Marca Maratónica

Paso de todo en el último fin de semana en cuanto a deportes se refiere. Cambios en la dirigencia de la selección de basquetbol de México, Miguel Layún anotó cuatro goles en el partido del América contra Santos, México gana el Mexican Challenge de Tiro con Arco y como olvidar el final de la carrera del capitán Derek Jeter. Pero en lo personal es el nuevo récord mundial en el maratón el mejor de todos.

El maratón de Berlín es uno de los seis grandes del atletismo mundial. A la par de Boston, Chicago, Nueva York, Londres y Tokio hay algo que sólo ofrece la capital alemana. A finales de septiembre se ha vuelto una costumbre que los mejores maratonistas del mundo se reúnan en Berlín y este año no fue la excepción. Desde el 27 de septiembre del 2008 cuando el etíope Haile Gebrselassie detuvo el cronómetro en 2:03:59, 27 segundos mejor que su marca del año anterior desapareció el mito de que el ser humano no podría bajar de 2:04:00 en la carrera de 42.195 kilómetros. Ese mismo año (2011) en Boston ya se había corrido un maratón más rápido pero el 2:03:02 del ya fallecido Geoffrey Mutai no contó por la altimetría del recorrido y ser un trazado de punto a punto. Pasaron tres años para que en el mismo Berlín con tiempo de 2:03:38 Patrick Makau de Kenya tuviera el honor de ser un plusmarquista. A Wilson Kipsang con 2:03:23 si le valió su tiempo en Berlín para arrebatarle la marca a su compatriota Makau. Ya este pasado domingo fue Dennis Kimetto quien escribió su nombre con letras doradas en la historia del maratón al vencer a todos los que en la historia de la distancia han completado un maratón para terminar con 2:02:57.

Kimetto a sus 30 años admira mucho a Gebrasaille y entrena con Mutai así que no es un desconocido a poner su nombre junto a los grandes. Su debut en el medio maratón se dió en Nairobi y lo ganó con tiempo de 1:01:30. Poco después en las calles de la ciudad que le sienta mejor (Berlín) terminó la distancia en 59:14. Seguido por un segundo lugar en el maratón de la misma localidad en el 2012. Su victoria de consolidación en la élite del atletismo se dió en el maratón de Chicago con un tiempo de 2:03:45, poco después de haber ganado el maratón de Tokio.

Su primera lesión en cuatro años como atleta profesional lo alejó de competir en el maratón de Boston. Sin embargo no tardó en sanar la herida (en el chamorro) y pudo prepararse para su cita con la historia en las calles de donde el mundo del atletismo lo puede considerar el hijo predilecto. Regresó a Berlín y en su mente no solo estaba ganar la prueba, sino imponer un nuevo récord mundial. Con 15 grados centígrados el día de la carrera y poco viento las condiciones eran idóneas para lograr la hazaña. Desde el pistolazo de salida comenzó la magia.

Sus primeros 10 kilómetros pasaron en 29:24 y las cosas apenas se iban calentando. Llegó con un contingente grande a la marca del medio maratón 1:01:45 y era considerado como lento. A los 25 kilómetros se quedaron atrás atletas de talla como Geoffrey Kamworor y Tsegaye Kebede y cinco kilómetros después se desprendieron de los conejos para que dos kenianos y un etiope se pelearan el título del evento. Cuando parecía que iban a aflojar el paso ocurrió todo lo contrario y empezaron a promediar 2:47 por kilómetro. A cuatro kilómetros del final Kimetto apretó el paso para ya no voltear y quitarse la espina del segundo lugar años atrás. Llegando a la Puerta de Brandenburgo sólo quedaban 400 metros (los cuales promedió a 69.93) y sólo quedaba la expectativa de conocer por cuanto se iba a llevar el récord mundial.

kimetto record1

Acabó la prueba y Kimetto terminó con otro mito más al ser el primer ser humano en romper las dos horas y tres minutos. Su tiempo de 2:02:57 comprobó que muy probablemente en un futuro no muy lejano podamos ver a alguien y tal vez al mismo Kimetto romper la marca de las dos horas. Lo complicado del caso es bajar el ritmo promedio que de por si ya es vertiginoso. El keniano sabe poco inglés para conceder entrevistas, pero con que sus piernas hablen al hombre le alcanza.

Tan solo saldrá de Berlín con $64,000 (dls) por ganar el maratón, $38,068 por bajar de 2:04:00 y para rematar sumenle $63,447.00 por tener la mejor marca del mundo mundial.

Video del cierre de Kimetto

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s