Tampico-Madero a Semifinales

Tampico Madero sigue soñando con ser campeón de la Segunda División Profesional tras vencer 4-0 al campeón del Apertura 2015, los Potros de la Universidad Autónoma del Estado de México en el Estadio Tamaulipas el domingo por la tarde.

Bajo la mirada de más de 22,000 espectadores que abarrotaron el Coloso de la Unidad Nacional, el equipo de Mario García gustó, ganó y goleó durante los 90 minutos al equipo con la mejor defensa del torneo. Fueron realmente pocas las llegadas que generó el equipo de casa, pero esta vez si fueron certeros en casi la mitad de ellas.

Video: Resúmen del Partido

Fiesta de Goles

El primer gol cayó en el minuto diez de partido. En la primera aproximación de peligro Carlos Nava terminó en el cesped tras una fuerte barrida de la defensa universitaria. El arbitro no dudó en marcar el penal y fue Raúl Meraz quien convirtió el tanto al minuto 11.

La buena noticia era que ya se tenía la ventaja muy temprano en el partido, y que eso quitaba algo de presión al cuadro de casa. La mala era que Carlos Nava salió lesionado y se ve difícil que se recupere para los próximos partidos. Abraham Ávalos entró en su lugar y la fiesta apenas comenzaba.

El 2-0 llegó apenas minutos más tarde por conducto de Emmanuel Segura que con disparo potente desde los linderos del área grande incrustó el balón en el poste más lejano, imposible para el arquero rival. Con eso se creaba una cómoda ventaja y el ruido en el Coloso de la Unidad Nacional iba en aumento.

Luz y sombra en el tercer gol de la Jaiba Brava antes de concluir el primer tiempo. Fue Ávalos quien lo anotó de cabeza tras un centro desde el costado izquierdo. Al momento de festejar se fue con la Terrorizer y algunos aficionados que ocupaban la primera fila, se fueron con todo y la barda hacia el canal que divide la tribuna con el campo de juego. El festejo por el gol se detuvo instantaneamente y existió preocupación. Una de las aficionadas acabó con fractura en un tobillo.

Las cosas cambiaron muy poco en el segundo tiempo. Los Potros tenían toda la intención de hacerla de villanos y remontar el marcador. Antes de que sus aspiraciones fueran serias, el Tampico- Madero sentenció con el 4-0 con gol de Armando Escobar al 50 en una buena jugada ofensiva del conjunto local.

De ahí en fuera, fue poco lo que llamó la atención en el campo. El espectaculo pasó a ser de la grada y los asistentes al estadio que colmaron hasta los edificios aledaños para poder ver el partido. Con oles, porras y la ola, se fueron consumiendo los minutos.

Hubo cinco tarjetas amarillas durante el partido pero ningun expulsado. Al momento del silbatazo final, el Estadio Tamaulipas estalló de jubilo, pues el equipo de la Jaiba Brava era semifinalista.

Gracias Badillo 

El ingeniero Enrique Badillo, hasta ahora Presidente Ejecutivo del Tampico-Madero fue el más ovacionado de la noche. Una hora antes del partido se anunció que dentro del nuevo organigrama del equipo ya no aparece el nombre del ingeniero, una pieza que ha sido importante en el desarrollo del equipo.

Su puesto será ocupado por Javier San Román, el dueño del equipo que para el Ascenso MX se fusionará con el Grupo Orlegi. Algunos de los altos mandos de ese grupo presenciaron el partido de la Jaiba Brava desde los palcos.

Con cantos como el de “¡No se va, no se va, Badillo no se va!” la Terrorizer y varios aficionados le dieron las gracias a Enrique Badillo. Él no pudo ocultar la alegría por las muestras de cariño y le desea lo mejor al equipo en el próximo torneo. Antes de salir de la cancha, fue cargado en hombros por varios jugadores celestes.

Pioneros de Cancún espera

Fue hace menos de un mes que el Tampico Madero perdió el invicto en el Estadio Tamaulipas y en el torneo. La derrota vino a manos del equipo de Pioneros de Cancún  por 0-2 y es precisamente ese equipo, el que se jugará contra la Jaiba Brava su boleto a la final de la Segunda División.

El partido de ida será el jueves en el Estadio Andrés Quintana Roo de Cancún a las 5:00 pm y la vuelta se jugará el domingo a las 6:00 pm en el Estadio Tamaulipas. Cabe señalar que en caso de acceder a la final, el partido de vuelta sería en el Coloso de la Unidad Nacional, ya que el equipo mejor posicionado en la tabla porcentual es el de Mario García.

PREVIA: Tampico-Madero vs Potros UAEM

El conjunto del Tampico-Madero recibe a los Potros de la Universidad Autónoma del Estado de México en el partido correspondiente a la vuelta de los Cuartos de Final de la Segunda División Profesional. El encuentro esta programado para las 18:00 horas en el Estadio Tamaulipas.

El equipo dirigido por Mario García fue eliminado precisamente por los Potros la temporada pasada. En aquel entonces, el partido de ida se jugó en el sur de Tamaulipas y acabó en empate, el de vuelta acabó en desastre para la oncena del puerto. Ahora, de alguna manera se invierten los papeles.

Tampico-Madero recibe la serie con un empate a un gol. Empatar a cero ó un gol le da el pase a los locales por su mejor posición en la tabla y el gol de visitante. Un empate a dos goles ó derrota por cualquier diferencia, le da el pase al equipo visitante.

El equipo de casa no ha sido constante en sus últimos encuentros. El hecho de jugar en casa no garantiza nada ya que acaban de perder su racha invicta en la jornada 14 ante Pioneros de Cancún por 0-2. Durante la temporada ganaron cuatro, perdieron uno y empataron en tres ocasiones jugando en casa.

Le han llovido críticas al equipo ya que no se ha visto bien en su accionar. La ofensiva anotó 23 goles en 15 partidos y recibió solamente ocho. Es la ofensiva la que no ha lucido a la altura de lo que fue en la temporada pasada. La defensa fue la segunda mejor de todo el torneo. La de los Potros fue la mejor con siete goles en contra y los Potros anotaron 22 goles en la campaña.

Aunque ya se tiene asegurado el ascenso por medio de una compra para una plaza del Ascenso MX la próxima temporada, para la afición es importante que el equipo busque su pase de manera deportiva. Se espera un lleno en el Coloso de la Unidad Nacional. Tan solo este sábado se vendieron 6,000 boletos en la Jaiba Tienda.

Al visitante se le tiene que tratar con cuidado, pues solo ha perdido un juego  de visitante en este torneo y fue en la jornada nueve contra los Loros de la Universidad de Colima y fue por la minima diferencia. En dos de sus últimos seis partidos han anotado dos goles ó más.

La UAEM rescató en empate tras verse abajo en el marcador durante el juego de ida. Fueron los que dominaron el partido pero la defensa de la Jaiba Brava estuvo casi perfecta. En el Tamaulipas se espera que se inviertan los papeles y que mientras los locales busquen presionar, la visita quiera sorprender con contragolpes a espacio abierto.

El apoyo del jugador número 12 será fundamental para el cuadro de casa. La visita querra hacerle la maldad al equipo de Mario Garcia y arruinar lo que se pronostica como una fiesta en el Estadio Tamaulipas.

Se espera una temperatura de 28 grados centígrados a la hora del silbatazo inicial bajo un cielo despejado.

Noche Mágica de Champions League

Aunque no soy fanático del fútbol, lo sigo y siento concer el nivel de importancia de ciertos torneos. A nivel de clubes, no hay torneo más importante y con mayor tradición que la UEFA Champions League. En mi viaje por Europa me tocó vivir uno de estos partidos y cualquier expectación que yo tenía fue superada.

Al saber que el Real Madrid se enfrentaría al Wolfsburg en cuartos de final de dicho torneo durante mi estancia en la capital española, no dudé ni tantito en investigar el precio de los boletos. Aunque en el papel, el equipo alemán no representaba mucho peligro para la escuadra merengue, no tenía otra opción en cuanto a fechas y me hice de un boleto antes de partir al viejo continente.

La idea era que podría ser mi regalo por calificar a Boston en el maratón de Rotterdam dos días antes. Que mejor motivación que esa después de cinco meses de entrenamiento y toda una vida queriendo presenciar a mi equipo favorito en su propio estadio jugar un partido de finales en Champions League. El hecho de que tuvieran que remontar un marcador adverso de 0-2 tras los primeros 90 minutos de la serie lo hacía aún más interesante.

El Maratón de Rotterdam no terminó como lo esperé y hasta pensé en revender el boleto pues no sentía merecer el premio que me prometí. A final de cuentas me lo quedé, pues me podía servir para por 90 minutos y algo más, olvidar el trago amargo del maratón. Asi fue, el 12 de abril a las 5:00 pm salí con un amigo rumbo al mitico estadio Santiago Bernabeu.

Afuera del Santiago BernabeuIMG_0050 2

Llegando al Estadio el sol brillaba sobre las calles de Madrid. Realmente poca actividad a las afueras del inmueble pero eso cambiaría conforme se acercaba el partido. Las dos cosas en las que pensaba eran; Vas a ver al Real Madrid y que no se te moje ni se te pierda el boleto.

Nos acercamos al tunel de acceso por el que llegaría el camión. Se me hizo raro que hubiera poca seguridad en esa zona pero poco después la Policia Nacional y la de Madrid instrumentaron un operativo digno de seguridad europea. Helicopteros, caballos, camiones anti-motines, y cientos de policias resguardaban las calles aledañas al estadio.

Nos fueron alejando del tunel hacia una de las calles por dónde llegaría el camión. Fueron cerca de dos horas las que pasamos esperando a ver al camión. Conforme se acercaba la hora del partido, la cantidad de gente el las calles se había triplicado. El sol que brillaba hace unas horas, se escondió y dió paso a una lluvia que no apagó los animos de la afición.

Los ultras se encargaron de ambientizar las calles y los demás simplemente les seguiamos la corriente. Esperando ese momento que por fin llegó poco menos de dos horas antes del partido. Con porras, gritos y demasiado ruido, la gente animaba al Real Madrid a darle la vuelta al marcador global. Ver pasar el camión a escasos 5 metros fue el inicio de una gran noche.

Llegada del camión del Real Madrid

Una de las cosas que más me sorprendió fue el orden con el que la gente accesaba al estadio. Había mucha seguridad, pero a pesar de todo, las filas para entrar eran casi inexistentes. En menos de 20 minutos camine por fuera de la mitad del estadio, pasé seguridad y encontré mi asiento.

No lo podía creer. Estaba en el Santiago Bernabeu. Un estadio que veo muy seguido en televisión y del que he escrito mil y una veces. He estado en muchos estadios, pero el Bernabeu era uno que deseaba conocer más que muchos otros. Es imponente, es bonito y alberga los partidos de mi equipo favorito. ¡Que más podía pedir!

Poco a poco se fue llenando el estadio, para la hora del arranque eran contados los espacios vacios. El himno de la Champions lo grabé, pues era un momento especial dentro de una noche que de por si ya lo era. Poco a poco me iba percatando del tipo de afición que tiene el conjunto merengue. Era tal como me lo imaginaba y un poco más.

El Himno de la Champions League

Había mucho nerviosismo al inicio del partido. Remontar un 0-2 ante un buen equipo alemán que se sabe defender no tenía tranquilo a casi nadie en el estadio, más que a los alemanes. Cabe mencionar que algunos de los de su porra se hospedaban en mi hostal. Al cuarto de hora del partido, todo fue cambiando.

El primer gol de Cristiano Ronaldo. Apenas lo estabamos terminando de celebrar cuando menos de 90 segundos después, el segundo gol del portugués y con eso el partido estaba empatado en el global. 16 minutos y ya se podía soñar con remontar y hasta golear al Wolfsburg.

En ningun momento se callaron las 80,000 almas en el estadio. La lluvia cayó al inicio del segundo tiempo y el Wolfsburg seguía apostando a mantener el 0-2 y buscar un gol en contragolpe. El Madrid tocaba y tocaba el balón pero con poca claridad al frente. Ver a Zinedine Zidane (mi jugador favorito de todos los tiempos) en la banca era un boleto aparte.

La celebración de Ronaldo tras el segundo golFullSizeRender 10

La afición del Bernabeu es exigente. Conocen bien a sus jugadores y nunca dejan de gritarles. Se creen entrenadores tal y como lo hacen en muchos otros paises pero a diferencia de otros, no parecen estar hablando por hablar. Siempre le encuentran fundamentos a sus ideas y no tienen miedo a expresarlas.

La afición se comporta a la altura de un partido importanteIMG_0101

Sufren tanto como los sudamericanos al no ver que caiga el gol. Aplauden a los esfuerzos y empujan al equipo a base de cánticos basados en el tipo de momento en el que se encuentra el partido. Los madridistas en el estadio sabían que a falta de diez minutos se necesitaba un gol para no ir a tiempos extras.

Con gritos de “Cristiano, Cristiano,” que el mismo CR7 silenció para que apoyaran al resto del equipo, la presión para el Wolfsburg creció. Un tiro libre para los locales fue la cereza del pastel. Ver a Keylor Navas correr toda la cancha para hablar con Ronaldo hacía pensar que algo especial podía pasar.

Así fue. Ronaldo anotó su tercer gol de la noche con ese tiro libre que pasó entre la barrera y se incrustó en el poste inferior izquierdo del portero. Tres a cero y explotó el Santiago Bernabeu. Una remontada obligada para seguir con vida en el torneo más importante de Europa y soñar con una onceava Copa de Campeones de Europa.

¡Se logró la remontada en el Bernabeu!Final Bernabeu

Tras el silbatazo final fue una fiesta entre toda la afición blanca en el estadio que se extendió a las inmediaciones y hasta el metro. Se consiguió el pase a la siguiente fase. Para mi, uno de los boletos que mas ha valido la pena. Una noche mágica de Champions League en el Santiago Bernabeu con un 3-0 para mi equipo y los tres goles de Cristiano Ronaldo. Sin duda, algo que cualquier aficionado al fútbol debe de vivir. ¡Hala Madrid!

¡Feliz porque ganó el Madrid!Bernabeu Selfie

OFICIAL: Habrá Ascenso MX en Tampico-Madero

El día de hoy se confirmó que la plaza de Tampico-Madero volverá a tener Liga de Ascenso o Ascenso MX este próximo verano. Esto se da luego de más de seis años de permanecer en Segunda División e incluso en su momento pelear por no descender a una tercera.

Hace algunas semanas se dió la visita a la zona sur de Tamaulipas del presidente del Club Santos Laguna, Alejandro Irarragorri. Ahora, se ha llegado a un acuerdo para tener el 50% de la franquicia junto  a la familia San Román.

La noticia se fue calentando a través de las redes sociales de directivos y club y se concretó en una teleconferencia de prensa el viernes por la mañana. El resultado de esta sinergia enloqueció y alegró a la afición del Tampico-Madero, quienes catalogaron que salían de un infierno luego de jugar en la tercera categoría del futbol mexicano.

Cabe mencionar que el Presidente Ejecutivo de la Jaiba Brava será Javier San Román. Ambos grupos, tanto como el Grupo Orlegi (propietarios de Santos) y Tecamachalco buscarán tener Primera División en un futuro cercano.

Es importante resaltar que pase lo que pase en esta liguilla con el cuadro celeste, es decir queden o no campeones de la segunda división y logren el ascenso, como quiera habrá liga de plata en la zona sur de Tamaulipas. Recordemos que no fue hace mucho cuando Estudiantes de Altamira se mudó a Chiapas.

Sin duda el hecho de que se regrese el Ascenso MX a la zona, después de muchas ocasiones en que se le falló a la afición fiel de esta escuadra, llena de felicidad a gran parte de la comunidad que a gritos pide el regreso de la Jaiba Brava al máximo circuito.

Es momento de que se vuelvan a unir todos para un mejor equipo, para una mejor zona conurbada y que mejor por medio del futbol. Un deporte que une a miles de familias cada quince días en el Estadio Tamaulipas. Una afición que ha dado de que hablar a nivel nacional llenando el Coloso de la Unidad Nacional en repetidas ocasiones.

No queda más que disfrutar este gran momento y a partir de Julio se volverá a ver al Tampico-Madero en la antesala del máximo circuito. Por lo pronto, este domingo el equipo de Mario Garcia recibe a los Potros de la Universidad Autónoma del Estado de México en punto de las 18:00. El marcador global esta empatado a un gol tras los primeros noventa minutos.

Se despide su servidor y amigo Leo Deantes, vayan a los estadios, apoyen a sus equipos y digan ¡NO! a la violencia.

No Regrets Rotterdam

It’s almost been a week since I ran my eighth marathon. It was a race I looked forward to for five months and expected it to be the best one of my life. I started by dreaming of running a three-hour marathon and as the day got closer I could visualize it as a reality. April 10 was the due date to be ready and that I felt like I was hours before the gun went off.

Some of you already know how it all ended and unfortunately for me it did not go well. I dreamed of the perfect race, prepared for the perfect race and in the end it was far away from it. The anticipation I created for myself and for those around me was incredible. I only dreamed I would not let anyone down with my performance.

Almost one week since April 10th, 2016, I look back at the race and have nothing to regret. For me, when you give it your all and it does not work out, there is nothing to be worried about. Yes, I would have loved to wrap up a great training plan with a Boston-Qualifier performance but as much as I wanted it, April 10 was not my day.

Those around me saw how hard I trained every day to get closer to my goal. Not only was I looking for a B.Q., I was trying to get back in shape and still aim for a sub three hour marathon. I did everything I could to get stronger, faster and in the right mindset. I would train for 3-5 hours a day doing multiple exercises while taking good care of my body. Long runs, speed workouts, tempo runs, weights, yoga, massages, biking, swimming and other activities were part of my training routine for over 15 weeks.

I never saw myself stronger and more mentally prepared than how I felt before what would be my first marathon in Europe. The idea of running thousands of miles away from home was part of the motivation and in one of the races that offers one of the three fastest courses in the world, where world records have been broken. The Rotterdam Marathon provided me with an immense amount of motivation.

As the day got closer I trusted my training more and more. Having run a perfect half-marathon one month before and an excellent 21 miler just two weeks after was part of what I felt was necessary to have enough confidence for the next challenge. I was my own coach during the entire process and very proud of the progress from day one to the last one before the race. I lost over ten pounds during training but felt very strong. I felt like I was in the best shape  of my life.

Running a marathon in a place where you don’t even understand the language is an interesting experience. There were less than ten mexicans in a starting line of over 40,000 participants. Rotterdam is a nice city to look at, with the largest port in Europe and some nice modern architecture. The small population does not allow it for people to flood the streets but those that stand along the course make plenty of noise. The streets are very narrow and overpassing was definitely the biggest challenge.

I can’t point to the moment or thing that made it impossible for me to qualify. I had done everything within me to be ready for that day and I felt I was. I had strategized for many scenarios and it just was not enough. I started from the very back of my wave and found it really hard to run at an even pace with so many people in front of me. I do not blame that because that is an excuse. I ran some solid first ten kilometers, held on for the next five and tried to see where I was by the time I reached 20.

At the time where I did not see it possible to run a faster second half having put a lot of effort into overpassing, I decided it was time to step aside from my dream for that day. I walked for a few meters, tried to take all the negative thoughts out of my mind, even cried for a bit and continued my way. I still had 16 kilometers to go.

I decided to enjoy the rest of the course. Give high-fives to those on the side of the road, encourage runners that were having a difficult time and take in the experience of running a European marathon. It was a dream by itself and I was not going to quit. I did not care about the medal, but I did not travel halfway across the world to step out and not finish.

Before I knew it, I was in the last two kilometers of the race. Those were two fun kilometers for me despite the physical and mental pain of not running a good race. I was happy to be where I was. The music was loud, but the cheers were even louder as I approached the finish line. I looked at the sky quite a few times and enjoyed what I had worked for (in some way) during the past five months.

I went past the finish line, happy to be done but sad it was not my day to qualify. I thought about all the effort I had put to do better, all the hours I spent pushing my body to the limit and this was not even in my top five marathon times. 3:52:20 in the fastest course I have ran.

On the other side, I can’t thank enough those that supported me. It was truly special to see the support coming from old and new friends from across the world. A continuous pouring of support on social media and other outlets. You all made this race even more special than what it already was.

This has been a huge blow in my athletic career but the story won’t end here. Now I will take some time off to think straight of what could be an even better approach for my next marathon. I am not giving up on my Boston dream, a lesson like the one I learned in Rotterdam only makes me want it more. I know I have it in me based on my training results. I know it was not enough and it was not meant to be on April 10.

Thank Rotterdam for the experience of a lifetime even though it did not end how I wanted it, but how it was supposed to based on destiny. I can now say I have ran eight marathons including one in Europe, that is pretty cool in my book. What doesn’t kill you makes you stronger and I am still alive!