Archivo de la etiqueta: 21 kms

Medio Maratón Imagen CTS

Mientras en México se organizan más y más carreras año con año, hay una compañía que ha estado involucrada en el crecimiento de este deporte desde hace 15 años. Grupo Imágen es sin duda uno de los mejores promotores del deporte en nuestro país y el domingo 15 de noviembre dieron cuenta de ello.

El Medio Maratón Imágen CTS fue la manera en que la misma compañía que hace 15 años empezó a organizar carreras de 5 y 10 kilómetros, festejó dicho logro con un medio maratón muy exclusivo. A diferencia de otros eventos donde se busca que exista una gran participación, aquí se tenían que cumplir ciertos tiempos para poderse inscribir. Esta carrera podría haber sido tu primer medio maratón pero no tu primer competencia.

Desde chico he ido a una infinidad de carreras al Distrito Federal donde los primeros dos o tres kilómetros, más que buscar establecer un paso, tienes que ir buscando la manera de no tropezar con tanta gente. Lo que se vivió en la carrera de este domingo fue muy diferente. Usando un circuito cerrado como la pista del Autódromo Hermanos Rodríguez, que apenas hace dos semanas había albergado a la Fórmula 1, no hubo ningun problema de amontonamiento en la salida.

Cabe mencionar, que yo llegué a esta carrera desvelado. Solo había podido dormir tres horas en el avión de Miami a la Ciudad de México que aterrizó cerca de las 2 de la mañana. Los nervios por no quedarme dormido a la hora que sonara el despertador hicieron que no pudiera cerrar el ojo hasta las 5:00 am, ya cuando me tenía que ir al AHR.

Yo me había calificado a esta carrera con los 10 Kilómetros Imágen Tampico-Miramar en el 2014.  Bajo circunstancias similares en las que llegué a competir tras haber llegado de viaje, decidí que no me quería perder la oportunidad de ser parte de un evento único en México.

No me sentía del todo bien antes de la carrera. Mis entrenamientos me daban confianza en que tenía algo de fortaleza pero no la suficiente como para un medio maratón. He corrido tantos que ya perdí la cuenta y por ahora no pienso en un récord personal. La meta era disfrutar, correr de manera inteligente y posiblemente buscar llegar en 1:45:00.

Con la participación de cerca de 1,000 corredores, este medio Maratón demostró que no es para cualquiera. Es muy plano, con subidas y bajadas que muy apenas se alcanzan a distinguir. Abastecimiento en prácticamente cada kilómetro pero lo que más impacta son los tiempos y el ritmo de la gran mayoría de los participantes.

La salida fue en la zona de pits, hasta re-incorporarse a la recta principal que mide poco más de un kilómetro. A partir de ahí mi idea era alcanzar al pacer de 1:45:00. Como me había tomado la primera parte con mucha calma, estaba casi hasta atrás del grupo y si le batallé un poco para alcanzar al grupo deseado. En las zonas de curvas, buscaba la distancia más corta entre una y otra como un coche de carreras, pero a muchos menos kilómetros por hora.

Empecé a tomar un buen ritmo en el que me sentía cómodo. A pesar de que había abastecimientos en casi cada kilómetro, no tomé mucha agua, pero si la suficiente. En mi vida solo había corrido en una carrera con el celular, esta era mi segunda para tomar fotos y videos del recorrido.Tras haber corrido los primero 14 kilómetros con música, en los últimos siete me quité los audífonos porque ya me estaba mareando.

Sin duda la mejor parte del recorrido fue el Foro Sol. Esa misma sección del circuito que había impresionado a los pilotos de la Fórmula 1, fue mi favorita y la de muchos. Tener que pasar por ahí cuatro veces durante la carrera hicieron valer la pena la inscripción.

Al final, siento que hice una carrera bastante inteligente. Promediando poco menos de 5 minutos por kilómetro por una gran parte del recorrido hasta que las piernas y el cansancio empezaron a reclamar casi llegando al kilómetro 19. De ahí fue una guerra contra mi mismo por no pararme y buscar mi tiempo hasta el final.

Saliendo a la “peraltada” una última vez ya no vi el reloj pero al cruzar la meta pude ver que quedé a 30 segundos de lograr mi meta. Fuera de eso, el hecho de haber corrido con el cansancio de la semana, los viajes y el poco entrenamiento, me dejaron satisfecho. La carrera estuvo muy buena, con muy buen nivel de corredores y ojalá no crezca tanto pues te hace sentir élite aún siendo amateur.

Los ganadores de este evento fueron Edher Cortez con un tiempo de 1:11:34, seguido por Victor Hugo Chavez y Omar Camacho. En las mujeres Monica Arana ganó con un tiempo de 1:30:01 y dejó a Silvia López tan solo 18 segundos atrás. Yolanda Barrios terminó en tercero con un tiempo de 1:33:40.

Rock n’Roll Ciudad de México

La verdad es que pocos eventos en México ponen en perspectiva el crecimiento del atletismo en este país como lo hizo el Rock n’Roll Ciudad de México. Un evento probado a nivel internacional que hizo su primera parada en México el domingo 15 de marzo.

Las inscripciones para el evento se agotaron mucho antes de que se acercara la fecha de la competencia. Fue un evento que muchos marcaron en sus calendarios por el simple hecho de probar algo nuevo, ya sea como distancia o como carrera. Es un evento que va mucho más allá de la experiencia de correr una cierta distancia.

El Rock’n’Roll Maratahon Series se reconoce por ser un evento llamativo por la música. En 13 puntos durante el recorrido hay bandas de música ofreciendo un show a los presentes. Entre inscritos y colados han de haber sido más de 15,000 participantes. Algo que en México solo superan eventos como el Maratón de la Ciudad de México, cuyo cupo es de 20,000.

Este tipo de eventos, en Estados Unidos son de gran atractivo para los corredores olímpicos. En uno de esos tuve la oportunidad de hablar con Dena Kastor, medallista de plata en las Olimpiadas del 2004 y que sigue corriendo hasta hoy en día. Meb Keflezghi, ganador de la maratón de Boston, constantemente hace acto de presencia en la edición de San Diego.

Por ser el primer año si hubo cosas que pueden mejorar. En lo personal, aunque no la corrí, pienso que el iniciar en el Hipódromo de las Américas solo ayuda en cuantoal estacionamiento, pero salir en tierra suelta puede causar muchos accidentes. La ruta por lo visto era complicada en si por la altura de la ciudad. Las subidas eran escasas aunque si algo marcadas.

Hacer un evento en la tarde/noche no fue visto con mucho agrado por muchos, pues crea congestionamientos masivos y rompe con el horario en el cual un corredor esta acostumbrado a competir. En una ciudad de México, donde todo es más peligroso cuando se esta a oscuras, puede ser un riesgo innecesario.

Lo que si se le puede aplauidir a este evento es que estuvo bien resguardado. En algunas partes demasiado, que ni hasta con acreditación de prensa podías pasar. Es un evento que despierta las ganas de muchos por correr o caminar por 21 kilómetros y en algunos lugares pues hasta más. Este evento has de haber superado sus propias expectativas.

Yo lo vivi de fuera por segunda vez, y es padre ver lo que muchas veces pasa atras de ti. Muchos lo sufrieron, pero una buena parte parecía estar enamorada de lo que sucedía a su al rededor. Siempre ver la cara de quienes lo terminan te hace saber quien lo gozó, quien esta satisfecho y quien lo sufrió.

Como dije al principio, aquí, el 80% de los que participaron iban tan solo a eso, participar de la experiencia y el reto que representa completar la distancia. Para eso esta, no es para ver quien es el más rápido, pero es para prender esa chispa de amor por hacer ejercicio. Sin eventos como este, mucha gente carecería de motivación para lograr cosas grandes como la que lograron aquél día. Una experiencia que muchos recordarán de por vida.

Mi Reportaje Color del Rock’n’Roll Ciudad de México