que sentí que ya habia perdido. Poco a poco fui encontrando a todos los involucrados en mi historia. A algunos más de una vez y desafortunadamente ninguna en otros casos.

Poco a poco el no haber desayunado empezó a hacer efecto en las energias para seguir avanzando, tal y como sucede con un corredor que no desayuna o no se alimenta bien. Gracias a la ayuda de Rosa, si pude comer y dos tacos de barbacoa no me cayeron nada mal.

DOCUMENTAL DEL MARATÓN 2014

El año pasado me fui de la Glorieta de Insurgentes al Estadio en metro pero esta vez lo intentamos con Uber. Ahí vino el problema con el tráfico, con el que estuvimos estancados a la altura de Perisur por un buen rato. Después de mucho tiempo llegué al Estadio para ver la llegada de los últimos del grupo terminar. Al salir del estadio no vi a nadie conocido y sin pena ni gloria me fui de Ciudad Universitaria.

Al final terminas casi tan cansado como un maratonista. Una coca o una torta suenan como las mejores ideas del mundo tras el esfuerzo. Igual que un corredor te pones a pensar en que pudiste haber hecho mejor pero hay momentos en los que mejor disfrutas de lo que hiciste. La gran diferencia es que del lado de un reportero no hay medalla con la letra “X” esperando al final.

Ya que a uno no le toman fotos en la meta, yo me la tengo que tomar.
Ya que a uno no le toman fotos en la meta, yo me la tengo que tomar.

Al final del día se que pude haber hecho algunas cosas mejor. Ya en la noche te das cuenta que hiciste lo que pudiste en cada momento y con eso te quedas. De todo se aprende y con eso te prepraras para lo que sigue.

Fuera de Series para el Maratón CDMX 2015

Para muchos mortales, el simple hecho de terminar un maratón es cuestión de orgullo. Otros más buscan la clasificación a Boston pero realmente son pocos los que salen a la carrera de 42.195 kilómetros buscando ganarla, pero los hay. El Cómite Organizador del Maratón Internacional de la Ciudad de México anunició quienes de los casi 30,000 paraticipantes buscarán ganar la edición número XXXIII de este evento.

El ganador de la edición pasada, Raúl Pacheco y Gladys Tejeda, campeona del 2013 y tercer lugar en el 2014, no estarán presentes este año debido a que ya se preprapran para calificar y después participar en el maratón de los Juegos Olímpicos de Brasil 2016. Eso abre paso a nuevas caras en el podio de ganadores en Ciudad Univeristaria el 30 de agosto.

En los hombres, la legión kenianna viene muy cargada. Nicholas Manza encabeza al grupo con un mejor registro de 2 horas, 6 minutos y 36 segundos cuando corrió el Maratón de Amsterdam en el 2011. Robert Kipkemboi, también de Kenia, llega con un registro de  2:09:32, seguido del etíope Shume Hailu que ostenta una marca de 2:09:36. Abdisa Bedada, Daniel Aschenik, Debebe Tolosa, el marroquí  Hassane Ahouchar, el eritreo Kiflom Sium y el marroquí naturalizado italiano Ahmed Nasef.

Por México, los corredores a seguir son Alejandro Suárez de Querétaro, Tomas Luna, Saby Luna, Martín Pérez, Leonado Trejo y César Jiménez. Cabe destacar que ya se tiene en mente hacerle la invitación a Juan Luis Barrios, uno de los mejores fondistas mexicanos de todos los tiempos para que participe en la edición del 2017.

En la rama femenil el nivel que se espera es muy alto. Cinco de las invitadas de lujo tienen un registro por debajo al de las 2 horas con 30 minutos. Quienes llegan con la etiqueta de favoritas son Misikir Mekonnen (2h 25’45”) y la keniana Sarah Kiptoo (2h 26’32”). Ellas serán perseguidas por las etíopes Waka Chaltu y Bizunesh Urgessa (2h 30’00”).

Dulce Maria Rodriguez de Toluca es una de las cartas fuertes que representa a México en este evento. Ella estará acompañada de Lliliana Cruz y Paula Apolonio. Ellas son las estrellas mexicanas en un grupo elite de ocho etíopes, siete kenianas, una canadiense y siete mexicanas.

Diversos factores como la altura y la altimetría del recorrido no permiten que el recorrido del Maratón de la Ciudad de México sea elegible para que se rompa el récord del mundo. Lo que varios de estos veloces personajes si pueden buscar es el récord del trazado. Para los hombres, esa marca esta en 2:16:56 impuesta por Pacheco y para las mujeres es de 2:37:35, registrado por Tejeda, ambos en el 2013.

Hay diversos bonos que se pueden ganar algunos de ellos dependiendo el tiempo en el que completen el recorrido. Un primer lugar con todo y récord de circuito hace acreedor al ganador a un premio de un millón de pesos.

  • Con información de INDEPORTE