Ocho Meses Soñando Despierto

Lo que me ha pasado en los últimos ocho meses es dfiícil resumirlo pero aún más imposible es olvidarlo. Si hace ocho meses me hubieran dicho que hoy me sentiría satisfecho de lo que he vivido, sería muy difícil creerlo.

He llegado al punto en el que si me dicen que te vas mañana, me voy y no me arrepiento de nada. He alcanzado una felicidad que hace tiempo no tenía y que me ha ayudado a valorar lo que cuesta cada logro en esta vida.

Han sido ocho meses de aprendizaje continuo pero también ocho meses de mucha reflexión. ¿Que quiero de la vida? ¿Que debo hacer para crecer? ¿Es este el camino correcto? A veces algunas respuestas son más claras que otras, ninguna es obvia.

Sin duda que vivir en Madrid siete meses ha representado mucho para mi en lo personal y profesional. Personalmente siento que he crecido años ya gracias a las lecciones y los intercambios de puntos de vista con compañeros y profesores. En lo profesional he llegado a hacer cosas que hace ocho parecían solo un sueño.

Este último mes lo comencé viviendo el Masters de Madrid. Uno de los torneos de tenis más importantes del mundo. Un partido de Premier League entre el Manchester United de José Mourinho y el West Ham del Chicharito. Todo esto seguido de un derbi sevillano entre el Real Betis y el Sevilla FC que me dejó con la boca abierta.

Cuándo parecía que el mes no daba para más, vino la oportunidad de poder cubrir un entrenamiento del Real Madrid en Valdebebas. Sin duda alguna el día que me hizo darme cuenta lo lejos que puede llegar uno si se empeña en conseguir un sueño.

No es poca cosa estar parado en el mismo lugar que 250 reporteros internacionales. En la misma sala de prensa en la que Zinedine Zidane habla ante más de 100 medios de comunicación y con vista a los campos en los que 25 de los mejores jugadores del mundo entrenan a diario. Para mi, ese día valió los ocho meses que llevo acá en Europa.

Días después pude vivir todo lo que fue la final de la UEFA Champions League en el corazón del madridismo. El Santiago Bernabéu y la ciudad de Madrid se paralizó para tanto el partido como para los festejos de la 13 que duraron más de 24 horas.

Se cerró el mes presentando la tesis de la maestría (para los que creen que solo vine a ver deportes). Una maestría en la que aprendí de grandes profesores que son líderes en la industria del marketing digital y la comunicación corporativa en España.

Cada día me voy a dormir considerándome un verdadero afortunado de vivir tal experiencia. Una experiencia que ya entra en sus momentos finales. Ocho meses mágicos en los que la realidad supera a la fantasía.

Si me tengo que ir mañana, me voy muy feliz. No me arrepiento de nada y sé que lo vivido aquí me servirá de mucho y se quedará conmigo por siempre. Queda poco por avanzar y toda una vida por vivir. Pero la vida después de este capítulo no será igual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s