La Fiesta de la Decimotercera

¡Reyes de Europa! ¡Sómos Los Reyes de Europa! Ese fue el canto más escuchado en Madrid tras la obtención del decimotercer título de la UEFA Champions League para el Real Madrid. El equipo de Zinedine Zidane hizo historia en Kiev y desató la locura en la capital española.

La expectativa fue alta desde los días previos al partido más esperado del año. Las horas sólo incrementaban la tensión y el nervio entre los aficionados. En las calles de Madrid prácticamente todos hablaban de lo que podía ser un tercer título de manera consecutiva.

El sábado se veían uniformes del Real Madrid por todos lados. La final de la Champions es una ocasión a la que el aficionado madridista parece estarse acostumbrando. Sin embargo, esta vez valoraban mucho lo que podía pasar si Cristiano Ronaldo y compañía vencían al Liverpool.

El Santiago Bernabéu abrió sus puertas por tercer año consecutivo para que los aficionados merengues pudieran presenciar el partido en pantallas gigantes. Las 80,000 localidades se agotaron y la gente lo vivió como si el partido se jugara en esa cancha.

Los primeros 20 minutos fueron de mucho nervio y hasta miedo por ver como el Liverpool de Jurgen Kloop tomaba la iniciativa. Con sus atajadas, Keylor Navas mantenía le daba esperanzas a los merengues. La lesión de Mohammed Salah cambió los ánimos.

A partir de entonces los madridistas se vieron más ilusionados con la posible hazaña. El Real se fue al descanso sin anotaciones, pero no tardó en ponerse al frente iniciando el complemento. El gol de Karim Benzema hizo que el Bernabéu temblara con el grito de gol.

¿Qué decir del gol de Bale? El primer gol de chilena en la historia de una final de Champions provocó toda clase de emociones. Asombro, lágrimas y euforia por ver como el galés adelantaba al Madrid. El mismo Bale aseguró con otro tanto la decimotercera.

Ahí fue que la gente se olvidó de los nervios y la fiesta comenzó. No se dejó de cantar, no se dejó de brincar, no se dejó de celebrar. Al momento del silbatazo final hubo abrazos y gritos de felicidad. ¡Como no te voy a querer, si fuiste campeón de Europa una y otra vez!

Miles de madridistas hicieron la peregrinación del Bernabéu a Cibeles para continuar los festejos. Cuatro kilómetros de fiesta total. La hazaña dio como resultado que esa noche Madrid no durmiera.

El domingo continuaron los festejos. Otra vez la ciudad se pintó de blanco para recibir a los “Héroes de Kiev.” Algunos afónicos pero con pasión celebraban el título. En cada rincón de Madrid el aficionado merengue mostraba orgullo por su equipo.

El recorrido de los campeones comenzó en la Catedral de la Almudena, pasó por el Ayuntamiento de Madrid y continuó en la Fuente de Cibeles. Los madridistas sabían bien que no sólo festejaban un título, festejaban el ganar 13 Copas de Europa.

La fiesta culminó de manera espectacular en el Santiago Bernabéu. Por cuarta vez en cinco años Sergio Ramos le ofreció “La Orejona” al madridismo. Cada jugador fue ovacionado como leyenda. Una vuelta olímpica y fuegos artificiales le pusieron el cierre perfecto a más de 24 horas de fiesta para los “Reyes de Europa.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s