Una Final de Terror en el Tamaulipas

La violencia regresó al Estadio Tamaulipas y manchó de fea forma la Gran Final por el Ascenso de la Segunda División Profesional entre el Tampico-Madero y la Universidad Autónoma del Estado de México. Los Potros ganaron la serie con el gol que habían anotado en el primer partido, pero no se pudieron coronar en la cancha de la Jaiba Brava.

El Estadio Tamaulipas, a diferencia de otras ocasiones, no presentó el lleno al que había acostumbrado a sus jugadores y afición. Tras tres partidos de liguilla con precios por encima de lo normal y en un horario que se empalmaba con el clásico nacional, horas antes del partido solo se habían vendido 15,000 de los 18,000 boletos puestos en venta.

Así las cosas en la Gran Final 

Para la hora en la que inició el partido, se calcula que eran cerca de 18,000 los asistentes presentes en el Coloso de la Unidad Nacional. Ellos estaban ahí para apoyar a su equipo y ver un partido de fútbol con la ilusión de coronarse campeones de la serie y ascender de manera deportiva. Tras 90 minutos de poco fútbol y sin goles, esa ilusión se marchitó.

Potros sigue sin poder ganar en el Estadio Tamaulipas, pero no tenía que hacerlo. El haber ganado en casa les fue suficiente para celebrar el haber sido campeones de la Temporada 2015-2016 de la Segunda División y con ello asegurar su pase al Ascenso MX.

Lo lamentable fue extracancha. Tras el silbatazo final, y sin poder festejar un ansiado título, algunos aficionados al Tampico Madero se desquitaron con la porra de Potros UAEM, su directiva y los familiares que habían hecho el viaje. Cabe señalar, que es muy raro que gente de otros equipos viaje a ver el juego a Tampico, pero esta vez, la ocasión lo ameritaba.

Durante casi una hora se pudieron presenciar actos vandálicos a lo largo y ancho del terreno de juego y también en las gradas. Nadie, en el camino de los agresores estaba a salvo. La poca seguridad en el estadio fue puesta en evidencia, ya que ni las fuerzas armadas pudieron contener el caos que se desató.

La premiación se canceló, los jugadores de Potros entraron a su vestidor como pudieron, esquivando objetos que fueron arrojados desde la grada. El terreno de juego, que era el campo de batalla durante 90 minutos, era ahora un lugar “seguro”, pero también ahí hubo golpes.

Al final el saldo fue de 32 lesionados y nueve personas detenidas de acuerdo a reportes de Protección Civil. Se creó confusión debido al arribo de un vehiculo de una funeraria a las inmediaciones del estadio, pero simplemente fue para pasarle corriente a una ambulancia que no podía arrancar.

Al parecer el proyecto de Ascenso MX sigue en pie. Lo que no se sabe aún es que tan fuerte sea la multa para el estadio. La gente fue a divertirse en familia y regresó a sus casas marcada de por vida. El Tampico-Madero se ha despedido de la Segunda División por la puerta negra.

Tendrán que iniciar las remodelaciones en cuanto antes. La inversión para el equipo y para el estadio debe de ser fuerte si se quiere aspirar a más. La afición seguirá llenando el Coloso de la Unidad Nacional siempre y cuando se sienta segura. Por ahora, unos pocos echaron a perder la imágen que durante tres temporadas se venía mejorando sobre la afición celeste. Los buenos somos más, y de aquí solo hay camino hacia adelante.

¡Felicidades Potros de la UAEM! Un digno campeón de la Gran Final de Ascenso. Una  final que por muchos será recorda por lo sucedido tras el silbatazo final.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s