Invencibles e Increíbles Dallas Cowboys

Si hay un clásico histórico en la NFL que no se puede pasar por alto es el de los Dallas Cowboys contra los Pittsburgh Steelers. Si hubo un juego en la semana 10 de la temporada que no defraudo y sin duda superó las expectativas de muchos fue ese en Heinz Field.

Dos equipos que viven momentos muy distintos. Pittsburgh batallando para ganar y Dallas encontrando formas de hacerlo partido tras partido. El equipo de Jason Garrett llegaba a territorio enemigo con siete victorias consecutivas, los Steelers sin una desde el 13 de octubre cuando enfrentaron a los Jets.

Como en cualquier clásico, los equipos se olvidan de sus rachas y se enfocan en el día que se van a enfrentar. Ganar juegos como estos no solo representa una victoria en el librito de estadísticas, pero un rebulsivo psicológico que puede tener grandes efectos positivos para el jugador, equipo y afición en caso de obtener la victoria.

Esto pasó antes del partido

Las Anotaciones del Partido El juego comenzó de la peor forma para el marsical de campo de los Dallas Cowboys, Dak Prescott. Un balón suelto en su primera posesión del partido que a la postre fue capitalizada por los Steelers en un touchdown una vez que ellos hicieron sus jugadas. El mejor pateador de la liga, Dan Bailey recortó distancias con un gol de campo de 37 yardas. A pesar de eso, en la siguiente serie ofensiva de los Steelers, Ben Roethlisberger movió las cadenas con facilidad. Antes de que acabara el primer cuarto encontró a Eli Rogers dentro de las diagonales para su segundo pase de anotación de la noche (6-12). La ofensiva de los acereros dominaba a la defensiva de los vaqueros con facilidad y parecía que viceversa cuando atacaba Dallas. Con nueve puntos de desventaja Dak y el corredor egresado de Ohio State, Ezekiel Elliott tuvieron su primer gran jugada de la noche y con un pase pantalla, Elliott corrió 83 yardas para poner el juego 9-12 al final del primer cuarto. En el segundo cuarto el juego se puso aún más interesante. Dallas logró ponerse al frente por primera vez con un patadón de Bailey que desde la yarda 43 no batalló para sumar tres puntos (13-12). Chris Boswell, pateador de Pittsburgh que no fue utilizado para puntos extras, le devolvió el liderato a su equipo 15-13. Un aspecto en el que Dallas reprobó sin lugar a dudas fue en las penalizaciones. A final de cuentas le salieron baratas pero recibieron 10 castigos para ceder 98 yardas. Una de ellas fue una interferencia en la zona roja que los Steelers convirtieron en tres puntos más (13-16). Bailey acercó a su equipo con su última patada del partido y esta de 53 yardas (16-18). El egresado de Oklahoma State solo ha fallado en dos ocasiones durante la temporada (17/19). El receptor abierto Dez Bryant, quien se enteró de la muerte de su padre menos de 24 horas antes del partido, tuvo su mejor noche de la temporada que incluyó una recepción para TD de 50 yardas (23-18) para cerrar el tercer cuarto.

Si no era suficiente el drama y las emociones hasta el momento, los últimos 15 minutos de juego nos lo darían. Las primera posesión de cada equipo en este cuarto no movieron el marcador, pero Pittsburgh recuperó su ventaja por tierra con Le’Veon Bell (23-24). La calidad de Dak en momentos críticos estuvo a prueba, pero el muchacho que firmó para los de la estrella azul en la cuarta ronda del draft, demostró que de novato tiene poco. De los ocho minutos que quedaban, se robó casi seis moviendo las cadenas con todo tipo de jugadas. Fue con un acarreo de Elliott de 14 yardas que se pusieron al frente (29-24). Con menos de dos minutos en el reloj Pittsburgh no se dió por vencido. Sabían que un touchdown les daba la ventaja y con un engaño de “spike” y pase a Antonio Brown hizo que las toallas terribles ondearan como nunca en el Heinz Field. 30 a 29 lo ganaban los locales. A falta de 45 segundos, pero con tres tiempos fuera en la bolsa Dallas tomó posesión del ovoide desde la yarda 25. Prescott no se hizo chico ante la adversidad sino todo lo contrario. Encontro a Beasley y a Jason Witten para mover las cadenas. Fue el novato Sean Davis de Pittsburgh que puso a su equipo contra las cuerdas con una penalización de 15 yardas en su contra por sujetar de la mascarilla a Witten. Dallas ya estaba en posición de gol de campo, pero en la siguiente jugada fue Elliott quien se llevó el ovoide por el centro del campo para anotar con carrera de 35 yardas. Así llegó a 114 yardas en el partido y más de 1,000 en la temporada. Con nueve segundos en el reloj, Dallas retomó la ventaja en el séptimo y definitivo cambio de liderato del juego (35-30). Dallas, El Mejor de la Liga Así los Dallas Cowboys llegaron a una marca de 8-1. El equipo del magnate Jerry Jones no pierde desde la Semana 1 en casa contra los Gigantes de Nueva York.  Nueve semanas después, no hay equipo en toda la liga que tenga una mejor marca. En Estados Unidos, hasta los que han criticado más al equipo de la estrella solitaria, empiezan a creer en el.

Con apenas 23 años Dak Prescott parece haberle robado la chamba al veterano Tony Romo.Prescott, en su primera temporada ha vencido a los candidatos para estar en el Salón de la Fama Aaron Rodgers y a Ben Roethlisberger de visita. Su temple ante las situaciones más adversas no deja de sorprender.

Mientras que los reflectores de los medios apuntan hacia el número cuatro, Dak insiste que es gracias a cada jugador en el vestidor y miembro de la organización que se han logrado los resultados semana tras semana. Prescott ha mandado 280 pases en la temporada y solo le han interceptado dos. El 66.8% de sus pases han encotrado receptor.

Ezekiel Elliott no se queda atras. Un buen juego terrestre siempre ha sido clave para el éxito de Dallas. Desde que DeMarco Murray dejó al equipo hace dos temporadas, que Dallas no tenía tan buenos números por tierra. El mismo Murray dijo estar impresionado con Zeke quien ya lleva 1,008 yardas en 197 accarreos y más de 100 en cinco partidos.

Estos dos jugadores se han ganado el respeto de muchos a lo largo y ancho del mundo del fútbol americano profesional. Aunque la presión por seguir jugando al mismo nivel existe, los consejos de veteranos como Witten y Mark Sanchez hacia ellos es que se sigan divirtiendo con lo que hacen. Por ahora pintan para ser candidatos a jugadores más valiosos de la NFL.

Lo Que se Viene

Jerry Jones ha tratado de acabar con la polémica del regreso de Tony Romo que estuvo inactivo por ocho semanas recuperandose de otra fractura en su espalda. El dueño de los Dallas Cowboys ha dicho que Tony Romo se volverá a vestir con uniforme para el partido que viene contra los Ravens, pero que el titular seguirá siendo Dak Prescott.

El partido contra Pittsburgh era sin duda uno de los más interesantes en el calendario de los ahora líderes de la División Este de la Conferencia Nacional. Una victoria más les aseguraría un récord positivo al final de la temporada. De los siete juegos que les restan, tres son contra rivales de división.

Después de dos partidos de visita, ahora recibirán a Baltimore y a Washington en el AT&T Stadium. Luego irán de visita contra Minnesota y al MetLife Stadium en Nueva York contra los Gigantes, en un juego que les puede asegurar su pase a los Playoffs. Tampa Bay y Detroit serán rivales a vencer en casa para luego cerrar contra Carson Wentz y la Águilas de Filadelfia el primero de enero del 2017.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s