Regresando a Donde Todo Comenzó

Monterrey, Nuevo León es una ciudad que ha sido testigo de varios momentos que me han marcado en cuestiones deportivas. Fue la ciudad en la que llegué a participar en mi primer regional de natación, la ciudad en la que presencié mi primera carrera de automovilismo profesional con Adrián Fernández y Michel Jourdain Jr. en el Parque Fundidora dentro de la Serie Cart.

Pero sin duda el recuerdo más especial es cuando me convertí en maratonista en esa misma ciudad. Ya han pasado nueve años, pero como dicen, la primera vez no se olvida. Hace seis años no sabía lo que estaba haciendo, lo que me esperaba cuando me formé en esa línea de salida, lo que pasaría una vez que llegara a la meta.

Hace seis años tomé una decisión impulsiva que cambió mi vida. Era mi segundo año y me estaba preparando para un el Nacional de Medio Maratón en Estados Unidos. Un día mi madre me preguntó si quería correr un maratón y sin pensarlo dos veces dije que si. ¿Que tan difícil podía ser correr dos veces la distancia para la que me estaba preparando? En el 2009 me di cuenta que era más del doble.

No recuerdo mucho de ese día. Corrí los mejores 23 kilómetros de mi vida para después darme cuenta que no estaba listo. Mil y una veces pensé en subirme a un carrito para llegar a la meta, mil y dos veces pensé en lo contrario y seguir andando. Calambre tras calambre pasaron los kilómetros. A lo lejos se veía el Parque Fundidora  y solo me podía imaginar que se sentiría llegar ahí.

42 kilómetros y 195 metros después de haber salido, me di cuenta. El llegar a una meta nunca me había llenado de tanta emoción. Tarde algo de tiempo en digerir la noticia, pero también sabía que en unas semanas debía regresar a los entrenamientos de pista y campo, sin poderle presumir a mi entrenador la hazaña que había conseguido.

Esa vez, mi madre corrió en la misma carrera, así que no podía pedir de mejor compañía al inicio de esa aventura. Al final me encontré con mi hermana, mi papá, mis primas  y mis abuelos. Los que me conocen saben lo importante que ha sido mi abuelo para mi, tenerlo ahí en ese momento único es algo que seis años después, parándose en el mismo lugar, pero esta vez, él me estaba viendo desde el cielo.

En el 2015 no fui corredor, pero también corri. No me inscribí pero si me registré. No recibí medalla pero sí las gracias. Este año grabé las mismas emociones que yo sentí hace seis años. El nervio de las horas previas, la emoción de estar en la línea de salida, la descarga de adrenalina en los primeros kilómetros, el sufrimiento en la segunda mitad del recorrido y sentir que has tocado el cielo cuando llegas a la meta.

Siempre he creído que algo que distingue mi trabajo del de muchos otros camarógrafos es que yo he sido deportista toda mi vida, y cuando se trata de correr, el entender las diferentes etapas por las que pasa un atleta en 42.195 kilómetros es algo que pocos podemos hacer. Espero lo vean reflejado en el trabajo que pronto les presentaré.

Asi que seis años después de mi debut como maratonista ya le he sumado otros seis a mi historial, mejorando por mucho de ese 3:40:00 con el debuté a un 3:12:00 y el cual sigo buscando mejorar. Regresar al mismo lugar a donde toda esta historia como maratonista comenzó, es algo que hizo de  este trabajo, muy posiblemente el más especial de todo el 2015.

One thought on “Regresando a Donde Todo Comenzó”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s