Archivo de la etiqueta: green bay

Arrancan los Playoffs de la NFL

Estamos a menos de un mes de saber que equipo se corona campeón del Super Bowl LI en Houston, Texas y este fin de semana arranca la ronda de comodines. Cuatro equipos de cada conferencia (Americana y Nacional) buscan avanzar a la ronda divisional.

Hoy analizaremos los dos juegos más llamativos de esta primera ronda. Un juego de la American Football Conference y otro de la National Football Conference. Cabe mencionar que los favoritos para conquistar el trofeo Vince Lombardi tienen una semana de descanso.

Raiders (12-4-0) vs. Texans (9-7-0)

Muchos se acordarán de aquel gran partido en el Estadio Azteca entre los malosos y los texanos. Aquella vez fueron los Raiders los locales y quienes se llevaron la victoria (27-20). Ahora serán los Texans quienes buscan cobrar revancha en su propia casa.

Aunque los Raiders pasaron más de media temporada mostrando un nivel excepcional de la mano de Derek Carr, el último estirón de la temporada no fue de lo mejor para ellos. La peor noticia la recibieron en la penúltima semana de la temporada regular, cuando su mariscal de campo estelar tuvo que salir debido a una fractura de pierna.

Sin Carr en los controles el equipo dependerá mucho de lo que puedan hacer por tierra. Matt McGloin también se lesionó ante Denver en la Semana 17 y deja todo en manos del novato Connor Cook.

Cook no tuvo una mala tarde ante Denver. El mariscal de 23 años lanzó 14 pases completos de 21 intentos y tan solo una intercepción. Uno de sus pases acabó en touchdown aunque los Raiders cayeron 24-6. Para Cook, el juego ante los Texans será su primero como titular, algo que nunca se había visto en la liga.

DeAndre Washington debe de convertirse en un arma importante para el equipo de California y tener una mucho mejor actuación que la que tuvo contra Denver, dónde solo corrio para 43 yardas en siete acarreos. Por aire las cosas estuvieron casi igual con Michael Crabtree avanzando 47 yardas en cinco recepciones.

La buena noticia para los dirigidos por Jack del Río es que  tanto en yardas por tierra (120.1) como en yardas por aire (253.2), promedian mejores números que sus próximos oponentes.

Los Texans también han tenido problemas definiendo a un mariscal de campo. Sin embargo, debido a que Tom Savage sufrió una conmoción ante los Titanes en el cierre de la campaña. Ahora Brock Osweiller recupera la titularidad y lo ve como una segunda oportunidad. Una oportunidad que no debe dejar pasar.

Osweiller ya tiene experiencia de jugar en postemporada con los Broncos de Denver, quienes ganaron el Super Bowl 50. Ahora quiere guiar a los Texanos a poder jugar un SB en casa. El ex-Bronco completó 301 de 500 pases para un 59% de efectividad. Sin embargo, su número más rojo es el de las intercepciones, ya que sufrió 16 a lo largo de la temporada.

Lamar Miller es su corredor estrella, sumando más de 1,000 yardas pero solo promedia 4 por acarreo. Eso si, Osweiller tiene facilidad para correr el ovoide cuando la bolsa de protección comienza a colapsar, sumando 131 yardas por la via terrestre.

DeAndre Hopkins es su receptor estrella, pero solo anotó cuatro touchdowns en la campaña sumando 954 yardas. Miller ha llegado hasta las diagonales en cinco ocasiones. En cuanto a defensivas se refiere, la de los Texans ha batallado poco más que la de Oakland.

Nueva York (11-5-0) vs. Green Bay (10-6-0)

A diferencia del juego que acabamos de repasar, en donde los mariscales apenas van conociendo la liga, aquí estamos ante dos de los mejores que hay en la NFL. El agarrón entre Eli Manning y Aaron Rodgers promete sacar chispas en Lambeau Field.

Por parte de los Green Bay Packers esta Rodgers. Un hombre que al final de su carrera seguramente tendrá su lugar asegurado en el Salón de la Fama. Un jugador que tradó más de media campaña en carburar al nivel que todos le conocemos pero que en la recta final de la temporada regular esta jugando a un nivel excepcional y de temer para cualquier rival.

4,428 yardas son para las que ha lanzado el número 12 de Green Bay en las últimas 17 semanas y solo siete intercepciones. El egresado de la Universidad de California promedia un 65.7% de efectividad en sus pases, número que va a la alza últimamente.

Jordy Nelson sigue siendo el receptor favorito de Rodgers a quien ha encotrado en 97 ocasiones para 14 anotaciones de touchdown. Nelson logró superar la marca de 1,000 yardas con un total de 1,257. La dupla Rodgers-Nelson es la mejor en la historia de la franquicia.

Por tierra los Packers no son muy fuertes pero saben que no dependen de eso. Ty Montgomery no llega ni a las 500 yardas (457) en 77 acarreos. A pesar de ello, su promedio de 106.3 yardas terrestres por partido es superior a la de los Giants (88.2).

Tan solo los receptores Nelson y Davante Adams se han combinado para 26 anotaciones esta temporada. El equipo promedia 262.4 yardas por la via aérea y 368.8 por partido. En prácticamente todos los departamentos son superiores a los Giants.

Eli Manning ha tenido chispazos de grandeza durante la temporada regular, pero también ha dejado mucho que desear en algunas ocaciones. La poca protección que tiene detrás de la linea de golpeo y poca precisión en muchos pases hace dudar en la capacidad de este equipo.

Si bien fueron los únicos que pudieron derrotar a los Vaqueros cuando ellos jugaban con titulares, dejaron ir oportunidades para ganar partidos contra rivales como Baltimore en juegos que se definieron en los últimos instantes.

Eli ha lanzado para 4,028 yardas y 26 pases de anotación. Su receptor favorito es Odell Beckham Junior a quien ha encontrado en 101 oportunidades para 10 touchdowns. Sterling Shephard y Victor Cruz también son variantes confiables para Eli.

En lo que el hermano menor de los Manning si supera a Rodgers es en anillos de Super Bowl con dos por uno de su contrincante. Es más, Eli es el único mariscal de la liga que tiene más victorias de SB que juegos ganados como local en playoffs.

Aunque mucho del éxito de Nueva York dependerá de lo que hagan por aire, por tierra las opciones son claras con Rashad Jenkins y Paul Perkins quienes se han combinado para 293 acarreos y más de 1,000 yardas.

En cuanto a las defensivas la apuesta es un poco más segura con los Empacadores de Green Bay. Clay Matthews le ha llegado al mariscal en cinco ocasiones esta temporada de las 40 que suma su equipo. Además suman un total de 17 intercepciones encabezadas por Clinton Dix con cinco.

Por su parte la defensiva de la Gran Manzana ha derribado al mariscal del equipo contrario en 35 ocasiones y tienen el mismo número de intercepciones que Green Bay. Lo que si no tienen es buen manejo del reloj, permitiendo que su oponente tenga más tiempo el ovoide.

Otros Partidos

Además de estos partidos estan el de Detroit vs. Seattle en la Conferencia Nacional y el de Pittsburgh vs. Miami. Así que razones hay para quedarse en casa a ver grandes duelos en busca de un pase al Super Bowl LI en el NRG Stadium de Houston, Texas.

 

Halcones Hambrientos

Los Halcones Marinos de Seattle pusieron al borde de sus asientos a miles de aficionados el pasado domingo cuando lograron una voltereta espectacular contra los Empacadores de Green Bay. Cuando la visita pensó que callaría a todos los presentes en el Century Link Field, Russell Wilson se olvido de cuatro intercepciones para poner a su equipo en el Super Bowl.

Tras una primera mitad devastadora para los locales, lo único rescatable para Seattle sería la intercepción de Richard Sherman. A pesar de ello se vieron abajo 0-16 tras los primeros 30 minutos. Tal como la lluvia y el granizo intermitentes en la cancha, así fueron los destellos de que los Halcones podrían reaccionar. Wilson parecía hacerse chico ante la grandeza de Aaron Rodgers que con una pierna lastimada aún derrochaba talento en cada jugada.

La reacción clave vino con un engaño de gol de campo que terminó en siete puntos para los de casa. Green Bay nunca vio venir lo que estaba a punto de pasar. En el último cuarto del encuentro el reloj era el mejor aliado de los Empacadores y el peor enemigo de los Halcones Marinos. La Legion of Boom (defensiva de Seattle) fue realmente la que los mantuvo vivos tanto tiempo. En varias ocasiones no permitieron touchdowns de la oposición que se tenía que conformar con goles de campo.

Los comentaristas empezaban a hablar de un estadio vació para cuando Green Bay levantara el trofeo de campeón de la Conferencia Nacional. El número 12 de los Seahawks se hizo notar más que nunca para impulsar al equipo a un milagro. El ruido ya no se media en decibeles, sino en la Escala Richter. Así como lo leen, se registro un temblor en la ciudad cuando agonizaba el juego, debido a la afición en el estadio.

No era para menos pues a pesar de ir perdiendo por 12 puntos con menos de cuatro minutos en el reloj el equipo reaccionó como los grandes. Lo que no habían hecho en 56 minutos lo hicieron en esos cuatro restantes. Movieron las cadenas por aire y tierra, anotaron un touchdown con poco más de dos minutos por jugar. A la hora de despejar engañaron el equipo receptor y recuperaron el ovoide.Volvieron a anotar de seis y por si fuera poco cuando una cuando la conversión de dos puntos parecía aniquilada por Green Bay, Wilson mandó un globito a la zona de anotación y ponerse al frente 22-19.

Aaron Rodgers se tuvo que conformar con dejar a su equipo en posición de anotar un gol de campo cuyo pateador no falló por quinta ocasión en el día.

Se fue este espectáculo a tiempo extra y los Halcones Marinos ganaron el volado. Con la misma intensidad con la que cerraron el tiempo regular se pusieron a trabajar en su primera posesión. 1ra y 10, 11:47 en el reloj, yarda 35 de los Empacadores, el balón es de Seattle. Wilson, que había estado errático casi todo el juego manda el pase que necesitaba a Jermaine Kearse que lo lleva a la zona de anotación y de paso al Super Bowl XLIX en Phoenix, Arizona.

En caso de coronarse campeón, Seattle será el octavo equipo en ganar el Súper Domingo de manera consecutiva y el tercero de la Conferencia Nacional en conseguir la hazaña. Tras haber vencido a Denver en Nueva York el año pasado, ahora el rival es Tom Brady y los Patriotas de Nueva Inglaterra el primero de febrero. Mientras que Wilson irá por su segundo anillo, Brady va por el cuarto, los mismo números que sus respectivas franquicias.

A Catch Outside the Rulebook

They say God works in mysterious ways, and so seem to do the referees at last Sunday’s game between the Dallas Cowboys and the Green Bay Packers.

With close to four minutes to go at Lambeau Field the Dallas Cowboys had to go for it on 4th and 2 since they were trailing by 21-25. Probably running the ball was the safe bet with DeMarco Murray on the field but you also had Jason Witten who almost never fails to catch a ball and the “X Factor” named Dez Bryant.

Tony Romo would have thrown an interception if the game was happening in any of the past four seasons. But  a solid performance despite a heavily injured back and knees plus having some of the best stats in the fourth quarter around the league this season suggested otherwise.

The ball was snapped and Tony looked for his target. Number 88 was running full speed down the left sideline and jumped into the air to make a catch of a ball that seemed almost impossible to go after. Even harder, to control it considering the momentum of the run and the man to man pressure that Sam Shields was creating.

Viewers around the globe saw Dez coming down with the ball as one of the most impressive plays a football player has ever made. Unfortunately the Green Bay coaching staff, referees in New York and on the field saw otherwise. They believed Bryant did not have complete control of the ball. Days later #IStillThinkItWasACatch.

Here is why. Dez grabbed the ball mid air and came down with it with full control. He took three steps with full control of the ball before trying to reach for the endzone. After those three steps he lunged for the goal line instead of playing it safe but that is just what Dez does. Here comes the part I never understand.

If Mike Pereira, FOX expert analyst for officiating says the refs made the right call, even if Obama said it was the right call I would not agree. When did the ball touch the ground? His knees did, his elbow did, his hands did, but the ball never ever did. The referee closest to the action never saw that ball touch the ground. I’ve seen the videos and I’ve seen the pictures. That ball did not pop loose because of contact with the ground. How is that considered losing possession?

Obviously if you are falling with your hand below the ball and just grabbing it with one hand the force that the ground has on your hand will be greater and anything might move. That was the case. The ball popped but it never touched the ground. Even after it came “loose” he recovered it in the endzone.

Mike Pereira did not agree it was a football move to stretch out his arm and reach for the 1-yard line. He simply did not because he might have never seen something like that. No one had, it was a catch that maybe only Dez Bryant can do. Even Odell Beckham Jr. from the New York Giants considered that a catch, and he knows a thing or two about big plays.

Apparently It was a catch too good to be true. Even the Green Bay Packers know it but by not admitting it their chances to win the game and make it to the conference final grew exponentially. Both teams had played a great game that did not deserve to end in controversy.

If it was ruled a catch we would be looking back at Romo’s most clutch throw, Bryant’s best ever catch and a possible win by the Dallas Cowboys to play the Seahawks at Century-Link Field.
dez-pbp-catch-gb