Archivo de la etiqueta: asistencia

Salen Chispas en la Ida de la Final Femenil

90 minutos de drama, polémica y goles fueron los que se vivieron en el Estadio Universitario en la Final de ida de  la Liga MX Femenil entre Tigres y Rayadas. Con un marcador de 2-2, ambos equipos dejan en el aire la definición de la nueva monarca del fútbol femenil en México.

Desde el silbatazo inicial hasta el último suspiro, la final mantuvo alerta a las 38,230 personas que se dieron cita en el Volcán. Un nuevo récord de asistencia para un partido de esta categoría. Las jugadoras dieron un espectáculo digno de final.

En los primeros diez minutos del encuentro las felinas ya habían creado oportunidades de gol. Un tiro al poste de Carolina Jaramillo fue el primer aviso de que Tigres buscaba sacar ventaja de su localía.

Al minuto 11 que Belén Cruz anotó el primer gol tras un pase de Nayeli Rángel. A pesar de estar claramente adelantada, el arbitro no la señaló y la tribuno gritó el gol.

Fue ese gol el que hizo que las Rayadas se metieran al partido y demostraran lo que las había llevado tan lejos. La presión rayada provocó un error en la defensa felina un penal bastante dudoso. La tamaulipeca Rebeca Bernal fue la encargada de cobrar y con disparo bien colocado puso el empate al 23.

Arovechando la inercia del gol fue que Monterrey se decidió a seguir presionando. A los 25 minutos de juego remontar el marcador. Un centro de Diana Evangelista fue cabeceado por Desiree Monsiváis y el balón se encontró con el fondo de la red.

Ya con el marcador a favor de las Rayadas de Monterrey, el primer tiempo llegó a su fin pero las emociones apenas se iban calentando. En el complemento el balón iba de lado a lado y era Tigres quien creaba más oportunidades de gol.

Hubo un lapso en el que ambos equipos perdieron el orden haciendo que el partido fuera más impredescible. Las alarmas en las del Barrial se prendieron cuando Rangel y Bernal chocaron. La jugadora de rayados sacó la peor parte y sufrió una lesión que la tiene en duda para la vuelta.

El arbitro parecía perder el control de las acciones ya que minuto a minuto el partido se volvía más físico que táctico y las tarjetas brillaron por su ausencia. Ambos técnicos hicieron sus cambios intentando tomar el control del partido.

El arbitro central Mario Terrazas Chavez le puso un sello espantoso a una actuación lamentable señalando una mano inexistente a favor de Tigres a las afueras del área rayada. Las felinas tuvieron una última oportunidad de empatar.

Una oportunidad que Carolina Jaramillo cobró y su disparo se encontró con la cabeza de la defensa Vanessa Guadalupe López.  De manera accidental le cambió la trayectoria al balón y dejó a su portera sin posiblidades detener el disparo. Así se definió el  2-2 tras los primeros 90 minutos.

Será el próximo viernes 4 de mayo que se defina a la nueva monarca del campeonato en el Estadio BBVA Bancomer, la casa de la Pandilla.

La Magia de Wimbledon

Vestidos de blanco, porque las reglas de “The All England Club” así lo dictan, cientos de tenistas de todo el mundo se reunen a las afueras de Londres, Inglaterra cada año para el tercer Grand Slam del año. El único major de tenis que se juega en canchas de pasto esta en marcha del 27 de junio al 10 de julio.

La Historia

The Championships de Wimbledon es un torneo que tiene más de 100 años de historia. En 1877 se jugó el primer torneo en estas canchas pero solo para hombres. Fue hasta 1884 que se incluyó un torneo de mujeres. En 1908 el tenis de los Juegos Olímpicos se disputó en estas canchas.

En 1968 se jugó el primer Abierto de Wimbledon y hasta la fecha Martina Navratilova es la jugadora con más títulos (9). En la rama varonil son Pete Sampras y Roger Federer los que poseen más titulos con siete. Este año, Serena Williams busca su sexta corona en el All Englang Club y la número 22 en su palmarés de Grand Slams para igualar a Steffi Graf. Novak Djokovic llega a Wimbledon tras ganar su primer Roland Garros y en busca de su cuarto título de “The Championships”.

Es el único Grand Slam en el que existe un cierto deterioro de las canchas de cuando arranca el torneo a cuando acaba. Mientras que las transmisiones de televisión solo muestran lo que ocurre en las canchas principales, la sede del torneo cuenta con 41 canchas.De todas ellas, solamente la cancha central cuenta con un techo rectractil.

Los Números

39,000 personas caminan por las canchas del “All England Club” al día y el año pasado 484,000 personas entraron con boleto pagado a ver los partidos. La Cancha Central tiene una capacidad para 14,979 espectadores. En el 2015 se usaron 54,250 pelotas.

El partido más largo en la historia de este torneo lo protagonizaron John Isner (Estados Unidos) y Nicolas Mahut (Francia) en el 2010. 6-4, 3-6, 6-7 (7), 7-6 (3), 70-68 fue el marcador a favor del norteamericano tras once horas de un partido que duró tres días en acabarse. Se jugaron 980 puntos y se usaron 123 pelotas en ese maratónico juego.

Para este 2016, se espera que los nivles de audiencia a través de la televisión y otros dispositivos sigan creciendo. La BBC, que es la cadena con los derechos de transmisión en Inglaterra y ha llegado a tener 17.7 telespectadores en la Gran Final varonil del 2013 cuando Andy Murray ganó ante Nole para ser el primer britanico en ganar desde 1936.

Los Favoritos

Serena Williams busca defender su título este año y sacarse la espina de haber perdido ante Garbiñe Muguruza en Paris. Del lado de los hombres Novak sigue siendo el gran favorito en busca de un tercer título consecutivo en Wimbledon. Roger Federer esta de vuelta tras perderse el Grand Slam y al suizo el All England Club le sienta bien. La gran ausencia es la de Rafael Nadal que tras retirarse por lesión en Paris todavía no esta de vuelta.

Nada Para Nadie

Así que Wimbledon es uno de los torneos de tenis más llamativos del año. Un torneo dónde la elegancia se hace presente tan solo con el hecho de que todos van de blanco. Dónde las sorpresas estan a la órden del día como la eliminación de Garbiñe Muguruza en segunda ronda de este año tras llegar a la final el año pasado.

Un torneo en el que los nuevos talentos se consolidan y los grandes se consagran. Esto y más es “The Championships at Wimbledon”.

*Resultados completos aquí

Siguiendo la Huella del Maratón CDMX 2015

Correr un maratón te cambia la vida. Correr 42.195 kilómetros es mucho más que la distancia misma. Correr es más que un simple deporte donde pones un pie atras del otro. Para un maratonista, grabar un maratón es más que una simple asignación.

Este fin de semana tuve mi segunda oportunidad de trabajar en el Maratón de la Ciudad de México. Tras haber corrido siete maratones se que cada uno es diferente y que el evento nunca se simplifica, siempre hay que tenerle el mismo respeto. Como reportero tenía más o menos la misma idea.

Días antes empecé a checar mis recorridos, pues era obvio que no me iba a aventar la distancia completa a pie cargando el equipo de trabajo que pesa cerca de diez kilos. Mientras el corredor a veces quiere algo de lluvia para que los refresque, esa lluvia del otro lado era mi peor pesadilla. En la edición 2014, la lluvia que cayó al principio de la carrera estuvo a nada de destruir mi equipo.

EL COLOR DEL MARATÓN 2014

Conforme se acerca el evento vas checando el estado del tiempo tal y como un corredor. Quieres que todo salga perfecto el día de la carrera pero sabes que necesitas un “Plan A”, “Plan B” y “Plan C” por si las malditas dudas o complicaciones. Como corredor no quieres que el cuerpo te fallé, como reportero no quieres que tu equipo se descomponga. En los dos casos no quieres quedarte dormido.

El año pasado con dos días de trabajo fue suficiente. En esta ocasión, ya que se esta trabajando en un proyecto especial, las grabaciones empezaron desde una semana antes y falta una semana más de trabajo con respecto al Maratón de la Ciudad de México.

Horas antes de la carrera un corredor se pone nervioso por lo que esta por hacer. Momentos antes del balazo de salida los nervios a un costado de los corrales era en que tenía que encontrar a poco más de 20 corredores en un mar de gente de 30,000 o más atletas. Lo mejor es que no llovió aunque esta vez la tarima en la salida tenía techo.

Así se vió el inicio del Maratón sobre la Avenida Juárez.
Así se vió el inicio del Maratón sobre la Avenida Juárez.

Se dió el disparo de salida y yo ya estaba en la misma posición del año pasado. Ya sabía a donde me iba a ir pero buscaba tomas un poco distintas a las del año pasado, pues aunque ese me salió bien, no quería imitar lo hecho ya hace un año. Esta vez no estaba trabajando solo. Tenía tanto a mi madre Silvia Perches y a la hermana de una de las corredoras, Rosa Lozano, echándome la mano.

Mi vista de los 5 kilómetros.
Mi vista de los 5 kilómetros.

Poco a poco fuimos caminando y corriendo por la Avenida Reforma hasta llegar al Ángel de la Independencia donde nos separamos en dos grupos. Este año sentí que iba un poco más resagado yo que a comparación del año pasado. Pero cuando llegue a la zona de Chapultepec recuperé mucho de lo que sentí que ya habia perdido. Poco a poco fui encontrando a todos los involucrados en mi historia. A algunos más de una vez y desafortunadamente ninguna en otros casos.

Poco a poco el no haber desayunado empezó a hacer efecto en las energias para seguir avanzando, tal y como sucede con un corredor que no desayuna o no se alimenta bien. Gracias a la ayuda de Rosa, si pude comer y dos tacos de barbacoa no me cayeron nada mal.

DOCUMENTAL DEL MARATÓN 2014

El año pasado me fui de la Glorieta de Insurgentes al Estadio en metro pero esta vez lo intentamos con Uber. Ahí vino el problema con el tráfico, con el que estuvimos estancados a la altura de Perisur por un buen rato. Después de mucho tiempo llegué al Estadio para ver la llegada de los últimos del grupo terminar. Al salir del estadio no vi a nadie conocido y sin pena ni gloria me fui de Ciudad Universitaria.

Al final terminas casi tan cansado como un maratonista. Una coca o una torta suenan como las mejores ideas del mundo tras el esfuerzo. Igual que un corredor te pones a pensar en que pudiste haber hecho mejor pero hay momentos en los que mejor disfrutas de lo que hiciste. La gran diferencia es que del lado de un reportero no hay medalla con la letra “X” esperando al final.

Ya que a uno no le toman fotos en la meta, yo me la tengo que tomar.
Ya que a uno no le toman fotos en la meta, yo me la tengo que tomar.

Al final del día se que pude haber hecho algunas cosas mejor. Ya en la noche te das cuenta que hiciste lo que pudiste en cada momento y con eso te quedas. De todo se aprende y con eso te prepraras para lo que sigue.