Brady Casado con la Grandeza

Quienes crecieron en los 80’s y 90’s recuerdan a Joe Montana como el mejor de todos los tiempos. El legendario líder de los 49’s de San Francisco ahora tiene seria competencia. La actualidad encuentra en el mariscal de los Patriotas de Nueva Inglaterra un argumento para válido para desafiar a la historia.

Oriundo de San Mateo, California y egresado de la Universidad de Michigan, Tom Brady va este domingo por su sexto Super Bowl y buscará su cuarto anillo como campeón de la NFL. Su legado va mucho más allá del que podrá dejar al final de su carrera con su equipo, sino del que dejará en la liga de fútbol americano profesional.  A sus 37 años Tom Brady no se cansa.

Un jugador que en su carrera ha buscado hablar más por lo que hace en la cancha que por lo que sale en las noticias. Un jugador que va directo y sin escalas al Salón de la Fama. En el 2000 hizo su debut y ya para el 2001 era el mariscal titular de la franquicia. En el 2002 ganó su primer campeonato contra los Rams. Su mejor temporada se dió en el 2007 cuando su QBR Rating fue de 117.2 habiendo lanzado para 50 pases de anotación con tan solo ocho intercepciones.

De lograr ganar, Brady compartirá el honor de haber ganado su cuarto súper domingo con su ídolo Montana y Terry Bradshaw. Dejará a John Elway en el camino como el mariscal con mayor participación en dicha fecha y remará hasta que el cuerpo aguante para hacer crecer su legado. Nadie espera que se retire al final del juego en Arizona.

Cuando no está sobre el emparrillado, Brady pasa tiempo con su esposa Gisele Bundchen y sus dos hijos. La vida privada de estas dos superestrellas esta bien resguardada. Él le pidió matrimonio en su avión privado para que no hubiera cámaras del paparazzi. Ambos están acostumbrados al éxito. Ella gana millones en las pasarelas y él unos cuantos más en el campo de juego. Para ser exactos en el 2014 la modelo brasileña se llevó a casa $47 millones de dólares por $31.3 de su esposo que tiene ciertas restricciones por el tope salarial de la franquicia.

Tal es la limitación de Brady para ganar más que el domingo el no será el jugador mejor pagado del partido. Varios de los jugadores de los Halcones Marinos superan el salario del californiano. Wilson por ahora no lo hace, pero gane o pierda el domingo, se convertirá en el jugador mejor pagado de la liga. Su compañero Marshawn Lynch va buscando ser el más multado con $131,050 tan sólo en esta temporada y todavía le alcanza para vivir como rey.

Regresando al tema de Brady. En caso de que este domingo los Patriotas de Nueva Inglaterra vuelvan a ser proclamados campeones la recompensa va más allá que el trofeo. Tan sólo por llegar a esta instancia se le paga $49,000 (dólares) y por ganar el juego grande otro 97 mil y eso sin contar patrocinios. Es un auténtico negocio ser campeón de la NFL.

Brady ya esta acostumbrado pero tampoco esta en su mejor momento. Tiene el temple necesario para afrontar estos partidos, pero acabamos de ver a unos Halcones en el Campeonato de Conferencia que de hambre de triunfo no se iban a morir.

El número 12 de Foxborough ha ganado tres y perdido dos, el último contra los Gigantes de Nueva York. Este domingo Tom Brady ya es parte de la historia y el es quien decide que tanto puede crecer su legado.

Halcones Hambrientos

Los Halcones Marinos de Seattle pusieron al borde de sus asientos a miles de aficionados el pasado domingo cuando lograron una voltereta espectacular contra los Empacadores de Green Bay. Cuando la visita pensó que callaría a todos los presentes en el Century Link Field, Russell Wilson se olvido de cuatro intercepciones para poner a su equipo en el Super Bowl.

Tras una primera mitad devastadora para los locales, lo único rescatable para Seattle sería la intercepción de Richard Sherman. A pesar de ello se vieron abajo 0-16 tras los primeros 30 minutos. Tal como la lluvia y el granizo intermitentes en la cancha, así fueron los destellos de que los Halcones podrían reaccionar. Wilson parecía hacerse chico ante la grandeza de Aaron Rodgers que con una pierna lastimada aún derrochaba talento en cada jugada.

La reacción clave vino con un engaño de gol de campo que terminó en siete puntos para los de casa. Green Bay nunca vio venir lo que estaba a punto de pasar. En el último cuarto del encuentro el reloj era el mejor aliado de los Empacadores y el peor enemigo de los Halcones Marinos. La Legion of Boom (defensiva de Seattle) fue realmente la que los mantuvo vivos tanto tiempo. En varias ocasiones no permitieron touchdowns de la oposición que se tenía que conformar con goles de campo.

Los comentaristas empezaban a hablar de un estadio vació para cuando Green Bay levantara el trofeo de campeón de la Conferencia Nacional. El número 12 de los Seahawks se hizo notar más que nunca para impulsar al equipo a un milagro. El ruido ya no se media en decibeles, sino en la Escala Richter. Así como lo leen, se registro un temblor en la ciudad cuando agonizaba el juego, debido a la afición en el estadio.

No era para menos pues a pesar de ir perdiendo por 12 puntos con menos de cuatro minutos en el reloj el equipo reaccionó como los grandes. Lo que no habían hecho en 56 minutos lo hicieron en esos cuatro restantes. Movieron las cadenas por aire y tierra, anotaron un touchdown con poco más de dos minutos por jugar. A la hora de despejar engañaron el equipo receptor y recuperaron el ovoide.Volvieron a anotar de seis y por si fuera poco cuando una cuando la conversión de dos puntos parecía aniquilada por Green Bay, Wilson mandó un globito a la zona de anotación y ponerse al frente 22-19.

Aaron Rodgers se tuvo que conformar con dejar a su equipo en posición de anotar un gol de campo cuyo pateador no falló por quinta ocasión en el día.

Se fue este espectáculo a tiempo extra y los Halcones Marinos ganaron el volado. Con la misma intensidad con la que cerraron el tiempo regular se pusieron a trabajar en su primera posesión. 1ra y 10, 11:47 en el reloj, yarda 35 de los Empacadores, el balón es de Seattle. Wilson, que había estado errático casi todo el juego manda el pase que necesitaba a Jermaine Kearse que lo lleva a la zona de anotación y de paso al Super Bowl XLIX en Phoenix, Arizona.

En caso de coronarse campeón, Seattle será el octavo equipo en ganar el Súper Domingo de manera consecutiva y el tercero de la Conferencia Nacional en conseguir la hazaña. Tras haber vencido a Denver en Nueva York el año pasado, ahora el rival es Tom Brady y los Patriotas de Nueva Inglaterra el primero de febrero. Mientras que Wilson irá por su segundo anillo, Brady va por el cuarto, los mismo números que sus respectivas franquicias.

On Pace for Greatness

Once again my goal is to qualify for the Boston Marathon and I believe it can be done, but it is only up to me making it happen.

Today I am 40 days away from my seventh marathon and what I would consider my fourth realistic shot at running under the qualifying standard. The ones that don’t count are my marathon debut in Monterrey, running a marathon with the flu in Houston and coming out of a torn groin and hamstring injury when I recently ran the California International Marathon not even two months ago.

My fourth attempt at making it to the starting line in Hopkinton, Massachusetts will be in Torreón, Coahuila, Mexico at the “Maratón Internacional LALA.” I’ve learned a thing or two about preparing to this kind of races on my previous marathons, but nothing can really prepare you for one, you just have to live in that moment. 40 days away, here are some of the things I’ve been working on.

Between the C.I.M. and the LALA Marathon I have less than 100 days in between. That means almost no time off after the first one. I usually take two-three weeks off, but this time I cut it down to 10 days. I was sort of dissapointed on my performance at Sacramento, I felt I played it too safe and could have done a better job. At the same time I wanted to take advantage of my conditioning to get in track for the next one. I looked at the possible options based on my criteria and found LALA to be the best bet.

This marathon is one of the most popular 26.2 mile races in Mexico. Most winners run it under 2:10:00 and many others punch their ticket to Boston in that same course. It is flat and in a time of the year where heat is still not a factor. I may have not fully recovered from the injury that slowed me down on the way to Sacramento, but the drive to make great things happen is there.

For Sacramento, 90% of my training runs were in altitude, for Torreón 95% of my training has been done at sea-level. This has allowed me to do faster runs without getting completely exhausted. Working on building up endurance in Mexico City was a challenge by itself. The same energy required to run a 5K in altitude is almost the same as a 12K where I am now.

Now I am more confident on my pace and my endurance that I was heading into Sacramento. Most of my runs are between 4:30 and 4:45/km, just a few under that pace. With this I am trying to work on my turnover agility while not putting to much pressure on the injury I am trying to come out of. At the same I am not burning myself out before the race, something I have done in the past a few times. Adding gym workouts has also made me stronger this time around.

With 40 days to go and six marathons under my belt I somewhat know what to do from here on out. I just have to try and stay calm, the 20+ mile runs are coming up. Just a couple of time trials between now and March 1st, but it’s mostly endurance I have to focus on. If I don’t have it where it needs to be, being fast will barely get me past the 13 mile mark.

Finishing a 26.2 mile race is something I have experienced, but doing it under 3 hours and four minutes is something I haven’t. It is a long race and it is a long time out there. I am preparing to show up at the starting line with my best physical and mental game. Because once the legs give up, the mind takes over for good or for bad.

The next 39 days might fly by, but it is day 40 that counts. I want to be there knowing I have a shot at a dream that has been denied to me for the past six times. If I get to “fly” on day 40 this guy has a real shot of making that dream come true. I believe I am on pace for greatness, that means, Boston, I’m going for you!

A Catch Outside the Rulebook

They say God works in mysterious ways, and so seem to do the referees at last Sunday’s game between the Dallas Cowboys and the Green Bay Packers.

With close to four minutes to go at Lambeau Field the Dallas Cowboys had to go for it on 4th and 2 since they were trailing by 21-25. Probably running the ball was the safe bet with DeMarco Murray on the field but you also had Jason Witten who almost never fails to catch a ball and the “X Factor” named Dez Bryant.

Tony Romo would have thrown an interception if the game was happening in any of the past four seasons. But  a solid performance despite a heavily injured back and knees plus having some of the best stats in the fourth quarter around the league this season suggested otherwise.

The ball was snapped and Tony looked for his target. Number 88 was running full speed down the left sideline and jumped into the air to make a catch of a ball that seemed almost impossible to go after. Even harder, to control it considering the momentum of the run and the man to man pressure that Sam Shields was creating.

Viewers around the globe saw Dez coming down with the ball as one of the most impressive plays a football player has ever made. Unfortunately the Green Bay coaching staff, referees in New York and on the field saw otherwise. They believed Bryant did not have complete control of the ball. Days later #IStillThinkItWasACatch.

Here is why. Dez grabbed the ball mid air and came down with it with full control. He took three steps with full control of the ball before trying to reach for the endzone. After those three steps he lunged for the goal line instead of playing it safe but that is just what Dez does. Here comes the part I never understand.

If Mike Pereira, FOX expert analyst for officiating says the refs made the right call, even if Obama said it was the right call I would not agree. When did the ball touch the ground? His knees did, his elbow did, his hands did, but the ball never ever did. The referee closest to the action never saw that ball touch the ground. I’ve seen the videos and I’ve seen the pictures. That ball did not pop loose because of contact with the ground. How is that considered losing possession?

Obviously if you are falling with your hand below the ball and just grabbing it with one hand the force that the ground has on your hand will be greater and anything might move. That was the case. The ball popped but it never touched the ground. Even after it came “loose” he recovered it in the endzone.

Mike Pereira did not agree it was a football move to stretch out his arm and reach for the 1-yard line. He simply did not because he might have never seen something like that. No one had, it was a catch that maybe only Dez Bryant can do. Even Odell Beckham Jr. from the New York Giants considered that a catch, and he knows a thing or two about big plays.

Apparently It was a catch too good to be true. Even the Green Bay Packers know it but by not admitting it their chances to win the game and make it to the conference final grew exponentially. Both teams had played a great game that did not deserve to end in controversy.

If it was ruled a catch we would be looking back at Romo’s most clutch throw, Bryant’s best ever catch and a possible win by the Dallas Cowboys to play the Seahawks at Century-Link Field.
dez-pbp-catch-gb

Neuer Count Him Out

The never-ending battle between Lionel Messi and Cristiano Ronaldo continues early this year as they hope to hoist the “Ballon d’Or” award for a fifth or second time respectively. But what are the chances for Manuel Neuer to shock predictions?

Out of the three candidates, the 27-year-old goalkeeper is the only one with a World Cup win in his resume. Neuer also won the Bundesliga and the German Cup with “Bayern Munich”.

Voted in Germany as player of the year in 2014, he allowed 40 goals in 62 games. The only thing he didn’t accomplish was winning the Champions League after falling 0-5 in the aggregate against Real Madrid.

The International Federation of Football History and Statistics (IFFHS) named him the world’s best goalkeeper. Thibaut Courtois from Chelsea and Keylor Navas with Real Madrid came in second and third.

In an interview with FIFA.com, former Real Madrid star Michel Salgado mentioned that Neuer has earned his nomination by his results.

“It’s tough for a keeper to win the award, but that doesn’t mean to say that he hasn’t had a great year,” Salgado said.

Ronaldo had an almost perfect 2014. He found the back of the net 61 times throughout the year. With Real Madrid he won almost everything. (Copa del Rey, Super Cup and Champions League). A poor performance at the World Cup could hurt his aspirations to retain the award.

Lionel Messi had his fair share of success in 2014. He broke the record for most goals in La Liga (253) and Champions League (72) within the same week. At the World Cup in Brazil most people remember him losing the final against Germany. Meanwhile, being the ”Most Valuable Player“ of that same tournament shouldn’t hurt.

The world will know the answer to this always-intriguing election on today in Zurich, Switzerland.

El Camino a Arizona

Tres victoriaS consecutivas separan a cualquiera de los ocho equipos restantes de alcanzar la gloria en el Super Tazón XLIX en la casa de los Cardenales de Arizona, el estadio de la Universidad en Phoenix.

En las 49 ocasiones que el super domingo se programa para jugarse en una cancha neutral, ningún equipo local ha logrado llegar a jugar en casa el último juego de la temporada. Arizona no logrará romper esa racha al haber caído ante las Panteras de Carolina por 27 a 16.

BALTIMORE VS NUEVA INGLATERRA

Pocos creían en los Cuervos antes de la semana pasada. Para muchos el simple hecho de tenerse que enfrentar ante los Acereros de Pittsburgh en el mismísimo Heinz Field era suficiente para hacer pensar que Big Ben y compañía no tendrían problema para avanzar. Aunque los locales tuvieron mayor control del reloj, los visitantes fueron más certeros en sus jugadas. Por aire y tierra los números favorecieron a Pittsburgh pero cuando Ben Roethlisberger lanzó dos intercepciones, los carneros supieron aprovechar y capitalizar sus oportunidades. Los Cuervos se vieron en desventaja en el primer cuarto, pero con un touchdown al inicio del segundo todo comenzó a fluir de a su favor y se vió reflejado en el marcador por 30 a 17.

Ahora enfrentan a quienes muchos consideran los favoritos de ganarlo todo. Un equipo que por lo regular no se hace chico en estas instancias y que esta acostumbrado a llegar al campeonato de conferencia. Terminaron la temporada regular con marca de 12-4, y Tom Brady, el mariscal se perfila para ser el jugador más valioso de la liga. Al igual que los Cuervos, Nueva Inglaterra depende mucho de su ataque aéreo pero Baltimore puede hacer más daño por tierra según las estadísticas. Amos mariscales tienen anillos de Super Tazón, Flacco con uno y Brady tiene tres.

Aquí le doy la ventaja a Bill Billacheck y los Patriotas de Nueva Inglaterra. La diferencia será marcada por la lectura que le dan al juego Bill y Brady, capaz de superar a unos Cuervos que les falta para estar en la forma que ganaron el Super Tazón en el 2012.

CAROLINA VS SEATTLE 

Un equipo que realmente ha mantenido su esencia pero no la forma de la temporada pasada a esta son los Halcones Marinos de Seattle. El año pasado este equipo se coronó campeón de la NFL y este año vienen con toda la intención de repetir. Tras un inicio tambaleante para el equipo de Russell Wilson, se han sabido sobreponer y les alcanzo para librarse de la ronda de comodines. Wilson ha lanzado siete pases interceptados en la temporada pero viene de cinco muy buenos juegos para cerrar la temporada regular. Este equipo de Seattle no depende tanto del brazo de su mariscal ya que tienen en Marshawn Lynch a uno de los mejores corredores de la liga. 1,306 yardas en 280 acarreos. Eso habla de la confianza que le tiene Wilson al ataque terrestre.

Carolina no tiene mucho que perder en este encuentro a disputarse el sábado en Century Link Field. Al no ser locales y mucho menos los favoritos, el sorprender a Seattle es lo único que les debe de importar. Newton es uno de esos mariscales de los que se habló poco en su llegada a la NFL pero que ha sido consistente en su peregrinar por la liga. A pesar de haber sufrido un accidente automovilístico casi al final de la campaña esta en buena forma para pelearle del tú a tú al campeón vigente del Super Bowl. Newton ha logrado completar más del 50% de sus pases, pero fuera de casa han conocido la derrota más veces que la victoria. Ellos dependen más de la conexión entre Newton y Greg Olsen para anotar por la via aérea que intentos por tierra.

La victoria de este juego se la voy a dar a Seattle, más allá de lo parejo que puede estar el juego a la ofensiva, será la defensiva de los Halcones Marinos la que marque la diferencia como es costumbre.

INDIANAPOLIS VS DENVER

Los partidos del domingo pintan para ser más parejos que los del sábado. En el “Mile High Stadium” de la ciudad de Denver, Peyton Manning tiene la experiencia que se puede requerir para ganar este encuentro. Estos dos equipos se enfrentaron en la primera semana y los Broncos ganaron por 31 a 24 en el mismo escenario. Los Broncos son el cuarto mejor equipo de la liga en cuanto a yardas por aire. Manning lanzó el ovoide para 39 pases de anotación. Además de eso esta el hecho de que la defensiva no permite mucho avance por aire o por tierra y a pesar de la posible ausencia de Brandon Marshall, tienen con que ser fieles a su sistema.

Por el otro lado Andrew Luck no se queda muy atras. El egresado de la Universidad de Stanford es uno de los mariscales más consistentes de la liga. Tras ser aplastado por los Vaqueros en la penúltima semana de la temporada regular el domingo pasado ante Cincinati demostró de que esta hecho. Lanzó para 376 yardas y un touchdown. A lo largo de la campaña estableció el mejor ataque aéreo en la NFL con un promedio de 305.9 yardas por partido. Además en los pies de Adam Vinatieri existe un arma confiable en caso de que sea el veterano de 42 años quien tenga que definir el partido.

Duelo que siempre tiene tintes de importancia tan solo por el hecho de que Manning pasó muchos años gloriosos con el equipo que enfrentará el domingo. Una derrota difícilmente signifique el último partido de Peyton pero si de Vinatieri. Aquí le voy a dar la ventaja a Denver.

DALLAS VS GREEN BAY

Este es el juego estelar de la ronda divisional. Dos de los mejores tres mariscales de campo esta temporada frente a frente en una tundra llamada Lambeau Field. Los empacadores se coronaron campeones del Super Bowl 45 en Dallas y no querrán que los Vaqueros arruinen sus planes de llegar a Arizona. Por el lado de Dallas Tony Romo ha completado el 69.9% de sus pases esta temporada. Ha estado fino cuando había que estarlo incluyendo la segunda mitad del juego de comodín ante Detroit. Las estadísticas colocan al mariscal originario de San Diego, que estudió en Illinois y de origen hispano como el mejor de la temporada, seguido de su próximo rival, Aaron Rodgers. Romo terminó la temporada pasada en la banca por una lesión en la espalda y el apoyo terrestre que le ha dado DaMarco Murray en esta campaña corriendo 1,845 yardas y anotando en 13 ocasiones para un record de la franquicia. También hay manos seguras con DezBryant como receptor abierto. quien tuvo 88 capturas para 1,320 yardas y 16 touchdowns sumando otro record de franquicia. También cuentan con la habilidad de Jason Witten, Terrance Williams y Cole Beasley.

Invictos en casa, Green Bay busca sortear a un hueso duro de roer y tiene con que hacerlo. Su linea defensiva es mejor que la que los visitará el domingo. Permiten menos avances por aire pero son más susceptibles a pagar caro por tierra y esa ha sido el arma letal de los Vaqueros esta temporada. El frío que se espera (-15ºC) puede dolerle más al mariscal de Green Bay pues presenta dolor en la pantorrilla y que puede frenar la movilidad que tenga el domingo. En caso de que Rodgers tenga que salir del partido las cosas no se ven muy bien pues Matt Flynn no tiene anotaciones hasta el momento y el ataque terrestre de Green Bay con Eddie Lacy tampoco es muy prometedor. Si por algún milagro Rodgers se llega a sentir mejor de lo que se pronostica entonces si habrá que preocuparse y mucho en caso de los Vaqueros.

La calidad de Rodgers es la mejor arma de los Empacadores esta semana, si esa arma no esta bien preparada habrá sorpresas en Lambeau. Los Cowboys no han perdido fuera de casa pero en sus últimos tres encuentros contra el rival en turno han salido sin la victoria. La última vez que ambos se enfrentaron en la postemporada (1996) ganaron los Vaqueros y yo pienso que esta vez será igual.

Más Que un Simple Tazón

Cuando llegan las vacaciones decembrinas no todos los estudiantes en Estados Unidos salen de vacaciones. Los basquetbolistas pasan la navidad y el año nuevo tomando ritmo en sus temporadas mientras que jugadores de 72 universidades se disputan el honor de su universidad en uno de los 39 tazones colegiales.

Una de las novedades para este 2014 es el nuevo sistema de playoffs que sustituye al Campeonato Nacional de la BCS. Realmente no hay una manera definitiva de acceder a un tazón. Todo va a depender de los resultados del equipo a lo largo de una temporada, de los rivales contra los que se enfrente, la diferencia en los marcadores, los juegos contra rivales de su conferencia y hasta el mismo prestigio de la escuela y a final de cuentas son votos de confianza los que llevan a un equipo a tener un lugar en un tazón colegial.

Obviamente cuando se deja a votación cualquier proceso existe la polémica. Tal fue el caso este año cuando equipos como Texas Christian University y Baylor University (ambas de Texas), quedaron fuera de los playoffs a pesar de que ambos terminaron con marcas de 11-1. Florida State si fue dado por bueno tras un paso perfecto (13-0) mientras que Alabama, Oregon y Ohio State también accedieron a los playoffs con marca de 12-1.

TCU había hecho los méritos necesarios para pertenecer a ese grupo de cuatro pero el haber hecho ver tan fácil ganarle a equipos como Texas y Iowa State pudo haber sido lo que les cortó las alas a un conjunto que pocas veces se ve tan bien como se vió la temporada que acaba de concluir. Aún así fueron invitados al Tazón de Chick-Fil-A Peach Bowl y barrieron con Ole Miss por 42 a 3.

Baylor también quería comprobar que era digno de haber sido seleccionado al los Playoffs pero sus esperanzas por ganar un tazón se esfumaron a segundos del final. El equipo de Waco, Texas se sentía local jugando en la casa de Jerry Jones (El Estadio de los Vaqueros de Dallas) pues sólo habían viajado cerca de 100 millas para llegar al estadio, mientras que su rival Michigan State llegó de más de 1000 millas de distancia. En el “Tazón del Algodón” también vinieron de muy lejos para arrebatarle el triunfo de las manos a los los osos y ganar por 42 a 41.

Mientras tanto en los playoffs Oregon y Florida State se vieron las caras en el “Tazón de las Rosa” y ahí dos ganadores del trofeo Heisman se vieron las caras. Jameis Winston quien había ganado el trofeo en el 2013 contra Marcus Mariota de Oregon, mariscal que apenas el año pasado lo ganó. En la cancha nada le salió bien a Winston mientras que Mariota estuvo fino cuando había que estarlo para guiar a su equipo al triunfo por 59 a 20.

Alabama que llegó con el mejor ranking a los playoffs no supo mantener el paso casi perfecto ante Ohio State. OSU se repuso a ir perdiendo en el primer cuarto y encontró un ritmo difícil de frenar para la marea de Alabama y a pesar de muchos errores por ambos equipos en los últimos instantes del partido fueron los Buckeyes quienes se llevaron el “AllState Sugar Bowl” y su pase a la gran final contra Oregon el 12 de enero en el AT&T Stadium.

Otros resultados incluyen la victoria de Wisconsin sobre Auburn por 34 a 31 en el Outback Bowl. Notre Dame venciendo a LSU en el Music City Bowl por 31 a 28 mientras que Texas acabó un año para el olvido ante Arkansas perdiendo 31 a 7 en el Advocare V100 Texas Bowl.

Para terminar hay que mencionar que en estos juegos no sólo importa el resultado, ya que se juega el prestigio, la supremacía y la grandeza de una universidad. Al final del día quienes están en la cancha más que un tazón, y eso es lo que hace grande al fútbol americano colegial de Estados Unidos.