Archivo de la etiqueta: aventura

Ocho Meses Soñando Despierto

Lo que me ha pasado en los últimos ocho meses es dfiícil resumirlo pero aún más imposible es olvidarlo. Si hace ocho meses me hubieran dicho que hoy me sentiría satisfecho de lo que he vivido, sería muy difícil creerlo.

He llegado al punto en el que si me dicen que te vas mañana, me voy y no me arrepiento de nada. He alcanzado una felicidad que hace tiempo no tenía y que me ha ayudado a valorar lo que cuesta cada logro en esta vida.

Han sido ocho meses de aprendizaje continuo pero también ocho meses de mucha reflexión. ¿Que quiero de la vida? ¿Que debo hacer para crecer? ¿Es este el camino correcto? A veces algunas respuestas son más claras que otras, ninguna es obvia.

Sin duda que vivir en Madrid siete meses ha representado mucho para mi en lo personal y profesional. Personalmente siento que he crecido años ya gracias a las lecciones y los intercambios de puntos de vista con compañeros y profesores. En lo profesional he llegado a hacer cosas que hace ocho parecían solo un sueño.

Este último mes lo comencé viviendo el Masters de Madrid. Uno de los torneos de tenis más importantes del mundo. Un partido de Premier League entre el Manchester United de José Mourinho y el West Ham del Chicharito. Todo esto seguido de un derbi sevillano entre el Real Betis y el Sevilla FC que me dejó con la boca abierta.

Cuándo parecía que el mes no daba para más, vino la oportunidad de poder cubrir un entrenamiento del Real Madrid en Valdebebas. Sin duda alguna el día que me hizo darme cuenta lo lejos que puede llegar uno si se empeña en conseguir un sueño.

No es poca cosa estar parado en el mismo lugar que 250 reporteros internacionales. En la misma sala de prensa en la que Zinedine Zidane habla ante más de 100 medios de comunicación y con vista a los campos en los que 25 de los mejores jugadores del mundo entrenan a diario. Para mi, ese día valió los ocho meses que llevo acá en Europa.

Días después pude vivir todo lo que fue la final de la UEFA Champions League en el corazón del madridismo. El Santiago Bernabéu y la ciudad de Madrid se paralizó para tanto el partido como para los festejos de la 13 que duraron más de 24 horas.

Se cerró el mes presentando la tesis de la maestría (para los que creen que solo vine a ver deportes). Una maestría en la que aprendí de grandes profesores que son líderes en la industria del marketing digital y la comunicación corporativa en España.

Cada día me voy a dormir considerándome un verdadero afortunado de vivir tal experiencia. Una experiencia que ya entra en sus momentos finales. Ocho meses mágicos en los que la realidad supera a la fantasía.

Si me tengo que ir mañana, me voy muy feliz. No me arrepiento de nada y sé que lo vivido aquí me servirá de mucho y se quedará conmigo por siempre. Queda poco por avanzar y toda una vida por vivir. Pero la vida después de este capítulo no será igual.

Los 5 Mejores Momentos en España

El 2 de octubre llegué a España con más preguntas en mi cabeza que respuestas delante de mi. La inquietud por saber cómo sería mi vida en los próximos meses, hacía que mi cabeza diera varias vueltas. Cinco meses después no puedo decir que estoy satisfecho con la experiencia, pero si se que ha superado mis expectativas. Hoy haré un pequeño repaso de los cinco momentos más memorables de lo que va de mi vida en Madrid, España.

5) Clásico Español (Real Madrid vs Barcelona)

El partido de una liga nacional más visto a nivel mundial. Siempre había querido saber como se vive un partido entre el Real Madrid y el Barcelona. El tener la oportunidad de vivirlo de cerca era algo que sabía que tenía que hacer desde que llegué a España. A pesar de que ambos equipos vivían momentos muy distintos, no deja de ser llamado El Clásico. 22 de los mejores jugadores del mundo en la cancha, 85,000 personas en las gradas y millones de aficionados al pendiente por televisión. Más que el partido en si, lo que disfruté fue el ambiente y ver todo lo que envuelve un partido de este calibre. Lo que se dice antes, durante y después. El boleto si es muy caro, pero vale la pena vivirlo al menos una vez en la vida.

4) Maestría Europea

Si hace 10 años me hubieran dicho que iba a estar estudiando en Europa los tachaba de locos y lo mismo hubiera pasada si me hubieran hecho la pregunta hace tres. Sin embargo, las sorpresas de la vida me han puesto a hacer exactamente eso. Estudiar una maestría en Marketing Digital en una de las ciudades más concurridas del mundo. Aquí no sólo aprendes lo que es relacionado con tu especialidad, al mismo tiempo conoces el enfoque del europeo sobre lo que pasa en el mundo. Hay 11 nacionalidades representadas en mi escuela y aprender de cada una enriquece más de lo que aparece en el plan de estudios. Los maestros son de primer nivel, pero la experiencia es de clase mundial.

3) Competir en Europa

Hace un par de años corrí un maratón en Rotterdam, Holanda. Fue una carrera de la que esperé mucho pero me dejó con un muy mal sabor de boca. Aquél día fallé y desde entonces no he vuelto a correr un maratón. Dos años después pude volver a correr en Europa. Hasta el momento llevo dos carreras de 10 kilómetros pero le tengo especial cariño a la primera. Era una pequeña manera de quitarme la espina de Rotterdam. Sin ser tan importante como el maratón, quería hacer las cosas bien en mi debut en España. Afortunadamente ese día casi todo me salió bien y corrí cinco minutos más rápido de lo esperado. Además estuve dentro de los primeros lugares en una carrera bastante concurrida. Ahora la meta es hacer un muy buen papel en el Rock N’ Roll Medio Maratón de Madrid el 22 de abril.

2) Entrevista con Martin Ainstein

Aquí te puedes encontrar a muchas celebridades en partidos y hasta en la calle. Para mi la más significactiva fue ver a Martin Ainstein. El periodista de ESPN que tiene un talento como muy pocos en esta industria. Alguien a quien yo admiro mucho y a quien tuve la oportunidad de conocer tras el Real Madrid vs. Barcelona a las afueras del Santiago Bernabéu. Pude ver como trabaja para diferentes programas y a su equipo de trabajo. Me acerqué a saludar y de ahí nació la idea de hacer un pequeño análisis sobre el partido que había terminado. Fueron tres minutos de oro que realmente hicieron de ese día uno de los que siempre recordaré. La entrevista duró poco pero se habló de mucho. Poder incluir algo así en mi curriculum personal vale mucho y llena aún más.

1) Cobertura en el Santiago Bernabéu

10 de febrero no se olvida. Ese día lo soñé desde pequeño y me aferré a la idea de que iba a pasar. El día que pasó puedo acordarme hasta de lo que desayuné. Me acuerdo de todo porque no cualquier día es tu primer día cubriendo un partido de fútbol del Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Nunca dejé de creer en ese sueño por más lejano que pareciera y cuándo pasó fue tan bueno como lo imaginé. El palco de prensa de la casa blanca con varias estrellas del fútbol y del periodismo, en la cancha Ronaldo anotando tres goles y el Madrid goleando, dejó atras lo triste que fue no ver a Hector Moreno en el campo. Entrar a la sala de prensa para ver a Eusebio y a Zidane y pasar por zona mixta para ver a otras estrellas del fútbol mundial como Toni Kroos, Daniel Carbajal y otros fue mágico. Será la primera vez de muchas, de eso estoy seguro.

CONCLUSIÓN

Han sido más de 150 días que conforman una aventura impresionante. No se que sea de mi de hoy a cinco meses, pero lo que se es que lo que he vivido aquí lo llevaré conmigo por siempre. No dejo de darle las gracias a quienes hacen esto posible y a quienes son parte de esta aventura. Amigos, familiares, profesores, extraños en la calle, todos han hecho que cinco meses se sientan como mucho menos, pero que se valoren mucho más.

Cross Tamasopo 2016

En su cuarto año el Cross Tamasopo reunió a más de 2,000 corredores en uno de los lúgares más recónditos de la Huasteca Potosina. El municipió de Tamasopo se vistió de manteles largos para recibir a quienes varias semanas antes habían agotado las fichas de inscripción en tiempo récord.

El 8 de mayo a las 7:30 am, se reunieron cientos de corredores para el primer medio maratón en Tamasopo. Una distancia que fue agregada al programa, además de las de cinco y diez kilómetros que ya existián en las primeras dos ediciones.

La salida desde la plaza principal fue vista por muchos desde las banquetas se alinearon para ver a quienes participamos de esta primera edición del Cross Tamasopo 21K. Algunos de los que estaban en espera para el inicio de su evento, atestiguaron lo que era dicho momento.

El recorrido inició en el centro de Tamasopo y poco a poco se fue alejando del mismo. Los primeros dos kilómetros fueron de súbida pero con una inclinación mínima. Del kilómetros dos al tres era una subida que parecía no tener fin.

De ahí bajamos por una escalinata (de piedras) a la que se le llama el Puente de Dios. Una bajada con muchas curvas y dónde era imposible realizar algún rebase. Al llegar hasta abajo, no tardamos mucho en volver a subir aunque no fue mucho.

Fue entonces que comenzaron los cruces de ríos y arrollos. Aquí, uno sabía que se iba a mojar, el chiste era no caerse con la piedra bola y en algunos casos llena de fango que la hacía resbalosa. Para entonces yo ya sabía que no iba a lograr ningún buen tiempo, que estaba ahí para acabar y disfrutar en la medida de lo posible.

Me la pase tomando fotos, trotando, caminando y hablando tanto con participantes, espectadores y voluntarios a lo largo del camino. A partir del kilómetro 11, comenzó una de las partes que parecía no tener fin. Un recorrido por un cañaveral con muy poca sombra y pocos puntos de hidratación tomando en cuenta el calor que hacía.

Ahí no había de otra más que seguir avanzando. Llegué a ver algunas personas conocidas como a mi madre y algunos amigos pero no podía mantenerme con ellos. El cansancio de una semana que había sido muy pesada me estaba surtiendo efecto ese día.

Finalmente llegamos de regreso a la carretera, y poco después a las cascadas de Tamasopo. Un lugar que había conocido hace ya mucho tiempo y en el que me hubiera gustado quedarme mínimo para refrescarme pero había que terminar.

Ya de ahí eran menos de dos kilómetros para llegar al final, pero con lo cansado que estaba, cada kilómetro era eterno. En ningún maratón me había sentido tan cansado y el día apenas empezaba.

Llegar a la meta fue una mera formalidad. Era ponerle fin a una parte de la tortura para pensar en otra, el viaje de regreso. Aunque había estado tomando agua durante el recorrido, me sentía deshidratado y traté de recuperarme lo más rápido posible.

Lo que aprendí es que el Cross Tamasopo se lleva a cabo en un lugar único y es bien aprovechado para hacer una carrera muy diferente a las demás. Aprendí que nunca hay que subestimar 21 kilómetros aunque el plan haya sido llevarsela tranquilo y también me di cuenta que si entreno bien para esto, le puedo bajar casi una hora a mi tiempo en el 2017.

Quienes ya hayan participado en este evento saben que carreras como estas hay pocas en el país o tal vez ninguna. Es un evento que crece año con año y es como el Súper Bowl de Tamasopo por la cantidad de turismo que atrae a la zona. A quienes no lo hayan contemplado, se los recomiendo.

Fotos del Recorrido 21K