Siguiendo la Huella del Maratón CDMX 2015

Correr un maratón te cambia la vida. Correr 42.195 kilómetros es mucho más que la distancia misma. Correr es más que un simple deporte donde pones un pie atras del otro. Para un maratonista, grabar un maratón es más que una simple asignación.

Este fin de semana tuve mi segunda oportunidad de trabajar en el Maratón de la Ciudad de México. Tras haber corrido siete maratones se que cada uno es diferente y que el evento nunca se simplifica, siempre hay que tenerle el mismo respeto. Como reportero tenía más o menos la misma idea.

Días antes empecé a checar mis recorridos, pues era obvio que no me iba a aventar la distancia completa a pie cargando el equipo de trabajo que pesa cerca de diez kilos. Mientras el corredor a veces quiere algo de lluvia para que los refresque, esa lluvia del otro lado era mi peor pesadilla. En la edición 2014, la lluvia que cayó al principio de la carrera estuvo a nada de destruir mi equipo.

EL COLOR DEL MARATÓN 2014

Conforme se acerca el evento vas checando el estado del tiempo tal y como un corredor. Quieres que todo salga perfecto el día de la carrera pero sabes que necesitas un “Plan A”, “Plan B” y “Plan C” por si las malditas dudas o complicaciones. Como corredor no quieres que el cuerpo te fallé, como reportero no quieres que tu equipo se descomponga. En los dos casos no quieres quedarte dormido.

El año pasado con dos días de trabajo fue suficiente. En esta ocasión, ya que se esta trabajando en un proyecto especial, las grabaciones empezaron desde una semana antes y falta una semana más de trabajo con respecto al Maratón de la Ciudad de México.

Horas antes de la carrera un corredor se pone nervioso por lo que esta por hacer. Momentos antes del balazo de salida los nervios a un costado de los corrales era en que tenía que encontrar a poco más de 20 corredores en un mar de gente de 30,000 o más atletas. Lo mejor es que no llovió aunque esta vez la tarima en la salida tenía techo.

Así se vió el inicio del Maratón sobre la Avenida Juárez.
Así se vió el inicio del Maratón sobre la Avenida Juárez.

Se dió el disparo de salida y yo ya estaba en la misma posición del año pasado. Ya sabía a donde me iba a ir pero buscaba tomas un poco distintas a las del año pasado, pues aunque ese me salió bien, no quería imitar lo hecho ya hace un año. Esta vez no estaba trabajando solo. Tenía tanto a mi madre Silvia Perches y a la hermana de una de las corredoras, Rosa Lozano, echándome la mano.

Mi vista de los 5 kilómetros.
Mi vista de los 5 kilómetros.

Poco a poco fuimos caminando y corriendo por la Avenida Reforma hasta llegar al Ángel de la Independencia donde nos separamos en dos grupos. Este año sentí que iba un poco más resagado yo que a comparación del año pasado. Pero cuando llegue a la zona de Chapultepec recuperé mucho de lo que sentí que ya habia perdido. Poco a poco fui encontrando a todos los involucrados en mi historia. A algunos más de una vez y desafortunadamente ninguna en otros casos.

Poco a poco el no haber desayunado empezó a hacer efecto en las energias para seguir avanzando, tal y como sucede con un corredor que no desayuna o no se alimenta bien. Gracias a la ayuda de Rosa, si pude comer y dos tacos de barbacoa no me cayeron nada mal.

DOCUMENTAL DEL MARATÓN 2014

El año pasado me fui de la Glorieta de Insurgentes al Estadio en metro pero esta vez lo intentamos con Uber. Ahí vino el problema con el tráfico, con el que estuvimos estancados a la altura de Perisur por un buen rato. Después de mucho tiempo llegué al Estadio para ver la llegada de los últimos del grupo terminar. Al salir del estadio no vi a nadie conocido y sin pena ni gloria me fui de Ciudad Universitaria.

Al final terminas casi tan cansado como un maratonista. Una coca o una torta suenan como las mejores ideas del mundo tras el esfuerzo. Igual que un corredor te pones a pensar en que pudiste haber hecho mejor pero hay momentos en los que mejor disfrutas de lo que hiciste. La gran diferencia es que del lado de un reportero no hay medalla con la letra “X” esperando al final.

Ya que a uno no le toman fotos en la meta, yo me la tengo que tomar.
Ya que a uno no le toman fotos en la meta, yo me la tengo que tomar.

Al final del día se que pude haber hecho algunas cosas mejor. Ya en la noche te das cuenta que hiciste lo que pudiste en cada momento y con eso te quedas. De todo se aprende y con eso te prepraras para lo que sigue.

One thought on “Siguiendo la Huella del Maratón CDMX 2015”

  1. Hola Oscar!!!!

    Padrisimos videos!!! Para los que corremos el maraton de cd mexico todos los años, es increible verlo y recordarlo. Este año fue mi cuarto de correrlo,con el numero 8977 y fue el primero de mi hermana con el numero 8986. Todos los años es dedicado a una persona muy especial. El año que entra ahi estaremos de nuevo. Con las mismas siglas y misma dedicatoria XTT16.
    Saludos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s