Arrancan los Playoffs de la NFL

Estamos a menos de un mes de saber que equipo se corona campeón del Super Bowl LI en Houston, Texas y este fin de semana arranca la ronda de comodines. Cuatro equipos de cada conferencia (Americana y Nacional) buscan avanzar a la ronda divisional.

Hoy analizaremos los dos juegos más llamativos de esta primera ronda. Un juego de la American Football Conference y otro de la National Football Conference. Cabe mencionar que los favoritos para conquistar el trofeo Vince Lombardi tienen una semana de descanso.

Raiders (12-4-0) vs. Texans (9-7-0)

Muchos se acordarán de aquel gran partido en el Estadio Azteca entre los malosos y los texanos. Aquella vez fueron los Raiders los locales y quienes se llevaron la victoria (27-20). Ahora serán los Texans quienes buscan cobrar revancha en su propia casa.

Aunque los Raiders pasaron más de media temporada mostrando un nivel excepcional de la mano de Derek Carr, el último estirón de la temporada no fue de lo mejor para ellos. La peor noticia la recibieron en la penúltima semana de la temporada regular, cuando su mariscal de campo estelar tuvo que salir debido a una fractura de pierna.

Sin Carr en los controles el equipo dependerá mucho de lo que puedan hacer por tierra. Matt McGloin también se lesionó ante Denver en la Semana 17 y deja todo en manos del novato Connor Cook.

Cook no tuvo una mala tarde ante Denver. El mariscal de 23 años lanzó 14 pases completos de 21 intentos y tan solo una intercepción. Uno de sus pases acabó en touchdown aunque los Raiders cayeron 24-6. Para Cook, el juego ante los Texans será su primero como titular, algo que nunca se había visto en la liga.

DeAndre Washington debe de convertirse en un arma importante para el equipo de California y tener una mucho mejor actuación que la que tuvo contra Denver, dónde solo corrio para 43 yardas en siete acarreos. Por aire las cosas estuvieron casi igual con Michael Crabtree avanzando 47 yardas en cinco recepciones.

La buena noticia para los dirigidos por Jack del Río es que  tanto en yardas por tierra (120.1) como en yardas por aire (253.2), promedian mejores números que sus próximos oponentes.

Los Texans también han tenido problemas definiendo a un mariscal de campo. Sin embargo, debido a que Tom Savage sufrió una conmoción ante los Titanes en el cierre de la campaña. Ahora Brock Osweiller recupera la titularidad y lo ve como una segunda oportunidad. Una oportunidad que no debe dejar pasar.

Osweiller ya tiene experiencia de jugar en postemporada con los Broncos de Denver, quienes ganaron el Super Bowl 50. Ahora quiere guiar a los Texanos a poder jugar un SB en casa. El ex-Bronco completó 301 de 500 pases para un 59% de efectividad. Sin embargo, su número más rojo es el de las intercepciones, ya que sufrió 16 a lo largo de la temporada.

Lamar Miller es su corredor estrella, sumando más de 1,000 yardas pero solo promedia 4 por acarreo. Eso si, Osweiller tiene facilidad para correr el ovoide cuando la bolsa de protección comienza a colapsar, sumando 131 yardas por la via terrestre.

DeAndre Hopkins es su receptor estrella, pero solo anotó cuatro touchdowns en la campaña sumando 954 yardas. Miller ha llegado hasta las diagonales en cinco ocasiones. En cuanto a defensivas se refiere, la de los Texans ha batallado poco más que la de Oakland.

Nueva York (11-5-0) vs. Green Bay (10-6-0)

A diferencia del juego que acabamos de repasar, en donde los mariscales apenas van conociendo la liga, aquí estamos ante dos de los mejores que hay en la NFL. El agarrón entre Eli Manning y Aaron Rodgers promete sacar chispas en Lambeau Field.

Por parte de los Green Bay Packers esta Rodgers. Un hombre que al final de su carrera seguramente tendrá su lugar asegurado en el Salón de la Fama. Un jugador que tradó más de media campaña en carburar al nivel que todos le conocemos pero que en la recta final de la temporada regular esta jugando a un nivel excepcional y de temer para cualquier rival.

4,428 yardas son para las que ha lanzado el número 12 de Green Bay en las últimas 17 semanas y solo siete intercepciones. El egresado de la Universidad de California promedia un 65.7% de efectividad en sus pases, número que va a la alza últimamente.

Jordy Nelson sigue siendo el receptor favorito de Rodgers a quien ha encotrado en 97 ocasiones para 14 anotaciones de touchdown. Nelson logró superar la marca de 1,000 yardas con un total de 1,257. La dupla Rodgers-Nelson es la mejor en la historia de la franquicia.

Por tierra los Packers no son muy fuertes pero saben que no dependen de eso. Ty Montgomery no llega ni a las 500 yardas (457) en 77 acarreos. A pesar de ello, su promedio de 106.3 yardas terrestres por partido es superior a la de los Giants (88.2).

Tan solo los receptores Nelson y Davante Adams se han combinado para 26 anotaciones esta temporada. El equipo promedia 262.4 yardas por la via aérea y 368.8 por partido. En prácticamente todos los departamentos son superiores a los Giants.

Eli Manning ha tenido chispazos de grandeza durante la temporada regular, pero también ha dejado mucho que desear en algunas ocaciones. La poca protección que tiene detrás de la linea de golpeo y poca precisión en muchos pases hace dudar en la capacidad de este equipo.

Si bien fueron los únicos que pudieron derrotar a los Vaqueros cuando ellos jugaban con titulares, dejaron ir oportunidades para ganar partidos contra rivales como Baltimore en juegos que se definieron en los últimos instantes.

Eli ha lanzado para 4,028 yardas y 26 pases de anotación. Su receptor favorito es Odell Beckham Junior a quien ha encontrado en 101 oportunidades para 10 touchdowns. Sterling Shephard y Victor Cruz también son variantes confiables para Eli.

En lo que el hermano menor de los Manning si supera a Rodgers es en anillos de Super Bowl con dos por uno de su contrincante. Es más, Eli es el único mariscal de la liga que tiene más victorias de SB que juegos ganados como local en playoffs.

Aunque mucho del éxito de Nueva York dependerá de lo que hagan por aire, por tierra las opciones son claras con Rashad Jenkins y Paul Perkins quienes se han combinado para 293 acarreos y más de 1,000 yardas.

En cuanto a las defensivas la apuesta es un poco más segura con los Empacadores de Green Bay. Clay Matthews le ha llegado al mariscal en cinco ocasiones esta temporada de las 40 que suma su equipo. Además suman un total de 17 intercepciones encabezadas por Clinton Dix con cinco.

Por su parte la defensiva de la Gran Manzana ha derribado al mariscal del equipo contrario en 35 ocasiones y tienen el mismo número de intercepciones que Green Bay. Lo que si no tienen es buen manejo del reloj, permitiendo que su oponente tenga más tiempo el ovoide.

Otros Partidos

Además de estos partidos estan el de Detroit vs. Seattle en la Conferencia Nacional y el de Pittsburgh vs. Miami. Así que razones hay para quedarse en casa a ver grandes duelos en busca de un pase al Super Bowl LI en el NRG Stadium de Houston, Texas.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s