Cross Tamasopo 2016

En su cuarto año el Cross Tamasopo reunió a más de 2,000 corredores en uno de los lúgares más recónditos de la Huasteca Potosina. El municipió de Tamasopo se vistió de manteles largos para recibir a quienes varias semanas antes habían agotado las fichas de inscripción en tiempo récord.

El 8 de mayo a las 7:30 am, se reunieron cientos de corredores para el primer medio maratón en Tamasopo. Una distancia que fue agregada al programa, además de las de cinco y diez kilómetros que ya existián en las primeras dos ediciones.

La salida desde la plaza principal fue vista por muchos desde las banquetas se alinearon para ver a quienes participamos de esta primera edición del Cross Tamasopo 21K. Algunos de los que estaban en espera para el inicio de su evento, atestiguaron lo que era dicho momento.

El recorrido inició en el centro de Tamasopo y poco a poco se fue alejando del mismo. Los primeros dos kilómetros fueron de súbida pero con una inclinación mínima. Del kilómetros dos al tres era una subida que parecía no tener fin.

De ahí bajamos por una escalinata (de piedras) a la que se le llama el Puente de Dios. Una bajada con muchas curvas y dónde era imposible realizar algún rebase. Al llegar hasta abajo, no tardamos mucho en volver a subir aunque no fue mucho.

Fue entonces que comenzaron los cruces de ríos y arrollos. Aquí, uno sabía que se iba a mojar, el chiste era no caerse con la piedra bola y en algunos casos llena de fango que la hacía resbalosa. Para entonces yo ya sabía que no iba a lograr ningún buen tiempo, que estaba ahí para acabar y disfrutar en la medida de lo posible.

Me la pase tomando fotos, trotando, caminando y hablando tanto con participantes, espectadores y voluntarios a lo largo del camino. A partir del kilómetro 11, comenzó una de las partes que parecía no tener fin. Un recorrido por un cañaveral con muy poca sombra y pocos puntos de hidratación tomando en cuenta el calor que hacía.

Ahí no había de otra más que seguir avanzando. Llegué a ver algunas personas conocidas como a mi madre y algunos amigos pero no podía mantenerme con ellos. El cansancio de una semana que había sido muy pesada me estaba surtiendo efecto ese día.

Finalmente llegamos de regreso a la carretera, y poco después a las cascadas de Tamasopo. Un lugar que había conocido hace ya mucho tiempo y en el que me hubiera gustado quedarme mínimo para refrescarme pero había que terminar.

Ya de ahí eran menos de dos kilómetros para llegar al final, pero con lo cansado que estaba, cada kilómetro era eterno. En ningún maratón me había sentido tan cansado y el día apenas empezaba.

Llegar a la meta fue una mera formalidad. Era ponerle fin a una parte de la tortura para pensar en otra, el viaje de regreso. Aunque había estado tomando agua durante el recorrido, me sentía deshidratado y traté de recuperarme lo más rápido posible.

Lo que aprendí es que el Cross Tamasopo se lleva a cabo en un lugar único y es bien aprovechado para hacer una carrera muy diferente a las demás. Aprendí que nunca hay que subestimar 21 kilómetros aunque el plan haya sido llevarsela tranquilo y también me di cuenta que si entreno bien para esto, le puedo bajar casi una hora a mi tiempo en el 2017.

Quienes ya hayan participado en este evento saben que carreras como estas hay pocas en el país o tal vez ninguna. Es un evento que crece año con año y es como el Súper Bowl de Tamasopo por la cantidad de turismo que atrae a la zona. A quienes no lo hayan contemplado, se los recomiendo.

Fotos del Recorrido 21K

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s