La Liga MX y su Prisa por Volver

En estos tiempos oscuros de pandemia a causa del COVID-19, a partir de hoy miles de mexicanos empiezan a ver la luz al final del túnel con el regreso de la Liga MX y el torneo Guardianes 2020.

Más de cuatro meses pasaron desde que se detuvo el balón para dar paso a la contingencia sanitaria. Los estadios se vaciaron por completo y el grito de gol se dejó de escuchar cada fin de semana.

Durante cuatro meses se manejaron diversas teorías de cómo y cuándo regresaría el fútbol profesional. Se llevó a cabo un torneo virtual que perdió el interés de muchos aficionados para la Jornada 5. Al final de cuentas León fue el campeón.

Los equipos intentaron regresar a la normalidad de sus entrenamientos y poco a poco el público se fue dando cuenta que el COVID también había afectado a jugadores profesionales. Hasta en las últimas horas se siguen presentando casos de futbolistas que se han contagiado.

Al día de hoy no hay prácticamente un solo equipo que no haya reportado un caso y con el inicio del torneo se teme lo peor. Se han reportado cerca de 150 casos entre jugadores y cuerpos técnicos. Los equipos tendrán que viajar constantemente y aunque jugarán sin público el riesgo sigue estando latente.

México es uno de los países con más contagios en el mundo. Un país que no ve la luz al final del túnel. Un país en el que su deporte más popular volverá a la actividad al parecer más por necesidad que por sentido común.

Se argumenta que el fútbol vuelve por la necesidad de que los jugadores y cuerpo técnico reciban su salario. Por los contratos con patrocinadores y las televisoras entre muchos otros factores económicos. La salud de los jugadores y su entorno parece haber pasado a segundo plano.

Si en países europeos ya se pudieron reanudar las ligas de fútbol más importantes del mundo, no significa que en cada rincón del mundo se puede hacer lo mismo. En Europa la curva de contagios llegó a disminuir antes de que reanudara el fútbol. En territorio Azteca aún no se ve un control.

Si han cambiado algunas reglas y se ha eliminado el VAR. Lo que no se tiene es un plan para controlar contagios y dar respuesta a un posible brote dentro de la Liga MX. El riesgo no está en los casos que ya existen, sino en lo que puede ocasionar que ruede le balón de nuevo.

Guardianes 2020 será un torneo que pasará a la historia por ser una decisión prematura de la Federación Mexicana de Fútbol para iniciar. Un torneo que posiblemente sufra varias modificaciones sobre la marcha. El beneficio de la duda lo tendrá la misma federación y la Liga MX.

Ya no hay nada que detenga el regreso del fútbol mexicano. Esa es una realidad. ¿Será que esto traiga más problemas? La respuesta sólo la tiene el tiempo.