Cumpliendo un Sueño en el Azteca

Hay muchas cosas que me he propuesto lograr en la vida. Lo que me pasó el viernes 24 de marzo en la noche era una meta y lo disfruté como niño chico en una dulcería, sin embargo era algo muy diferente. Era un partido entre México y Costa Rica en el Estadio Azteca.

Les podría hacer el cuento largo de cómo es que la vida me llevó a ese momento, pero será suficiente describir lo que viví, sentí y aprendí del viernes por la noche para que se den una idea. Son cosas que ayer viví por primera vez pero que espero se vuelvan costumbre con el paso del tiempo.

Estar presente como reportero ó camarógrafo en un partido de la Selección Mexicana era un sueño que tuve en mente desde que comenzaba a ver partidos de la selección por televisión. Estar cerca de los mejores jugadores del país sin tener que ser uno de ellos.

Conforme crecí me di cuenta de lo mediático que es este equipo. No hay selección en CONCACAF que atraiga más medios que El Tri. Prensa nacional e internacional esta al pendiente de lo que pasa con la selección azteca minuto a minuto.

El viernes 24 de marzo tuve la gran oportunidad de cubrir un juego de selección nacional. Un juego en el que estaba en disputa el liderato del Hexagonal Final rumbo a Rusia 2018. Un partido del que se esperaba mucho por ser entre los dos mejores equipos de la zona.

Llegué a las afueras del Coloso de Santa Ursula más de cuatro horas antes del partido. No había mucho movimiento pero era cuestión de tiempo para que así fuera. Eras cuestión de tiempo para que me cayera el veinte de lo que estaba pasando y lo que estaba viviendo.

Las horas previas al partido transcurrieron caminando de un lado a otro buscando imágenes del color de lo que se vive antes de un partido. Por razones obvias predominaba el verde, pero también cerca de 10 mil ticos fueron llegando poco a poco al estadio.

Esto hacía que se escucharan infinidad de porras para los dos equipos antes del partido. Por un lado los verdes y por otro lado los rojos, y en algunas ocasiones mezclados. Los costarricenses se sentían confiados en otro aztecas, mientras que en los mexicanos predominaba el nerviosismo de enfrentarse a la mejor Costa Rica de los últimos tiempos.

La lluvia amagó con arruinar la fiesta pero sólo fue momentánea y ligera. Yo seguía trabajando. Pero era una de esas noches dónde la cámara y el triple no pesaban. Una noche en la que no se sentía el peso del equipo, pero la emoción por estar viviendo un sueño.

20 minutos antes de que iniciara el partido por fin me subí al área de prensa. Desde un punto alto en el estadio me tocaría vivir mi segundo partido como reportero un inmueble que ha sido sede de dos finales de una Copa del Mundo.

Los himnos tanto de México como de Costa Rica retumbaron por todo el estadio. Los ticos, aunque eran minoría se hacían sentir gritando a todo pulmón. Sin embargo la suerte no les favorecería en el partido y el equipo local se impuso con goles de Javier Hernández y Nestor Araujo.

Con su gol, CH14 llegó a empatar el récord de Jared Borgetti como el máximo anotador de la Selección Nacional. Así también acabó con una racha de 295 minutos sin anotar gol con el Tri y de paso encamino a México para retomar la cima del Hexagonal por primera vez en 11 años.

Así que con el 2-0 todo se convirtió en fiesta para los locales. El Cielito Lindo, la ola, el ole, y más cánticos a favor del equipo de Juan Carlos Osorio se escucharon y vieron durante el partido. Los 90 minutos de partido se sintieron como 20 en el palco.

10 minutos antes de que acabara el juego me tuve que salir para agarrar un buen lugar en la Sala de Prensa. Si el día anterior había visto muchas cámaras siguiendo a Costa Rica, esta noche vi más del doble. Sin embargo desde un buen lugar pude escuchar las perspectivas de ambos técnicos acerca del partido.

No me dio tiempo de ir a la zona mixta con los jugadores, afortunadamente había gente con la que estaba trabajando que los pudo entrevistar. Juan Carlos Osorio inició su conferencia casi una hora después de que se acabó el juego.

Ya para terminar lo que había sido un día largo grabé unas “salidas” para videos que próximamente podrán ver. Con eso, ya con las luces del Azteca apagadas, acabé de trabajar en un día soñado. Mi debut cubriendo a la selección en el azteca con triunfo para el Tri.

Los ticos salieron tristes más no enojados. El haber vivido una experiencia en el Azteca los tenía contentos, el ver a su equipo caer, no del todo bien. Sin embargo la mayoría se llevó un buen sabor de boca de lo que es México, su cultura y su gente.

Finalmente quiero agradecer al equipo de Fut Mex Nation por haberme dado la oportunidad de colaborar en esta cobertura. Espero que sea la primera de muchas y hacer de esto que fue un sueño, una costumbre en años por venir.

Acabé cansado pero feliz. Triste porque se acabó el partido pero feliz porque se cumplió un sueño. Fue una noche que siempre recordaré y un sueño por el que valió la pena esperar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s