Archivo de la etiqueta: Ironman

Destino Ironman 70.3 Los Cabos

Lo que hace unos meses era un plan, hoy es un compromiso. Hoy estoy inscrito al Ironman 70.3 en Los Cabos. No es una decisión tomada a la ligera tomando en cuenta que no es una prueba nada sencilla. Es una decisión que le da sentido a mis entrenamientos y me motiva a hacer las cosas bien dentro y fuera del deporte.

Por mucho tiempo fueron los maratones el enfoque de mi preparación atlética. Por ahora, se que es bueno darle un descanso a eso y cambiar de aires un poco. Lo que por mucho tiempo eran actividades de descanso activo (ciclismo y natación), hoy son actividades en las que tengo que poner todo de mi para que me salgan bien las cosas.

¿Cómo no emocionarse con esto?Muchos irían por la simple medalla, y nadie les quita el orgullo de ser finalistas. De que lo voy a terminar de eso no tengo una sola duda. Al igual que en un maratón, eso nunca esta a discusión. Se que es un mundo algo diferente pero se parece ya que no pienso dejar nada en las 70.3 millas que abarca el recorrido de las tres disciplinas.

En estos primeros meses de entrenamiento me he dado cuenta que hay buenas posibilidades de quedar entre los primeros de mi categoria. Un sueño sería ganar una de las plazas al campeonato mundial pero tal vez para ser mi primero sea mucho pedir.

Natación

La natación es algo que no me da miedo. No soy el más rápido pero me puedo defender y mantener un buen ritmo por mucho tiempo. Tanto en la corrida como en la nadada, las pruebas de fondo son mi especialidad. Aquí he trabajado en ser más eficiente, más rápido y tratar de reservar energías.

Serán 1.9 kilómetros de nado en aguas abiertas. Últimamente me he preparado en condiciones similares una vez por semana y lo seguiré haciendo hasta que llegue la fecha del evento, tratando de mejorar cada día más. Poco a poco iré incorporando más nados en alberca para mejorar en cada detalle que me sea posible de ahora al 30 de octubre.

Ciclismo

90 kilómetros. Es una distancia que si espanta, especialmente cuando no es lo único que tienes que hacer. Es aquí dónde por el momento cojeo más. Al mismo tiempo es dónde más espacio para mejorar hay. Ya en dos meses que llevo de pedalear como cinco veces por semana he notado mejorías significativas y se que todavía no estoy dónde puedo estar.

Por lo que he escuchado esta será la parte más difícil del Medio Ironman. Un circuito con subidas y bajadas de una sola vuelta dónde las subidas más fuertes estan al final del circuito. Aquí será cuestión de ser paciente y esperar que nada malo pase para poder estar en una buena posición para antes de la carrera. Más de dos horas y media me esperan tan solo en esta parte de la carrera.

Carrera

Medio maratón para rematar lo que hasta ese momento ya habrá sido un esfuerzo para considerar. Si estoy dentro de los primeros diez o cerca a esta altura agárrense. Este es mi fuerte y espero que lo sea el 30 de octubre. Mi idea es prepararme para correr 1:45 (5:00/km). Es un paso que considero tranquilo por ahora pero con el desgaste de las secciones anteriores todo puede pasar.

Aquí son dos vueltas y lo importante será no desesperarme al principio. He notado que con las piernas ya cansadas me toma un poco más de tiempo agarrar ritmo pero una vez que lo agarro no lo suelto. En un buen día, podría ser el más rápido en esta sección viendo los tiempos del año pasado.

A 100 Días

Por supuesto que los nervios existen y se irán acrecentando de ahora al 30 de octubre. Los próximos 100 días se me pueden hacer eternos o muy cortos. Saber que para el mes de noviembre ya seré un Medio Ironman me emociona y motiva.

Primero estará el Triatlón de Veracruz. En el 2003 competí en las categorias infantiles pero ahora estaré de vuelta para la distancia olímpica. Es uno de los triatlones más grandes del mundo y un muy buen parametro a dos meses del reto principal.

Aquí se revivió mi gusto por los Triatlones
Cambiar de aires después de ocho maratones a un reto como este me da más energias que las que tendría si volviera luego luego a lo mismo. Salir de la rutina es algo que tenía que hacer. Ahora no queda de otra más que entrenar y soñar en que algo grande esta por venir.

¿A quién se lo dedico?

La respuesta a esta pregunta no es en singular, pero sin duda es en plural. El reto es personal pero la dedicatoria no. A mis papás, hermanas, abuelos, tíos, primos y amigos. Además, a tí que leiste toda la historia de un cuento que se irá poniendo bueno.

Saber que cuentas con el apoyo de mucha gente será fundamental para no dejarme vencer cuando las cosas no me salgan bien en los entrenamientos. Importante para tener con quien compartir tus logros en este camino y invaluable cuando el día de la carrera necesite sacar energías de donde no tengo.

A todos ustedes les dedico mi esfuerzo y mi resultado el 30 de octubre.

 

Rompiendo la Monotonía del Maratonista

Muchas veces en la vida es bueno ponerse nuevas metas, nuevos retos. Después de pasar años enfocado solamente en correr maratones, era momento de cambiar un poco las cosas. La meta de calificar al maratón de Boston sigue en pie, pero la manera en la que pienso prepararme ha cambiado un poco.

Este sábado, después de casi un mes de entrenamiento serio, hice mi primer triatlón sprint. En este tipo de eventos se nadan 750 metros, se anda en bici por 20 kilómetros y el gran cierre es de cinco kilómetros corriendo.

Hacer un triatlón es algo que había querido hacer desde hace tiempo. Siempre he dicho que me gustaría hacer un Ironman, pero eso será después de calificar a Boston, por ahora la tirada es a un Ironman 70.3 en Octubre si Dios quiere.

Para llegar lejos hay que tomar pasos pequeños. Primero estaba el regresar a nadar. Durante ya poco más de un mes he estado nadando en la playa cada sábado. Con pocas oportunidades de trabajar la técnica y la velocidad, los sábados son prácticamente los únicos días que tengo para preparar esta etapa del triatlón.

También esta el regresar a la bici. Bien dicen que lo que bien se aprende núnca se olvida. Para andar en bici no tengo problema, aquí el reto ha sido subir la velocidad y la resistencia encima de ella. Esta es la parte del triatlón en la que debo de trabajar más.

Finalmente la corrida. Mi fuerte y en la que puedo sacar ventaja si salgo bien de la bici. Por ahora las distancias son “cortas”, pero la tirada del Medio-Ironman incluye un medio maratón ya después de casi dos kilómetros de nado y 90 en la bicicleta.

Tomando todo esto en cuenta, he trabajado más en la bici que en cualquier otra disciplina del triatlón. En la natación solo hago los ajustes posibles y necesarios cada sábado mientras que en la corrida trato de adaptarme a que correr a ritmos fuertes no sea tan pesado.

El mar estuvo muy tranquilo, tal vez lo más tranquilo que ha estado en mucho tiempo. Cerca de las 7:30 empecé a nadar. Al mismo tiempo trataba de no ir muy acelerado pues iba a ser una prueba larga. La idea era no usar mucho las piernas y hacer que los brazos hicieran casi todo el trabajo. Mantuve un ritmo bastante parejo durante esta parte. Salí del agua en 14 minutos, 90 segundos más rápido que mi mejor tiempo en el mar.

La transición fue casi perfecta. Un pequeño problema mecánico retraso unos segundos mi salida pero fuera de eso todo estuvo bastante bien.

Aquí venía lo bueno. 20 kilómetros en el Boulevard Costero, los cuales dividí en cuatro sectores para sentir que avanzaba. Cada sector era de cinco kilómetros y cada vuelta de diez. La primera vuelta la saqué en 20 minutos y mi plan desde un principio fue terminar la bici en 40. Iba con el tiempo justo y esperaba que las piernas respondieran para la segunda parte. Así fue y logre acabar la ruta en bici en 39 minutos y 40 segundos.

Se que para sacar provecho de la corrida hay que hacer una buena transición de la bici a la carrara. Hoy no fue tan buena como me hubiera gustado pero estuvo aceptable. En menos de un minuto me baje de la bici y empecé los cinco kilómetros de carrera.

Al principio sentí las piernas un poco pesadas y con el sol de frente fue difícil agarrar ritmo. Pero después de 1200 metros fui agarrando mas velocidad y sintiéndome más cómodo hasta completar los cinco kilómetros en 23 minutos. Mi meta había sido 22:30 pero con 23 me conformo por ahora.

Un tiempo total de 1:20:50 fue lo que marqué. Comparando ese tiempo con los del Triatlón de Veracruz del 2015 en mi categoria, entraría dentro de los mejores 20. Aún hay mucho trabajo por hacer para estar listo para un Medio Ironman pero el primer paso esta dado.

Ahora con lo aprendido en este sprint viene la preparación para la distancia olímpica. A final de cuentas se que todo esto servirá para soñar en hacer un buen Medio Ironman y después preparar otro maratón y esta vez si calificar a Boston. La fuerza y condición que me dará este entrenamiento seguramente servirá.