Buenos Para Regañar ¿Pero Para Apoyar?

Esta semana una atleta de la delegación mexicana en Toronto, que esta compitiendo en natación estalló y de manera muy justificada en contra de el Comité Olímpico Mexicano. Su nombre es Fernanda González y su caso no sólo le ha dado la vuelta a México sino al mundo.

La nadadora fue separada de su equipo una hora antes de competir en una final norteamericana por varios directivos del COM. Ello exigían que la mejor nadadora del país se presentara a la prueba con un traje que no le acomodaba. La discusión se llevo a cabo en un cuarto donde ella fue encerrada y amenazada con no poder ni siquiera presentarse a la prueba y tener que tomar el primer vuelo del siguiente día rumbo a México.

González expresó en una entrevista con CLARO Sports que la amenazas la desconcentraron a la hora de su prueba. Ella quería nadar en un evento para el cual se había preparado por mucho tiempo y ver como había gente que no le iba a permitir ir en busca de un boleto a Brasil 2016 realmente causó molestias en la nadadora, y todo por un traje de baño.

La entrevista que le ha dado la vuelta al mundo

González se presentó a la prueba muy golpeada anímicamente. La competidora del Distrito Federal terminó en octavo lugar, seis segundos por encima de sus tiempos a los que nos tiene acostumbrada. El traje que le exigían ponerse le quedaba chico a Fernández y no dio el pie a torcer por más que los directivos se lo pedían.

Poco después se dio otro caso similar que aunque no causó tanto revuelo fue cuando Aida Román se colgó la medalla de plata en el Tiro con Arco por equipos. Ella es patrocinada por Banamex, y el logo del banco aparece en su gorra. Eso causó cierta molestia en los directivos que por el momento han preferido no hacer más escándalo y dejarla competir, ya que al parecer a ellas no les dan gorras. Como si a cierto equipo no les dieran calcetas para jugar fútbol.

A todo esto, una de las clavadistas más exitosas en el deporte mexicano constató que no es la primera vez que los directivos buscan el protagonismo durante los Juegos Panamericanos. Paola Espinoza fue amenazada de igual forma que a González por no ponerse el traje que la delegación les había proporcionado, su razón era simple, falta de calidad.

“Mi primera prueba fue diez metros individual, yo usé el traje que me dieron, no me gustó, se transparentaba, por eso no me lo puse. Competí con otro de otra marca, me regañan y en las demás competencias competí con el traje que ellos me dieron, entonces, también me llevé la regañada de mi vida.,” comentó Espinoza quien hasta se tuvo que esconder para competir.

Mientras que a la Selección de Fútbol siempre le proporcionan uniformes de la más alta calidad, en otros deportes se conforman con lo mínimo indispensable, en deportes donde la tecnología de la vestimenta llega a influir mucho. Imagínense que bien se vería toda la delegación mexicana con NIKE o Adidas y uniformes hechos a su medida.

Otro caso más se dió en el ciclismo. Sofía Arreola tiene que competir varias veces al día y sólo se le proporciono uno, por lo que generó incomodidad el tener que usarlo sucio durante el día. Por cierto, todas las que se han quejado, le han dado medallas a México, así que conformistas no son.

Mientras que Arreola se enfoca en eventos de pista, Ana Teresa Casas (especialista en ruta) no pudo a asistir a Canadá cuando la Federación Mexicana de Ciclismo le dió el lugar que ella se había ganado a Arreola, quien es hija del vicepresidente de la FMC, Ricardo Arreola. Sus esfuerzos en las evaluaciones no fueron tomados en cuenta y ni siquiera le avisaron que había quedado fuera, simplemente no le dijeron nada.

Es cierto que representar a México es un orgullo, pero en el COM y la CONADE a veces exageran. Ya se les pagará a los atletas por sus medallas, pero no es todo lo que estos atletas piden. Ellos no quieren regaños, quieren apoyo. Ellos no quieren que les corten los sueños, pero que les den alas para volar. Ellos quieren representar a México con orgullo y no con el miedo que los directivos les están poniendo a muchos de los atletas que el 95% de las veces no sienten el apoyo que merecen.

Si en México se quieren enorgullecer de los logros de sus deportistas, hay que apoyarlos como merecen. Brindarles instalaciones de calidad, uniformes de calidad. Casi cualquier universidad en Estados Unidos trata mejor a sus atletas que como lo hace la Conade y el COM.El talento de los mexicanos es evidente, y gracias a atletas como Fernanda, la falta criterio y apoyo por parte de los directivos es cada vez más evidente.

*A las 3:00 pm del 18 de julio del 2014, México lleva 50 medallas (11 de oro, 14 de plata y 25 de bronce)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s