Archivo de la categoría: Triatlón

Rompiendo la Monotonía del Maratonista

Muchas veces en la vida es bueno ponerse nuevas metas, nuevos retos. Después de pasar años enfocado solamente en correr maratones, era momento de cambiar un poco las cosas. La meta de calificar al maratón de Boston sigue en pie, pero la manera en la que pienso prepararme ha cambiado un poco.

Este sábado, después de casi un mes de entrenamiento serio, hice mi primer triatlón sprint. En este tipo de eventos se nadan 750 metros, se anda en bici por 20 kilómetros y el gran cierre es de cinco kilómetros corriendo.

Hacer un triatlón es algo que había querido hacer desde hace tiempo. Siempre he dicho que me gustaría hacer un Ironman, pero eso será después de calificar a Boston, por ahora la tirada es a un Ironman 70.3 en Octubre si Dios quiere.

Para llegar lejos hay que tomar pasos pequeños. Primero estaba el regresar a nadar. Durante ya poco más de un mes he estado nadando en la playa cada sábado. Con pocas oportunidades de trabajar la técnica y la velocidad, los sábados son prácticamente los únicos días que tengo para preparar esta etapa del triatlón.

También esta el regresar a la bici. Bien dicen que lo que bien se aprende núnca se olvida. Para andar en bici no tengo problema, aquí el reto ha sido subir la velocidad y la resistencia encima de ella. Esta es la parte del triatlón en la que debo de trabajar más.

Finalmente la corrida. Mi fuerte y en la que puedo sacar ventaja si salgo bien de la bici. Por ahora las distancias son “cortas”, pero la tirada del Medio-Ironman incluye un medio maratón ya después de casi dos kilómetros de nado y 90 en la bicicleta.

Tomando todo esto en cuenta, he trabajado más en la bici que en cualquier otra disciplina del triatlón. En la natación solo hago los ajustes posibles y necesarios cada sábado mientras que en la corrida trato de adaptarme a que correr a ritmos fuertes no sea tan pesado.

El mar estuvo muy tranquilo, tal vez lo más tranquilo que ha estado en mucho tiempo. Cerca de las 7:30 empecé a nadar. Al mismo tiempo trataba de no ir muy acelerado pues iba a ser una prueba larga. La idea era no usar mucho las piernas y hacer que los brazos hicieran casi todo el trabajo. Mantuve un ritmo bastante parejo durante esta parte. Salí del agua en 14 minutos, 90 segundos más rápido que mi mejor tiempo en el mar.

La transición fue casi perfecta. Un pequeño problema mecánico retraso unos segundos mi salida pero fuera de eso todo estuvo bastante bien.

Aquí venía lo bueno. 20 kilómetros en el Boulevard Costero, los cuales dividí en cuatro sectores para sentir que avanzaba. Cada sector era de cinco kilómetros y cada vuelta de diez. La primera vuelta la saqué en 20 minutos y mi plan desde un principio fue terminar la bici en 40. Iba con el tiempo justo y esperaba que las piernas respondieran para la segunda parte. Así fue y logre acabar la ruta en bici en 39 minutos y 40 segundos.

Se que para sacar provecho de la corrida hay que hacer una buena transición de la bici a la carrara. Hoy no fue tan buena como me hubiera gustado pero estuvo aceptable. En menos de un minuto me baje de la bici y empecé los cinco kilómetros de carrera.

Al principio sentí las piernas un poco pesadas y con el sol de frente fue difícil agarrar ritmo. Pero después de 1200 metros fui agarrando mas velocidad y sintiéndome más cómodo hasta completar los cinco kilómetros en 23 minutos. Mi meta había sido 22:30 pero con 23 me conformo por ahora.

Un tiempo total de 1:20:50 fue lo que marqué. Comparando ese tiempo con los del Triatlón de Veracruz del 2015 en mi categoria, entraría dentro de los mejores 20. Aún hay mucho trabajo por hacer para estar listo para un Medio Ironman pero el primer paso esta dado.

Ahora con lo aprendido en este sprint viene la preparación para la distancia olímpica. A final de cuentas se que todo esto servirá para soñar en hacer un buen Medio Ironman y después preparar otro maratón y esta vez si calificar a Boston. La fuerza y condición que me dará este entrenamiento seguramente servirá.

 

1er Acuatlón Sprint Deportemanía 2016

Siempre hay una primera vez para todo y este domingo cinco de junio se realizó la primera edición del Acuatlón Sprint 2016. Dos kilómetros y medio de carrera, 750 metros de nado en aguas del Golfo de México y otros dos kilómetros y medio corriendo era la distancia cubrir por los participantes tanto de manera individual como en relevos.

La incertidumbre causada por tormentas que pudieron haber cancelado el evento quedó atras para cuando salió el sol y había condiciones seguras para nadar en aguas abiertas. Fue así que a las 7:30 am con la participación de casi 100 atletas dió inicio el Acuatlón Sprint organizado por Deportemanía MX.

La primera parte fue en el malecón de Playa Miramar. Mientras algunos salieron a un ritmo tranquilo, varios buscaron tomar la punta y en lo personal, fue cosa de sacar ventaja de mi parte más fuerte sin llegar muy cansado a la segunda sección de la carrera. Con el viento en la espalda en la primera mitad, el regreso hacia la playa fue algo complicado por tener el viento en contra. Los 2.5 kilómetros corriendo los saqué en 9:05.

La primera transición a la orilla de la playa es el momento que uno tiene para recuperarse y prepararse para nadar. En lo que te cambias, ya vas corriendo o caminando hacia la segunda parte y sin pensarlo dos veces te adentras al mar. 750 metros de nado marcados por boyas te indican el camino a seguir, si es que las puedes ver.

Para mi, era importante no desgastar las piernas en ese sector  y dejar que mis brazos hicieran prácticamente todo el trabajo. Tratar de lidiar con algunas olas altas y no desesperarme por querer terminar. Eso sí, tenía muy claro el tiempo en el que debía acabar y las cosas se dieron para que lo terminara dentro de ese parametro con un tiempo de 15:26.

La parte que más se me complicó fue la segunda transición. Un poco desconcertado por el esfuerzo ya hecho, casi me voy sin número a la parte de la corrida. Luego batallé para ponerme la playera y ya cuando sentía tener a otro competidor encima decidí correr descalzo. Con miedo a pisar algún vidrio pero seguro de que lo podía hacer.

Desde un principio sabía que no sería fácil darle alcance a quienes iban enfrente de mi y la única idea era acabar en la tercera posición general. Al mismo tiempo, era consciente que un tiempo como el de la primera carrera sería muy difícil pero busque algo un poco más lento y lo logré. Me mantuve bien y sin sufrir de más, sabiendo que el tercer lugar lo tenía asegurado con un tiempo de diez minutos en los dos y medio kilómetros del cierre.

Crucé la meta en 36 minutos y 22 segundos pero lo mejor es que ese tercer lugar general me ponía en primer lugar de mi categoria. Ese fue mi plan desde un principio, acabar dentro de los cinco mejores en la general y buscar ganar mi categoria. No había tiempo a vencer, solo mucho que aprender en mi primer acuatlón.

Mis respetos para cada uno de los participantes. Da gusto ver como la cultura del deporte sigue creciendo en esta zona. Ver como desde los más jóvenes hasta los más grandes no se doblan ante la oportunidad de intentar cosas nuevas.

Ahora a disfrutar de un primer lugar que sabe a gloria después de varias decepciones y una larga sequía de triunfos. A todos los atletas, organizadores y voluntarios que participaron en este evento; ¡Muchas felicidades! Esperemos que sea el primero de muchos.

*Haz click aquí para ver los resultados completos del evento.

Un Triatlón de los Grandes

El Triatlón de Veracruz Sports World 2015 dejo muy claro que es un evento de clase mundial que cada año crece. En su edición más reciente un total de 3,500 participantes llenaron el recorrido por el cual se realiza este evento los días 22 y 23 de agosto.

En Boca del Río Veracruz, a la orilla del mar, en Playa Gaviotas lo que se podía ver eran filas interminables de bicicletas esperando a sus dueños en la zona de transición. Gente buscando la poca sombra que había para taparse del sol mientras esperaban a sus atletas y otros entrando al agua para iniciar su participación en un evento que para muchos es el mejor de México en cuanto a triatlones se refiere.

“Se ha visto un aumento tanto en porcentaje tanto en personas como en nivel, y la verdad bastante contento. Es uno de los triatlones más grandes a nivel latinoamérica y pues con eso habla,” comentó Crisanto Grajales, triatleta elite originario de Xalapa, Veracruz.

Los primeros en salir a las aguas del Golfo de México fueron los atletas que iban por la distancia Olímpica. Ellos nadarían 1500 metros para después hacer la transición hacia la bicicleta. Sobre el Boulevard Costero los participantes rodaron 40 kilómetros, dándole dos vueltas a un circuito de 20 kilómetros. La última parte de la prueba no se alejaba mucho del punto de salida y meta. Los diez kilómetros de carrera eran constaban de dos vueltas de cinco kilómetros a un circuito bastante plano.

Las salidas por categorias iban de jóvenes a veteranos con uno o dos minutos de espera entre uno y otro en lo que se desahogaba la zona de salida. Pasaron aproximadamente 30 minutos o más entre la salida del primer grupo y el último en esta distancia. Eso te da una clara idea de lo grande que es un evento como el Triatlón de Veracruz.

Si eso aún no te convence, el ver a los pelotones de bicicletas ir de un lado a otro del Boulevard Manuel Ávila Camacho será la forma de apantallar a propios y extraños con este deporte. Aquí si se permite el drafting así que es muy común ver a ciclistas en grupo tapándose el viento.

VIDEO: El Color – Triatlón Veracruz 2015

Poco más tarde salió la distancia Sprint. Estos atletas iban por la mitad de lo que estaban haciendo los de la distancia olímpica, llamada así porque es la que se compite en Juegos Olímpicos. 750 metros de nado, 20 en bici y solo cinco corriendo era la meta de todos ellos. Algunos iban con la intención de ganar, otros con el simple hecho de disfrutar y terminar se daban por bien servidos.

Conforme avanzaban las horas, el hidratarse era fundamental. Se les recomendaba a todos hacer buen uso de los puestos de abastecimiento ya que el calor estaba muy fuerte mientras el termómetro marcaba los 35 grados centígrados. Había vcecinos de la zona manguereando a los competidores para que no se sobrecalentaran.

“La estrategia siempre es guardar, guardar e hidratarte muy bien. Para este calor había muy pocos puestos de abastecimiento,” indicó Adriana Barraza, una de las mejores triatletas de México.

Ya el segundo día toco el turno de los atletas Elites y los IronKids. Esta última modalidad fue la que dio el baderazo de salida a las actividades del día domingo. La idea detrás de IronKids es que los niños desde los cuatro años se activen.  En categorias hasta los 11 años, no había ganadores, solo finalistas y todos se sababan una medallas de “ganador”.

Fueron los atletas elites con quienes se cerró el evento. Primero fueron las mujeres en un contingente de 17 participantes, quienes tuvieron su competencia en distancia sprint. Poco a poco se fueron formando grupos hasta que se bajaron de la bici donde la zacatecana Adriana Barraza Castañeda se adjudicó su primer título en Veracruz.

“Siento muy padre. Realmente tengo cinco, seis años viniendo aquí y nunca había estado en el podium. Mi mejor lugar era un cuarto lugar hace tres años así que estou muy contenta de poder estar en el podium y ganar,” comentó la atleta.

El podium de las mujeres lo completaron Maria Eugenia Barrera Anduaga de Jalisco y Amalia Sánchez Albo del Estado de México. Todas ellas completaron el recorrido en menos de 1:05:00, con menos de un minuto de diferencia entre primer y tercer lugar.

Cuando tocó el turno de los hombres, el favorito a ganar era Grajales, campeón Panamericano en Toronto 2015 y ya cuatro veces ganador del evento. El nivel de competencia mostrado por sus rivales sorprendió hasta al mismo Grajales.

“Mis compañeros estan bastante fuertes, realmente donde saqué ventaja fue en la parte de la carrera,” Grajales dijo al finalizar la prueba que le llevo 57 minutos y dos segunos en terminar. Eder Mejia y Sergio Sarmiento completaron el podio varonil.

VIDEO: Reporte – Triatlón Veracruz 2015

Fue una carrera muy pareja, ya que hasta la etapa de bicicleta Grajales aún no despuntaba y el pelotón de los líderes era de más de diez competidores a la hora de cerrar la segunda etapa de su triatlón. Con un tiempo de 15:37 en la carrera fue con lo que se llevó a la bolsa su quinto título en tierras jarochas.

Ambos ganadores ahora tienen la mira puesta en objetivos más grandes. El haber ganado en Veracruz no lo es todo pero si los motiva a seguir adelante. Para Barraza esto le sirve de gran prepracación para la Copa del Mundo de Cozumel.

“Ahora hay que ir por más, aquí no se acaba. Vienen Juegos Olímpicos que es en menos de un año y bueno la verdad bastante contento por mí, por mi país y por mi deporte,” agregó Grajales.

Un Triatlón Que Hace Historia [VIDEO]

Con la participación de más de 200 participantes, se llevó a cabo en la Playa Miramar el 1er Triatlón Sprint organizado por Deportemanía el día de ayer. Es para destacar el hecho de que casi la mitad venían de fuera con el simple hecho de participar en esta competencia histórica y que resultó ser todo un éxito.

Es que fue el primer triatlón organizado en la zona sur de Tamaulipas. En punto de las 7:30 de la mañana, comenzó la competencia de la cual no se tenían precedentes pero si había causado mucha expectación. El recorrido constó de 750 metros de nado en el mar, 20 kilómetros en bici y cinco kilómetros corriendo en el Malecón.

“Este deporte es un deporte ideal para esta zona porque tenemos la Playa Miramar aquí en Ciudad Madero hermosa, y todo lo que es el circuito en el Boulevard Costero y nuestra escollera recién remodelada entonces es un escenario ideal,” dijo Malu Aranda, una de la competidoras.

Así se vivió este histórico evento

Los ganadores absolutos de esta primera edición fueron Victor Berrones y Paula Ovalle, ambos procedentes de Ciudad Victoria, Tamaulipas. Fabían Garcia y César Humberto Mancilla completaron el podio para los hombres y Mayra Berrona junto con Norma Rosas hicieron lo propio en la categoría femenil

También se premiaron a los ganadores en las categorías Juveniles, Libre, Sub-Master, Master y Veteranos en ambas ramas.  Además hubo modalidad de Relevos Varoniles, Femeniles y Mixtos. Los resultados a detalle los puedes encontrar aquí.

Mientras la preocupación de muchos fue el enfrentarse con un mar intranquilo, las aguas del Golfo de México lucieron en relativa tranquilidad. También se contó con el apoyo de lanchas y buzos para cualquier eventualidad. Para el organizador del evento, Arturo López, el nado en aguas abiertas fue una parte que representó retos en cuanto a logística.

“Como todos sabemos, el mar es de respeto y era una etapa que dentro del triatlón a mi en lo personal, siempre me hacía un poquito de ruido. Ya teníamos el proyecto de este triatlón desde hace un buen tiempo y nos habíamos quedado únicamente en duatlón. El agua era lo que acababa a mi de convencer,”comentó López.

Quienes pudieron presenciar y participar en este evento, se mostraron contentos con la organización del mismo. A la vez, mostraron optimismo de que se vuelva una tradición en la zona.

“El recorrido muy bonito y pues obviamente me gusta mucho la playa a mi,” mencionó Berrones. “Si se picudea con los eventos nacionales y estatales también.”

“Estoy sorprendida, la verdad es que esta muy bien organizado, es un primer triatlón, yo creo que de aquí partimos para algo mejor pero la verdad esta bien organizado,” comentó Gaby Gutierrez, ganadora de la categoría Master Femenil.

Al evento acudió el director de deportes de Ciudad Madero, Miguel Mendoza y representantes de los diversos patrocinadores de la justa deportiva. Cabe destacar que no hubo percances que lamentar durante toda la mañana a pesar de la humedad y las altas temperaturas. Al final, varios atletas como Víctor Pérez se pudieron ir a casa sabiendo que ahora ya eran triatletas.

“Terminar una competencia de este tipo, descubre uno cosas interiores que no se imaginan,” aseguró Perez. “Descubrí que el apoyo de mi familia es lo que me impulsa a hacer todo lo que hice el día de hoy.”

Nelson González tampoco se iba a querer perder de esta experiencia. A falta de una bici en los meses previos y habiendo corrido un medio maratón el día anterior, González llegó algo desvelado pero con ganas de asumir un reto más.

“Hay que vivir el día,” enfatizó Gonzalez. “Yo creo que la adrenalina de ayer no me dejó dormir, yo creo que dormí unas tres horas, que no se lo recomiendo a nadie.”