¡Jaiba Brava y Campeona!

El equipo del Tampico-Madero se coronó campeón del Clausura 2016 de la Segunda División Profesional en el Estadio Tamaulipas. Con un partido sin goles pero respaldados por la victoria de 0-2 sobre Murcielagos F.C. en Guamuchil, Sonora la Jaiba Brava esta a un paso de conseguir su pase al Ascenso MX de manera deportiva.

Bajo la mirada de 25,000 aficionados y con la ilusión de hacer su propia historia en un equipo con mucha tradición, los dirigidos por Mario García salieron a la cancha para terminar la tarea que había comenzado el jueves pasado.

Lo que hace tres temporadas era un sueño guajiro para muchos, el domingo, para la afición de la Jaiba Brava era palpable al momento del silbatazo inicial. Tampico-Madero podía apostar por defender el cero, pero no fue así. Fueron los de casa los que propusieron el partido. Murciélagos intentó hacer daño pero sus intentos fueron en vano.

El Color de la Gran Final

Mario García apostó por tener a Raúl Meraz de titular en la delantera. Su labor, más que la de buscar un gol era en convertirse en el primer defensa del conjunto Jaibo. Atras estaban Emmanuel Segura y Armando Escobar comandando la media cancha. En la defensa, el refuerzo David Agudelo se convirtió en el hombre del partido. Un jugador que inició la temporada en la banca y hoy es práticamente inamovible por su eficencia y solvencia en el cuadro bajo.

Alejandro Vences, exigido mucho en otros partidos, tuvo prácticamente un día de campo en el que se le podía llamar el partido más importante del torneo. El portero originario de Toluca, solo había recibido un gol en la liguilla y siete en el torneo regular. Murciélagos necesitaba dos goles sin recibir alguno para alargar el juego a tiempos extras.

Mario García, fiel a su estilo no se sentaba. El estratega daba indicaciones a cada jugador en la cancha y a los de la banca los sacó a calentar desde temprano. No se conformaba con el empate, quería el gol para una afición que no dejaba de apoyar. Una afición que llenó el Coloso de la Unidad Nacional dos horas antes del partido.

En el segundo tiempo el ingreso de Carlos Nava por Armando Sifuentes fue bastante aplaudido por los espectadores. Nava se había perdido prácticamente toda la liguilla con un esguince y hacía su regreso a las canchas en un partido imperdible para muchos. Más adelante el ingreso de Abraham Ávalos “El Pachu” en lugar de Meraz desencadenó una reacción similar por parte del jugador número 12.

Imágenes y Reacciones de la Gran Final

Un partido muy peleado y con bastante roce físico se había ido al descanso sin tarjetas. Conforme avanzaban los minutos y el equipo visitante comenzaba a desesperarse las patadas fueron subiendo de tono y el árbitro Brian Omar González por fin se metió las manos al bolsilo. En menos de treinta minutos sacó seis tarjetas amarillas (2 TM, 4 Murc.).

El tiempo añadido fue mínimo y al final del mismo, Tampico-Madero junto con toda su afición celebró un título más en su historial y uno del que se habían quedado cerca la temporada pasada. Abrazos, lágrimas y sonrisas se podían apreciar a lo largo y ancho del estadio, en el cual llegó a escucharse  la canción “We Are the Champions.”

“A veces el tropesarse, el caerte no siempre va a ser para mal, sino si sigues trabajando aquí esta el resultado y hoy estamos más fuertes que nunca y vamos por ese ascenso,” comentó Emmanuel Segura al final del partido.

Dieter Vargas, ex-jugador del San Luis y que llegó al Tampico-Madero con una sola misión, la noche del 8 de mayo del 2016 la cumplió. El defensa de apenas 23 años de edad y capitan del equipo le dedicó el logro a su familia que siempre lo ha apoyado.

“Superando demasiadas cosas. Yo creo que el equipo esta para mucho y lo ha demostrado entonces vamos por más,” comentó el defensa celeste.

Luis Reyes jugó 13 de los 14 partidos de la temporada regular como titular en la media cancha. En una temporada donde llegaron a surgir dudas acerca del funcionamiento del equipo.

“Los rivales también cuentan. Nos estudiaban bien y venían aquí a pararse bien a que no les metieramos gol pero el equipo nunca bajó la guardia. Siempre tuvimos fe en salir campeón y el equipo siempre luchó hacia arriba,” comentó Reyes.

Para el Tampico-Madero, fue la defensa la que los sacó de muchos aprietos durante la temporada. Para Vences, el cuadro bajo del equipo celeste trabajó casi a la perfección en la mayoría de los partidos. La Jaiba solo perdió un juego en 21 partidos esta temporada.

“La verdad es un objetivo planeado en lo personal que no me metieran tantos goles, que hiciera historia con este equipo,” mencionó Vences quien ya piensa en la final de Ascenso.

La fiesta empezó al final del partido y continuó con Dieter Vargas levantando el trofeo de campeón. La vuelta olímpica con los aficionados que no se fueron del estadio y las fotos para el recuerdo de cada jugador con sus familiares y amigos.

Ahora, el equipo ya se encuentra en Huixquilucan para entrenar de cara a la final de Ascenso. El partido de ida contra la Universidad del Estado de México será en el Estadio Alberto “Chivo” Córdoba a las 16 horas el jueves 12 de mayo.

El partido de vuelta y definitivo será en el Estadio Tamaulipas a las 18:00 como ya se ha venido acostumbrando en liguilla. Cabe señalar que la última vez que estos dos equipos se enfrentaron, el Tampico-Madero ganó 4-0 en el Coloso de la Unidad Nacional.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s